REHABILITACIÓN: ESPACIOS RECONVERTIDOS

Un Auditorio con Historia: Sant Francesc de Santpedor

En ocasiones resulta difícil establecer criterios adecuados para afrontar la restauración de edificios emblemáticos y habilitarlos para nuevos usos. En este proyecto el arquitecto David Closes decidió preservar el legado histórico de la Iglesia de Sant Francesc adicionando nuevos elementos que otorgasen nuevo valor contemporáneo.

Un Auditorio con Historia: Sant Francesc de SantpedorIglesia del "Convent de Santpedor", David Closes

Share This

  • linkedin
  • google+

En ocasiones resulta difícil establecer criterios adecuados para afrontar la restauración de edificios emblemáticos y habilitarlos para nuevos usos. En este proyecto el arquitecto David Closes decidió preservar el legado histórico de la Iglesia de Sant Francesc adicionando nuevos elementos que otorgasen nuevo valor contemporáneo.


El Convento de Sant Francesc, en el municipio barcelonés de Santpedor, se construyó en el siglo XVIII, entre 1721 y 1729. En 1732 se inauguró la Iglesia Conventual. En el año 1835 el Convento fue saqueado, a partir de este momento, y tras el abandono del mismo, comienza a deteriorarse progresivamente el edificio. No obstante la Iglesia mantuvo su culto hasta 1936. Finalmente en el año 2000 el Ayuntamiento aprueba el derribo del Convento quedando únicamente en pie la Iglesia.



En 2003 el municipio decide restaurarla para convertirla en Auditorio y Equipamiento Cultural.  El arquitecto David Closes fue el encargado de acometer el proyecto de restauración y adecuación del edificio para su nuevo uso.





La solución no conserva la arquitectura tal cual ha llegado a nuestros días sino que aparece con adición de cuerpos emergentes de lenguaje moderno, para albergar las necesidades derivadas del nuevo uso. El diálogo entre pasado y presente es el hilo conductor de la propuesta. El resultado, una imagen potente no carente de polémica.



Con el objetivo de mantener los valores espaciales interiores de la Iglesia y no esconder las heridas del tiempo, el proyecto consolida su estructura manteniendo la desnudez de sus muros de piedra y ladrillo pero emplea un lenguaje contemporáneo en los nuevos elementos proyectados. El edificio histórico se ha conservado, prácticamente, tal cual había llegado a nuestros días, incluso manteniendo los derrumbes parciales sufridos por las cubiertas, no se ha devuelto a su estado original evitando caer en falso histórico. A partir de este estado restaurado se ha completado con nueva construcción actual de lenguaje moderno. Claramente diferenciado queda lo nuevo de lo antiguo.



 



Los nuevos volúmenes necesarios para albergar instalaciones y comunicaciones verticales emergen hacia el exterior del edificio para preservar el espacio unitario de la nave de la Iglesia. Los nuevos accesos se proyectan para permitir un recorrido circular por el edificio disfrutando de diferentes perspectivas del mismo. En una fase próxima se prevé ubicar el archivo histórico del municipio en las plantas superiores del lado sur de la Iglesia.



Las fotos parecen intuir que casi la totalidad de los elementos añadidos en esta intervención bien podrían ser desmontados sin menoscabar el valor original del bien, se trataría de una restauración reversible.



Es interesante destacar la luminosidad interior, no tan intensa como fuese en los días de Iglesia, que se produce al mantener las rasgaduras de luz producidas por los derrumbes en las cubiertas que enfatiza la belleza de los muros de piedra desnudos.





© Fotos y planos de David Closes

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.