ARQUITECTURA Y TRANSPORTE

Una sola obra “en dos actos”: Teleférico de Gaia en Oporto, de Menos é Mais Arquitectos

Los condicionantes del entorno próximo para cada uno de los edificios, superior e inferior, determinan las soluciones tanto formales como materiales.

Una sola obra “en dos actos”: Teleférico de Gaia en Oporto, de Menos é Mais ArquitectosTeleférico de Gaia en Oporto. Menos é Mais Arquitectos. Montaje

Share This

  • linkedin
  • google+

Los condicionantes del entorno próximo para cada uno de los edificios, superior e inferior, determinan las soluciones tanto formales como materiales.

Francisco Vieira de Campos y Cristina Guedes, de Menos é Mais Arquitectos, son los responsables de esta actuación que, además de la gran complejidad tecnológica propia de un teleférico, ha supuesto un desafío al tener que enfrentarse a un paisaje tan valioso como el nuevo eje entre Serra do Pilar y Casi de Gaia, a orillas del río Duero.

El proyecto combina los requerimientos derivados de las exigencias técnicas con el deseo de causar un impacto mínimo en el lugar. En este sentido, los autores investigan el diálogo entre la creación de un nuevo eje urbano –axial, funcional y visual–, caracterizado por la introducción de una fuerte alteración en el paisaje, y el tejido urbano existente.

 

 

La acertada propuesta de esta tipología para la ciudad con un enfoque lúdico y funcional, tuvo en cuenta la dinámica de la población local y el turismo, conectando las bodegas de vino de Oporto, con un fuerte componente de la restauración, y el marginal del metro y de la Sierra Pilar, situado en la parte elevada y con conexión directa al centro de Oporto.

Estación Alta

La estación alta, la estación motriz del teleférico, se esconde en el muro existente y pretende ser neutra y abstracta, sin lenguaje, casi intemporal. El proyecto concilia la ortogonalidad del caserío con la oblicuidad del eje del teleférico al contraponer el carácter monumental de la construcción en la escarpa con la escala doméstica de las residencias adyacentes. Se accede a la cota alta a partir de rampas y escaleras que llevan a la cubierta-mirador desde la que se disfruta del lugar y de la vista sobre Oporto.

Estación Baja

La implantación del edificio de la estación baja en la margen del río Duero destaca el uso público del espacio mejorando su accesibilidad, a lo que también contribuye la pieza elevada que constituye la plataforma de embarque: la estación del teleférico. El concepto arquitectónico de esta segunda estación reside, según los arquitectos, en una estructura simple y práctica inspirada en el esqueleto de un barco: un esqueleto de acero con perfiles verticales de aluminio suspendidos sobre una estructura central –quilla‑ de hormigón.

La colocación de dos escaleras abatibles y suspendidas hacen que el edificio quede aislado cuando esté fuera de servicio, sin necesidad de recurrir a vallas pero garantizando la seguridad del espacio.

La forma arquitectónica surge con objeto de enfatizar la direccionalidad propia de este tipo de equipamientos, donde el eje inmaterial –el del movimiento a lo largo del recorrido en cable– coincide con el eje físico y estructural del edificio, que incorpora los postes de la estación. El eje estructural de soporte de los edificios es también un eje funcional –ya que concentra diferentes equipamientos de apoyo al funcionamiento del teleférico ‑taquillas, punto de información, lavabos, kioscos– mientras la plataforma de embarque surge elevada.

Estación Alta. Planos.

Estación Baja. Planos.

Fotografía: Alberto Plácido

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.