Instituto de Educación Secundaria Ciudad Jardín en Badajoz

2006

Instituto de Educación Secundaria Ciudad Jardín en Badajoz
Estudio

AyE Partners | Arquitectura

C/ Balmes 4 local dcha.

28010 Madrid

La génesis surge desde el entendimiento del proyecto como una búsqueda de respuestas a todas las escalas que el programa plantea y a las particularidades del emplazamiento.

El Instituto se ubica en una situación urbana a media ladera entre el arroyo Calamón y el hospital Materno Infantil de Badajoz, en un barrio de nuevo crecimiento y aún en búsqueda de su redefinición urbana tras la Riada acontecida en 1997. El Solar salva una diferencia de cota de más de cinco metros entre dos calles paralelas sensiblemente horizontales, calle Retama y calle Jacinto. Estas dos cotas determinan los dos niveles que configuran las respuestas del proyecto.

Dos niveles desarrollados cada uno bajo su singularidad topológica y bajo un entendimiento constructivo específico. Determinándose ambos como una respuesta espacial única y coherente en la que el diálogo del conjunto subraya cada una de las dos identidades y configura sus relaciones interiores y exteriores, así como su ubicación en el entorno.

Ambos niveles se relacionan en una franja de acceso Este-Oeste mediante una secuencia de espacios exteriores y vaciados interiores articulados por graderíos como áreas de relación y recreo en continuidad. Secuencia que en su desarrollo da lugar a la vertebración espacial y funcional de la totalidad del proyecto. Al final de esta franja: el gimnasio, vinculado a las pistas deportivas exteriores. Gimnasio, patios y espacio de relación principal aparecen como únicos usos que abarcan ambos niveles.

Cada uno de los aularios superiores o zona de profesores se vincula a un color, así rojo, azul, verde y naranja se vinculan al orden y entendimiento de la conformación de este damero espacial y se anuncian al exterior como guiño silencioso de su orden interno.

En definitiva el proyecto propone la conformación de una respuesta  desde su concepción como Sistema. Y hacerlo desde la flexibilidad de un entramado capaz de reconfigurarse y crecer, capaz también de entender el lugar. Hacer del programa una herramienta más para la generación del espacio. Entender la escala de un barrio en transición y todas las escalas que demanda un edificio para el aprendizaje. Dar una respuesta espacial a la formación insertándola en el medio.