ARQUITECTURA EMBLEMÁTICA

Un lugar de encuentro comunitario, “Casa da Severa”

Paseando por las calles del barrio de Mouraira en Lisboa nos encontramos rincones que cuentan historias y plazas que cantan fados. Esto ocurre en la plaza Largo Severa en Lisboa en la que se emplaza la “Casa da Severa”, una antigua vivienda que se ha convertido en centro cultural y de divulgación del fado en la ciudad.

Un lugar de encuentro comunitario, “Casa da Severa”"Casa da Severa", Lisboa. José Adrião Arquitectos. © Fotos Hugo Santos Silva

Share This

  • linkedin
  • google+

Paseando por las calles del barrio de Mouraira en Lisboa nos encontramos rincones que cuentan historias y plazas que cantan fados. Esto ocurre en la plaza Largo Severa en Lisboa en la que se emplaza la “Casa da Severa”, una antigua vivienda que se ha convertido en centro cultural y de divulgación del fado en la ciudad.


El Ayuntamiento de Lisboa decidió intervenir mediante delicadas actuaciones puntuales en pequeñas piezas urbanas en el barrio de Mouraira, altamente degradado, conectándolas entre sí a través de vacíos urbanos con el propósito de limpiar y oxigenar el barrio. Cuando es posible, adquieren edificaciones en puntos estratégicos para convertirlas en equipamiento social, y de esta manera ir regenerando el lugar.





La “Casa da Severa” es una de estas actuaciones, fruto de la estrecha colaboración entre el Ayuntamiento y los propios arquitectos, el estudio José Adrião Arquitectos, que con pocos recursos, han convertido un pequeño edificio de apartamentos mínimos en mal estado de conservación en un lugar de encuentro comunitario.





La construcción original contaba con tres plantas y un sótano, sumando un total de seis apartamentos independientes. El paso del tiempo, las sucesivas transformaciones y las compartimentaciones interiores sufridas a lo largo de los años habían derivado en una serie de problemas estructurales, que unidos a unas inexistentes condiciones sanitarias y unos espacios útiles muy reducidos hacían inviable su reacondicionamiento para uso residencial.





La fachada fue preservada, dada su fuerte y simbólica presencia en el tejido urbano, sin embargo todo el interior fue vaciado para albergar su nueva función cultural.



El edificio se ubica frente a una plaza, desde ésta se accede directamente a la cafetería restaurante a través de una escalera exterior que actúa como prolongación del espacio público. Dadas las reducidas dimensiones interiores ésta se convierte en palco abierto a la plaza y a la ciudad y en escenario de “fado” al aire libre, frecuentemente.





En la sala principal se aprovecha al máximo la volumetría obtenida tras el vaciado de las plantas antiguas, contando con 6,50 metros de altura libre. Uno de los muros interiores se ha preparado para la proyección de imágenes y vídeos. En la planta baja se dispone el área técnica, cocina, baño y trastero. Se instala también un ascensor para hacer accesibles todas las estancias públicas del centro.





© Fotos Hugo Santos Silva



© Planos José Adrião Arquitectos

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.