ARQUITECTURA SOSTENIBLE

Viviendas de barro Musgum en Camerún

Aprovechando los materiales de que disponían en la zona, la Comunidad Musgum, Mousgoum, ha construido sus casas, cúpulas independientes de arcilla llamadas “Tolek” en lengua autóctona, ejemplo de arquitectura sostenible en la frontera entre el norte de Camerún y Chad.

Viviendas de barro Musgum en CamerúnFotos: © Cité des science et de l'industrie, Paris / © Carsten ten Brink vía Flickr

Share This

  • linkedin
  • google+

Aprovechando los materiales de que disponían en la zona, la Comunidad Musgum, Mousgoum, ha construido sus casas, cúpulas independientes de arcilla llamadas “Tolek” en lengua autóctona, ejemplo de arquitectura sostenible en la frontera entre el norte de Camerún y Chad.

Se conocen en Occidente desde la década de 1850 que fue cuando el explorador alemán Heinrich Barth viajó al norte y centro de África.

Se pensaba que habían ido desapareciendo como consecuencia de la combinación de distintos factores como el trabajo forzado bajo el colonialismo francés en 1930, la emigración, los cambios en la estructura de la sociedad, la enfermedad y la muerte. Fue el turismo el que dinamizó su vuelta a la popularidad recuperando las viviendas desde 1990.

Las viviendas Musgum, siguiendo el modelo vernáculo, se disponen de manera tal que la unidad del patriarca ocupe el lugar más importante y las unidades de los demás miembros de la familia se ubiquen a su alrededor. Se agrupan en un círculo de hasta quince chozas. El muro que las abraza indica que todas pertenecen a la misma familia. No todas tienen el mismo tamaño, este varía según la función que van a albergar. El espacio entre cabañas también es importante, se zonifica para uso del ganado, para juegos infantiles o para el consejo familiar.

Adoptan un forma similar a una gran concha con relieves geométricos en el exterior, en ellas destaca la puerta enmarcada que claramente marca el acceso. Su construcción es muy sólida pese a que carece de cimentación. En la base el muro es más grueso que en la parte superior, este ensanchamiento gradual de la sección hasta su base mejora su estabilidad. Se deja en la cumbre una abertura  que permite la circulación de aire. Estos muros gruesos de tierra no sólo mantienen la vivienda fresca sino que también liberan niveles bajos de CO2.

Los relieves exteriores dotan de individualidad a las cabañas además de funcionar como drenante de sus fachadas. Estas estructuras necesitan frecuente mantenimiento de su recubrimiento, siendo estos relieves de ayuda para ascender a la parte superior.

Las viviendas Musgum se encuentran en las llanuras de Camerún y en algunas zonas de Chad donde la madera y la piedra son difícilmente disponibles. Es por ello que la tierra arcillosa del lugar, que no requiere molde ni encofrado, es idónea. Sólo los constructores conocen la elección del terreno adecuado, su preparación y la dosificación de agua. Pese a ser un proceso constructivo relativamente lento, hasta seis meses para completar una vivienda, presenta la ventaja de utilizar un número mínimo de herramientas y de mano de obra, aunque ésta debe ser altamente cualificada.                                                   

Gran parte de este conocimiento se perdió en los últimos años eclipsado por el “desarrollo moderno”. Ahora parece que el fomento del turismo ha propiciado que se retomen estos modelos sostenibles de nuevo.

© Fotos: © Cité des science et de l'industrie, Paris / © Carsten ten Brink via Flickr

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.