RELATOS DE ARQUITECTOS

Tres monumentos: Biblioteca Nacional y Universitaria de Bosnia y Herzegovina (Sarajevo).

Con el tercer "capitulo" de hoy, terminamos la serie de escritos de Juan Calduch Cervera, doctor arquitecto y profesor de la universidad de Alicante, sobre los "monumentos" en arquitectura. Para Arquitecturayempresa ha sido un verdadero placer y honor colaborar en la difusión de tan interesantes reflexiones.

Tres monumentos: Biblioteca Nacional y Universitaria de Bosnia y Herzegovina (Sarajevo).Tres monumentos: Biblioteca Nacional y Universitaria de Bosnia y Herzegovina (Sarajevo).

Share This

  • linkedin
  • google+

Con el tercer "capitulo" de hoy, terminamos la serie de escritos de Juan Calduch Cervera, doctor arquitecto y profesor de la universidad de Alicante, sobre los "monumentos" en arquitectura. Para Arquitecturayempresa ha sido un verdadero placer y honor colaborar en la difusión de tan interesantes reflexiones.

Juan Calduch (invierno, 2016)

La palabra monumento procede del latín y se refiere a algo que conserva la memoria. Un edificio monumental, con su presencia, mantiene vivo el recuerdo de lo que no se debe olvidar. En 1956 Sigfried Giedion escribió el libro Architektur und Gemeinschaft (traducido en Buenos Aires al castellano en 1957 como Arquitectura y comunidad) donde recogía de nuevo el texto redactado en 1943 junto con Josep Lluís Sert y Ferdinand Léger titulado “The New Monumentality” (Una nueva monumentalidad) que había sido ya incluido anteriormente en el libro de Paul Zucker New Architecture an Cityplanning (1944) (Nueva arquitectura y planeamiento urbano).

La tesis de Giedion, Sert y Léger es que la arquitectura moderna, que en su primera etapa de entreguerras había centrado sus esfuerzos en resolver la vivienda social (en Alemania y Holanda, principalmente), y en un segundo momento había planteado la planificación urbana a partir de los barrios de viviendas (en los CIAM de Bruselas y Atenas), tenía como nuevo desafío expresar en edificios monumentales los valores compartidos de la cultura moderna. La arquitectura del periodo que se abría debía levantar obras que, superando los viejos monumentos dedicados a reyes, generales y triunfos bélicos, fueran capaces de rememorar y reivindicar los ideales y principios de la sociedad actual garantizando su memoria. Posiblemente la cuestión denunciada por los autores no era tanto una carencia de la propia arquitectura moderna, incapaz de devenir monumental, sino de la ausencia de hechos dignos de ser preservados por la colectividad.

Hoy existen ya monumentos que nos recuerdan situaciones que no debemos olvidar. Tres de ellos son: la Risiera di San Sabba (Trieste), el Campo de Concentración y el memorial de Buchenwald (Weimar) y la Biblioteca Nacional y Universitaria de Bosnia y Herzegovina (Sarajevo).

 

3.- BIBLIOTECA NACIONAL Y UNIVERSITARIA DE BOSNIA Y HERZEGOVINA (SARAJEVO)

En 1945, durante la ocupación alemana, el escritor serbio Ivo Andrić, premio nobel de literatura, escribió una novela titulada Un puente sobre el Drina (На Дрини ћуприја /  Na Drini ćuprija). El autor nos narra, en su propia lengua serbia, una bella historia novelada bosnia. Imagina acontecimientos que hubieran podido ocurrir durante cuatro siglos en el puente Mehmed Paša Sokolović cuya construcción la iniciaron los otomanos en 1566, y que unía Bosnia y Herzegovina con el resto de los territorios turcos.  El puente, juntando las orillas separadas del río, es un símbolo elocuente de la convivencia secular de culturas que, a veces, ha existido en tierras europeas. El relato termina con la destrucción del puente como consecuencia de la Primera Guerra Mundial desencadenada por el asesinato del heredero del imperio Austro-Húngaro en Sarajevo la capital de Bosnia.

