REHABILITACIÓN: ESPACIOS RECONVERTIDOS

Vivir en un antiguo almacén

En ocasiones nos sorprende la versatilidad de ciertos espacios, es el caso de este antiguo almacén en Düsseldorf en Alemania. Se han integrado y puesto en valor los muros de la estructura histórica en la composición moderna haciéndolos partícipes de la vivienda.

Vivir en un antiguo almacénDe almacén a loft. Estudio AABE © Fotos Jean Luc LALOUX

Share This

  • linkedin
  • google+

En ocasiones nos sorprende la versatilidad de ciertos espacios, es el caso de este antiguo almacén en Düsseldorf en Alemania. Se han integrado y puesto en valor los muros de la estructura histórica en la composición moderna haciéndolos partícipes de la vivienda.

La rehabilitación fue supervisada de cerca por las autoridades administrativas ya que esta antigua fábrica en el centro de la ciudad sobrevivió casi milagrosamente a los bombardeos durante la Segunda Guerra Mundial.

La vieja estructura de ladrillo se muestra tras la nueva fachada acristalada totalmente independiente de ésta. La historia de la ciudad queda reflejada en los paneles de vidrio que le recuerdan la herencia constructiva. El edificio está protegido frente a los elementos y cumple con los requerimientos de rendimiento energético.

El proyecto realizado por el estudio AABE Atelier d’Architecture Bruno Erpicum and Partners abre ingeniosamente el garaje y el gimnasio al exterior. Las estancias vuelcan al “patio de día”. Los muebles diseñados por el propio arquitecto, Bruno Erpicum, lacados en blanco brillo reflejan la estructura haciéndola todavía más protagonista.

La intervención destaca la mampostería existente que sostiene el forjado de losas de hormigón, los muros de ladrillo se muestran desnudos con sus imperfecciones, desgastados por el paso del tiempo.

Una amplia “caja blanca” que se construye exenta a la estructura del antiguo almacén alberga el dormitorio principal, se Ilumina mediante luz cenital que resbala por los muros de mampostería circundantes. Ésta proviene del “patio de noche” que se construye eliminando la zona de cubierta alrededor del borde de la habitación. Así la luz se convierte en un material más de proyecto ensalzando la historia del edificio. Las paredes en esta estancia son perfectamente lisas, mientras que la zona de baño anexa está envuelta por los muros rugosos existentes.

La sala de estar se dispone en un amplio espacio entre las pilastras existentes. La cocina ocupa la zona de paso junto al estar tras las pilastras. Para componer el baño, la ducha y el lavabo se emplearon piezas de hormigón en bruto. Completa la composición el techo estrellado que se coloca sobre la bañera turca.

© Fotos Jean Luc LALOUX

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.