Auditorio de Lugo

2016

Auditorio de Lugo

El Auditorio, tiene una poderosa condición topográfica entre dos niveles: el nivel urbano de la avenida y el superior de los jardines, con siete metros entre ambos. Esta condición permite utilizar la topografía a favor del proyecto y minimiza la necesaria altura de la torre escénica, configurando un perfil urbano continuo hacia la ciudad y permitiendo disponer un jardín elevado de acceso al Auditorio, orientado a naciente, antesala verde y silenciosa del edificio. En el interior lineal, articulado con una fachada mirador, se disponen dos salas, de 900 y 300 plazas, apoyadas sobre el perfil natural del terreno con una única pendiente, incorporando la visión de los jardines y la luz natural al fondo de los graderíos. La galería, una veces traslúcida y otras transparente, confiere al edificio un carácter luminoso y construye la cara más urbana del Auditorio que hacia el jardín ofrece una silueta fragmentada que apenas sobresale de la copa de los árboles.