En esta ciudad, Sarajevo, tras el incendio sufrido en 1879, se trazó un plan de ordenación que preveía una manzana triangular junto al rio Miljacka para la construcción de su ayuntamiento (Vijećnica). El arquitecto karel Pažik redactó en 1891 un proyecto que fue reelaborado al año siguiente por el arquitecto Alexander Wittek comenzando la construcción. Tras su muerte, en 1894, se hizo cargo de las obras Ćiril M. Ivekovič terminándolas en 1896. (1, 2, 3)

Juan calduch_ tres monumentos_ san sabba_ buchenwald_biblioteca nacional bosnia

1.- 1892: A. Wittek: Planta

Juan calduch_ tres monumentos_ san sabba_ buchenwald_biblioteca nacional bosnia

2.- 1892: A. Wittek: Alzado lateral izquierdo

Juan calduch_ tres monumentos_ san sabba_ buchenwald_biblioteca nacional bosnia

3.- 1892: A. Wittek: Sección por el pórtico de acceso y el patio central

 

La construcción ocupa totalmente la forma triangular de la parcela con unos pequeños chaflanes en los ángulos. Un patio hexagonal central, cubierto con una gran cúpula de cristal, compone el edificio desarrollado en cuatro alturas sobre un semisótano que hace de zócalo. Un ático corona el pórtico de acceso y la galería principal, sobresaliendo del volumen compacto de la fachada, y otros cuerpos similares aunque de dimensiones distintas se destacan en los otros dos frentes (4, 5). Se trata de una arquitectura de un gusto ecléctico inspirado en el estilo árabe de El Cairo y con una profusa decoración de trazos magrebíes y nazaríes. Se caracteriza por un acabado de franjas horizontales alternando los colores ocre y terroso, esbeltas columnas de mármol, arcos peraltados apuntados y de herradura, mocárabes, estucados, lacerías, acróteras palmiformes coronando las cornisas, azulejos, ajimeces y celosías…  (6, 7) Se intuye en su lenguaje una cierta intención reivindicativa de las raíces musulmanas de la ciudad frente a la administración austro-húngara de la época. Tras su construcción el edificio se convirtió en el principal y más visible del centro histórico de la ciudad y en su monumento más emblemático.

Juan calduch_ tres monumentos_ san sabba_ buchenwald_biblioteca nacional bosnia

4.- Principios del s. XX: Postal del ayuntamiento (Vijećnica)

Juan calduch_ tres monumentos_ san sabba_ buchenwald_biblioteca nacional bosnia

5.- 1947: foto del entorno. Fachada lateral derecha

Juan calduch_ tres monumentos_ san sabba_ buchenwald_biblioteca nacional bosnia

6.- 1892: A. Wittek: Plano de detalle ornamental

Juan calduch_ tres monumentos_ san sabba_ buchenwald_biblioteca nacional bosnia

7.- foto antigua del patio central

 

En 1951 acogió la sede definitiva de la biblioteca nacional creada en 1945, siendo su más importante centro educativo y cultural. Llegó a albergar dos millones de ejemplares incluyendo cientos de miles de incunables y documentos, y una hemeroteca única donde se guardaba la historia secular del país.

Durante la guerra de los Balcanes la biblioteca fue atacada por los serbios con bombas incendiarias queriendo destruir intencionadamente la memoria que custodiaba. El edificio permaneció en llamas varios días (8, 9). Entre un 70% y un 90% de sus libros, publicaciones, documentos, catálogos, incunables, y periódicos se perdieron. Desaparecieron todas las obras de arte que contenía. Se quemaron más de siete millones de fichas, así como sus archivos, toda su infraestructura y el mobiliario histórico. Se deformó la cúpula central rompiéndose en añicos la cristalera. Se derrumbó el ático y cayeron la cubierta y todos los falsos techos. Se produjeron daños irreparables en la Sala de Juntas. Se afectó gravemente la estructura arquitectónica y se arruinó toda la decoración existente. (10, 11)

Juan calduch_ tres monumentos_ san sabba_ buchenwald_biblioteca nacional bosnia

8.- 25/26.08.1992: Incendio de la biblioteca. Vista general

Juan calduch_ tres monumentos_ san sabba_ buchenwald_biblioteca nacional bosnia

9.- 25/26.08.1992: Incendio de la biblioteca. Fachada

Juan calduch_ tres monumentos_ san sabba_ buchenwald_biblioteca nacional bosnia

10.- Estado de la biblioteca tras el incendio. Patio

Juan calduch_ tres monumentos_ san sabba_ buchenwald_biblioteca nacional bosnia

11.- Desaparición de la ornamentación tras el incendio

 

