Sobre la arquitectura, la burbuja y la salida de la crisis

Una nueva revista de Arquitectura

Desde Perretta Arquitectura presentamos hoy a nuestros lectores una nueva revista de arquitectura. Nuestro objetivo es ambicioso. Queremos que nuestras páginas interesen por igual a nuestros compañeros profesionales, a las empresas del sector y a un público más amplio.

Una nueva revista de ArquitecturaUna nueva revista de Arquitectura

Share This

  • linkedin
  • google+

Desde Perretta Arquitectura presentamos hoy a nuestros lectores una nueva revista de arquitectura. Nuestro objetivo es ambicioso. Queremos que nuestras páginas interesen por igual a nuestros compañeros profesionales, a las empresas del sector y a un público más amplio.

Queremos, por lo tanto, ir más allá de la típica revista de arquitectos para arquitectos, y por supuesto, de las páginas empresariales que acaban siendo un mero directorio de productos y fabricantes.

Nacemos, pues, con la pretensión de servir de puente informativo entre las tres patas de este sector: los arquitectos, las empresas y finalmente, los clientes. Salimos a la luz de la mano de nuestra matriz: INFOCIF, un medio digital que se está haciendo indispensable para todos aquellos que deseen estar informados en el complejo mundo de la empresa, los negocios y el emprendimiento.

Julio Gomez Perretta Arquitecto

Parece, según los buenos augurios que nos adelantan los expertos en prospectiva, que España va dejando atrás, poco a poco, lo más duro de la terrible crisis económica.Nuestro sector venía siendo  el refugio, desde los años noventa, de todos aquellos empresarios e inversores expulsados de otros sectores productivos, afectados por la baja productividad y los altos costes, que hacían imposible competir con los países emergentes.

Somos muchos los que sostenemos que la burbuja inmobiliaria no fue la causa de la crisis sino la consecuencia del deterioro de otros sectores, incapaces de abrirse camino en un mundo cada vez más globalizado.

Explotada la burbuja, nos quedamos sin nada.Han sido años muy difíciles, de los que vamos saliendo de la única forma posible, ganando competitividad, y eso supone controlar los gastos, aumentar la productividad y fomentar, tanto la innovación como las redes comerciales en el exterior.

Ahora, el mundo de la empresa pide al gobierno que se racionalice el gasto público, que los recursos que ponemos en manos de la Administración no se derrochen sosteniendo un Estado caótico y multiforme.Nuestro sector ya nunca será lo que ha sido. 

Europa tiene un gravísimo problema demográfico. Hemos postergado la paternidad y la hemos colocado en la escala de prioridades por detrás de otros muchos afanes. No queremos sacrificar por ella nuestro nivel de vida. Las consecuencias de esta decisión colectiva nos irán golpeando en el próximo futuro. Una de ellas es que ya no vamos a necesitar un ritmo tan frenético en la construcción de viviendas, ni la Administración va a disponer de recursos suficientes para promover tanta obra pública.

Pero eso no significa que no podamos mantenernos e incluso crecer. Seguirán viniendo cada vez más extranjeros, deseosos de vivir en un país tan atractivo. Necesitaremos también impulsar la renovación y rehabilitación de nuestro parque inmobiliario. La segunda residencia seguirá tirando también del sector y la Administración pública volverá a invertir cuando consiga equilibrar sus cuentas.

Por último, debemos de comprender todos, arquitectos y empresarios, que nuestros límites ya no coinciden con las fronteras de nuestro país, que nuestro nuevo marco es global y que debemos de estar suficientemente preparados para competir por ahí fuera.

Y  para poder hacerlo hemos de entender que los nuevos tiempos exigen que sepamos proyectar nuestro trabajo al exterior, utilizando para ello las herramientas que la nueva era digital pone a nuestro alcance. Solo los profesionales que sepan desenvolverse en ese mundo saldrán adelante. Este es el contexto en el que nace nuestra revista, un momento nuevo e ilusionante, que tenemos que encarar con renovada energía.

Arquitectura y empresa

 Y en ese contexto, ARQUITECTURA Y EMPRESA se pone al servicio de esos objetivos, con el ánimo de ser una herramienta informativa de primer orden y un foro de encuentro  entre profesionales, empresas y  clientes.

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.