CIUDADES Y URBANISMO

Valencia y su puerto: la hora de la verdad

El puerto de Valencia se juega su futuro. La ciudad, con absoluta dependencia económica y social de su infraestructura portuaria, también se la juega.

Valencia y su puerto: la hora de la verdadFotografía:Juan Andes Martinez

Share This

  • linkedin
  • google+

El puerto de Valencia se juega su futuro. La ciudad, con absoluta dependencia económica y social de su infraestructura portuaria, también se la juega.

Y es que la posibilidad de que el puerto de Valencia sea el punto de entrada de las mercancías asiáticas a Europa, formando parte esencial de las rutas marítimas Asia-Europa-América, que pasan por el estrecho de Gibraltar, depende de su capacidad para distribuir por tierra las mercancías que recibe. Para ello el ferrocarril es fundamental.

Valencia está en un lugar idóneo  para ser el principal  puerto del sur de la Unión Europea. El transporte marítimo es reacio a subir hasta el llamado tridente (Barcelona, Génova, Marsella) y prefiere descargar en  puertos más meridionales. Estas rutas, que incluyen nada menos que el comercio con Oriente,  son fundamentales  para la economía del Continente. Por eso, vamos a depender  cada vez más de nuestros  puertos.

Valencia Ejes Internacionales Transporte

La rivalidad directa del puerto valenciano es sin duda el puerto de Barcelona, que a pesar de estar situado más a l norte, tiene ya resuelta esas conexiones terrestres.

No es difícil deducir que cualquier rotura en la cadena de enlaces terrestres entre Valencia y Francia es letal para la economía de esta ciudad, y beneficia enormemente a los puertos del norte. Sin esas conexiones, el puerto valenciano dejará de ser competitivo y entrará en una lenta decadencia.

Los dos corredores de transporte ferroviario, que se está planteando España, son igual de fundamentales para el puerto de Valencia: El Corredor mediterráneo y el Corredor central.

La miopía de algunos sectores empresariales valencianos, o tal vez la manipulación provocada por extraños intereses navieros,  está haciendo que en la ciudad del Turia, se apueste exclusivamente por el Corredor mediterráneo, cuando ambos trayectos son importantes para el puerto valenciano.

Valencia Ejes Internacionales Transporte

Es fundamental, desde luego, que se solucione la quiebra del Corredor Mediterráneo,  tanto para el tráfico de viajeros, completando en AVE el tramo Castellón-Tarragona, como  para el de mercancías en ancho europeo. No es difícil imaginar, que una vez que el Corredor Mediterráneo de mercancías llegue al puerto de Tarragona, se intentará por todos los medios bloquear su continuidad hacia Valencia. Tendría entonces la ciudad del Turia cortadas sus conexiones hacia el Norte, tanto para viajeros con el Ave, como las mercancías. Sería su ruina.

Pero ese Corredor  Mediterráneo  es complementario, como veremos, con el Corredor Central que nace en Algeciras y atraviesa la península ibérica por Madrid y Zaragoza, hasta llegar al pirineo cerca de Somport. Por lo tanto, este corredor ferroviario, a medio plazo, tendrá que solucionar el paso por el pirineo central mediante un nuevo túnel de baja cota.

España debe de solucionar la conexión a Francia por el Pirineo Central. No podemos depender solamente de los pasos catalán y vasco, absolutamente congestionados ya por el tráfico de viajeros.

La conexión de Valencia con el Eje Central a través del ferrocarril Teruel-Zaragoza y su enlace con las magníficas instalaciones logísticas de la capital aragonesa  van a ser centrales en todo el tráfico inter modal de mercancías hacia Europa.

Valencia con esa conexión se garantiza varias cosas:                                                                       

Por un lado la culminación del Eje Mediterráneo-Cantábrico,  Puerto de Valencia-Puerto de Bilbao.

Pero también la salida de mercancías por el Pirineo Central, ahora por Canfranc , y a medio plazo por el túnel de baja cota de Vignemale en Biescas. Este túnel es apoyado,  no solo por Aragón, sino también  por Aquitania y los gobiernos español y francés.

Valencia quedaría unida con Paris (por Zaragoza y el Pirineo central)  con un ahorro de 250 kilómetros respecto a la ruta por el Corredor Mediterráneo a través de Barcelona y Lyon.

Además, sería muy importante mejorar la conexión ferroviaria del puerto de Valencia con Madrid y Lisboa.

Una vez que se construya, en ancho europeo, el ferrocarril Valencia-Teruel- Zaragoza, podría crearse la conexión entre Teruel y Madrid por Cuenca,  generando por fin, un ferrocarril directo de mercancías entre la capital de España y su puerto natural.

Teruel, entonces, se convertiría en un centro ferroviario de primera magnitud, y se solucionaría una quiebra histórica que ha perjudicado enormemente la economía española, que es la falta de enlace apropiado entre el interior del país y su puerto principal.

 

Claudio Gómez PerrettaClaudio Gómez Perretta, 

Doctor Ingeniero de caminos canales y puertos.

Autor del Plan Sur de Valencia

Experto en Ordenación del Territorio e infraestructuras. 

Asesor de Arquitecturayempresa.

 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.