ARQUITECTURA SOSTENIBLE

Villa Slow, arquitectura contemporánea y sostenible con aires de cabaña pasiega. Laura Álvarez Architecture.

Villa Slow es una pequeña vivienda vacacional de 2 dormitorios diseñada por Laura Álvarez Architecture, situada en la cima de una colina del parque natural de Valles Pasiegos, donde reinterpreta la tipología tradicional cántabra de cabaña pasiega.

Villa Slow, arquitectura contemporánea y sostenible con aires de cabaña pasiega. Laura Álvarez Architecture.Villa Slow, arquitectura contemporánea y sostenible con aires de cabaña pasiega. Laura Álvarez Architecture.

Share This

  • linkedin
  • google+

Villa Slow es una pequeña vivienda vacacional de 2 dormitorios diseñada por Laura Álvarez Architecture, situada en la cima de una colina del parque natural de Valles Pasiegos, donde reinterpreta la tipología tradicional cántabra de cabaña pasiega.

arquitectura_villa slow_entorno

Se trata de una vivienda contemporánea construida con materiales y técnicas vernáculas, que ocupa la planta de una antigua ruina, en un lugar privilegiado que permite disfrutar de las hermosas vistas del valle y las montañas.

arquitectura_villa slow_ruina

arquitectura_villa slow_ruina

El esquema de la vivienda es muy sencillo. El acceso se produce por uno de los testeros, donde únicamente se abre la puerta principal de la vivienda, junto al cual se disponen espacios de servicio que no requieren ventilación ni iluminación natural, permaneciendo el resto totalmente ciego.

arquitectura_villa slow_plantas

arquitectura_villa slow_acceso

Una vez en el interior nos encontramos rápidamente con el salón-comedor-cocina, un espacio amplio y diáfano que ocupa el centro neurálgico de la casa, albergando la zona de día, inundado de luz natural gracias a dos grandes ventanales de corte panorámico que se abren en sendas fachadas norte y sur, proporcionando vistas de la naturaleza circundante en ambas direcciones.

arquitectura_villa slow_acceso

arquitectura_villa slow_salón

arquitectura_villa slow_salón

arquitectura_villa slow_cocina

El espacio interior se extiende hacia el exterior gracias a la disposición de una terraza tanto junto a la fachada sur como a la norte, que permite disfrutar del aire libre y del contacto directo con la naturaleza.

arquitectura_villa slow_terraza

arquitectura_villa slow_terraza

arquitectura_villa slow_terraza

arquitectura_villa slow_terraza

El extremo este de la vivienda queda ocupado por dos dormitorios simétricos, precedidos por un núcleo húmedo donde se disponen 2 baños que dan servicio y privacidad a cada una de las habitaciones.

arquitectura_villa slow_dormitorios

arquitectura_villa slow_dormitorios

Los dormitorios cuentan con dos grandes ventanas orientadas al este, disfrutando de la orientación idónea para estas estancias.

arquitectura_villa slow_dormitorios

Una de las singularidades de los dormitorios es el aprovechamiento del espacio bajo cubierta creando una especie de buhardilla en la parte superior del núcleo húmedo, iluminada por un lucernario situado en la cubierta a dos aguas, proporcionando un acogedor retiro donde disfrutar del descanso, la lectura o incluso alojar a los invitados de la familia, un espacio donde dormir.

arquitectura_villa slow_dormitorios

El acceso se realiza por escalerillas de mano situadas junto a los armarios empotrados.

arquitectura_villa slow_dormitorios

Una sencilla red ejerce de elemento de protección, materializando un antepecho que no supone una barrera visual, pasando totalmente desapercibida.

La materialidad de la vivienda destaca tanto por la apuesta por la sostenibilidad, con una gran cantidad de materiales reutilizados de la antigua construcción, así como de origen local, como por los contrastes creados entre lo tradicional y lo moderno, las texturas, los colores, etc.

En el exterior la piedra es la gran protagonista, constituyendo los cerramientos de mampostería y la cubierta de pizarra.

arquitectura_villa slow_fachada

También la madera está presente en la carpintería de las puertas, ventanas y contraventanas. Estas últimas cuentan con una potente estructura metálica.  

arquitectura_villa slow_fachada

arquitectura_villa slow_fachada

arquitectura_villa slow_fachada

arquitectura_villa slow_fachada

El interior contrasta con estas texturas rugosas exteriores disponiendo paramentos lisos, blancos, donde resalta la madera del tablero y los pares de la cubierta, y algunos elementos del mobiliario, como los muebles de la cocina  y el baño, la chimenea, etc., construidos con castaño.

arquitectura_villa slow_madera int

Otros muebles también tienen la madera como material protagonista, como la mesa de roble de la cocina.

arquitectura_villa slow_muebles

La combinación de mobiliario clásico y moderno otorga un ambiente contemporáneo a la par que acogedor al interior de la vivienda.

arquitectura_villa slow_interior

El respeto por el medio ambiente es otro de los valores destacables de la arquitectura de la Villa Slow. Los muros de cerramiento tienen una gran inercia térmica, y las ventanas cuentas con acristalamiento de alta eficiencia, además de disponer de contraventanas que las protegen de la incidencia directa del sol durante la época estival.

La climatización interior se basa en una bomba de aire capaz de producir 5 veces más energía de la que consume, permitiendo calificar la casa como vivienda de consumo nulo.

Imágenes: David Montero

http://lauraalvarez.eu/gallery/villa-slow-holiday-retreat-es/

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.