ACTUALIDAD

Una gema arquitectónica sudafricana: The MARC de Boogertman and Partners

En el corazón financiero de Johannesburgo, el estudio Boogertman and Partners ha diseñado una edificación comercial donde sobresale el perfil y la materialidad de una de sus torres, cuyo caparazón, dorado y negro, la asemeja a una gema o a una joya.

Una gema arquitectónica sudafricana: The MARC de Boogertman and PartnersUna gema arquitectónica sudafricana: The MARC de Boogertman and Partners

Share This

  • linkedin
  • google+

En el corazón financiero de Johannesburgo, el estudio Boogertman and Partners ha diseñado una edificación comercial donde sobresale el perfil y la materialidad de una de sus torres, cuyo caparazón, dorado y negro, la asemeja a una gema o a una joya.

En Sandton (Johannesburgo), el estudio sudafricano Boogertman and Partners con sede en esa misma ciudad y oficinas en Ciudad de Cabo, Durban, Pretoria o Kenia, ha construido uno de los nuevos hitos del distrito financiero, el complejo The MARC (Maude and Rivonia Corner), en el solar que anteriormente ocupaba el centro comercial Village Walk.

Se trata de una edificación híbrida que acoge un amplio programa comercial junto a numerosas oficinas. Sobre un basamento, donde se desarrollan dos plantas de tiendas, cafeterías y un gimnasio, se levantan dos torres. Una de ellas, con 17 plantas de altura, angular y algo retranqueada, está ocupada por la firma ENSA.

La segunda torre, algo menor, con 12 plantas de altura y forma ovalada, se ha convertido en uno de los reclamos visuales del conjunto. Recubierta de paneles triangulares dorados y negros, su forma contrasta dentro del skyline del distrito, asemejándose a una gema, un ojo de tigre de talla en cabujón.

El basamento se hace permeable al flujo peatonal, favoreciendo la conexión entre los espacios comerciales y las calles que los circundan. El desnivel entre los extremos de la parcela se salva con una generosa escalera, haciendo accesible el corazón de la intervención.

La apropiación del espacio público por parte de los restaurantes y cafeterías, la inclusión de mobiliario, zonas verdes, pavimentos blandos y obras de arte, pretenden hacer más agradable el entorno urbano y mejorar la experiencia del visitante.

El interior del área comercial evita en todo momento los tópicos negativos de los centros comerciales habituales. Para ello, se plantean techos completamente acristalados que permiten una conexión visual con las edificaciones próximas, igualando la sensación a estar caminado por el exterior.

El carácter permeable que se ha querido dar a la edificación ha sido la premisa que también se ha planteado para el diseño de los comercios minoristas. Evitando los espacios cerrados y sin conexión con las galerías comerciales, así como, el desorden de frentes, escaparates y cartelería, los cierres de las tiendas son paños acristalados de suelo a techo.

Se obliga, de esta manera, a concretar una imagen limpia y, en cierta forma, unitaria. Los cerramientos de vidrio se curvan, de manera expresiva, en las esquinas, reforzando el fluir y el deambular de los usuarios.

En el interior luminoso, predominan los tonos blancos, con elementos y superficies contrastantes de color negro, así como bancos, pavimentos y revestimientos de listones de madera.

En una combinación de diferentes materiales, la intervención se homogeneiza gracias al uso recurrente del blanco, el negro y el tono cálido de la madera, que se alternan como acabado de las diferentes superficies.

En un guiño a la materialidad de la gema exterior, ciertos elementos se revisten de paneles triangulares dorados, unificando la imagen exterior de la edificación con su interior cristalino.

La intervención planteada por el estudio Boogertman and Partners consigue de una manera aparentemente sencilla, pero efectiva, concretar un identidad visual claramente distinguible dentro del distrito financiero de Johannesburgo.

Frente a la imagen más uniforme de las edificaciones próximas, frente a la ortogonalidad y sobriedad de los muros cortina de los edificios de oficinas, la forma ovalada y la piel facetada de la torre comercial destacan por la combinación de color, dándole un aspecto preciosista. Apodada como la “joya”, las torres de oficinas que la acompañan parecen convertirse en el “joyero” que la protege.

Fotografías de Adam Letch

Boogertman and Partners

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.