Inmediatamente después del incendio, además de recuperar de las cenizas los libros y documentos que no se habían quemado, se tomaron algunas medidas urgentes de apuntalamiento y protección del edificio para evitar su colapso total. En 2007 se inició su reconstrucción arquitectónica con ayuda europea según el proyecto de DOM (Studije Projektovanse Inžinjering) y STUDIO URBING (12, 13, 14, 15). Las obras se llevaron a cabo bajo la supervisión de: ZADOVZA IZGRADNJA / SAFEGE BELGIUM / STUDIO URBING / SAFEGE BOSNIA. Se trata de una escrupulosa labor, ejecutada con las técnicas de restauración más actuales y sofisticadas, hecha por especialistas rigurosos y por hábiles artesanos, con precisión meticulosa de taxidermista, que ha intentado devolver al edificio su aspecto original borrando totalmente las heridas del desastre. El 9 de mayo de 2014 fue inaugurado. Pero los restos que quedaron de su fondo bibliográfico y las dependencias de la biblioteca no han regresado sino que ahora se han instalado, quizás de manera provisional, en los antiguos cuarteles del mariscal Tito retomando su actividad.

Juan calduch_ tres monumentos_ san sabba_ buchenwald_biblioteca nacional bosnia

12.- 2007: STUDIO URBING: Planta baja del proyecto de restauración de la biblioteca

Juan calduch_ tres monumentos_ san sabba_ buchenwald_biblioteca nacional bosnia

13.- 2007: STUDIO URBING: Alzado principal del proyecto de restauración de la biblioteca

Juan calduch_ tres monumentos_ san sabba_ buchenwald_biblioteca nacional bosnia

14.- 2007: 12.- 2007: STUDIO URBING: Sección por el patio del proyecto de restauración de la biblioteca

Juan calduch_ tres monumentos_ san sabba_ buchenwald_biblioteca nacional bosnia

15.- 2007: STUDIO URBING: Detalle ornamental del proyecto de restauración de la biblioteca

 

El resultado es una arquitectura photoshop, perfecta hasta el mínimo poro de la piel, pero con un cierto regusto de falsedad acartonada (16, 17). La actual réplica de la antigua Biblioteca de Bosnia y Herzegovina se ha convertido en un cenotafio despojado y vacío. La trágica ausencia del valioso contenido que tuvo es patente por todos sus rincones siendo inútil querer camuflarla bajo de los nuevos y relucientes estucos.

Juan calduch_ tres monumentos_ san sabba_ buchenwald_biblioteca nacional bosnia

16.- 2014: La biblioteca restaurada: fachada principal

Juan calduch_ tres monumentos_ san sabba_ buchenwald_biblioteca nacional bosnia

17.- 2014: La biblioteca restaurada: patio central

 

Mientras la arquitectura permanece muda y amnésica ante lo ocurrido, dos lápidas de mármol, flanqueando las jambas de la entrada, nos lo recuerdan (18). Escritas respectivamente en bosnio e inglés dicen:

“En este lugar criminales serbios en la noche del 25 al 26 de agosto de 1992 incendiaron la Biblioteca Nacional y Universitaria de Bosnia y Herzegovina con dos millones de libros, periódicos y documentos desaparecidos en las llamas. ¡No lo olvides, recuérdalo y difúndelo!”

Juan calduch_ tres monumentos_ san sabba_ buchenwald_biblioteca nacional bosnia

18.- Placa en bosnio junto a la puerta de entrada a la biblioteca

Juan calduch_ tres monumentos_ san sabba_ buchenwald_biblioteca nacional bosnia

19.- Vista de la biblioteca desde el cementerio de Alifakovac

 

Más allá de sus dudosos méritos o carencias arquitectónicas, la actual Biblioteca es un monumento relevante de que, aunque se quiera destruir la memoria, siempre queda un rescoldo donde permanece y que la salvaguarda. El actual edificio, como las lápidas del cementerio de Alifakovac nos recuerda, de un modo casi obsesivo, de lo que ya hemos perdido irremediablemente. Para siempre. En esto estriba, precisamente, su principal valor rememorativo. (19)

 

 

Juan calduch_ tres monumentos_ san sabba_ buchenwald_biblioteca nacional bosnia

JUAN CALDUCH CERVERA (Pedralba, 1950)

Doctor arquitecto (UP València). Catedrático de Composición (U d’Alacant). Especialista en restauración arquitectónica (MOPU). Arquitecto funcionario de carrera del estado (en excedencia voluntaria). Director del Grupo de Investigación A-C A (UA). Campañas de excavación en Pompeya con el Grupo de Arqueología (UA). Premios en concursos de arquitectura. Cursos, seminarios y conferencias en las universidades de València, Barcelona, Colima (Mx), La Habana y París. Miembro del comité científico o editorial de revistas varias académicas de arquitectura. Evaluador dela ANEP y de revistas académicas. Ponencias en congresos internacionales.  Publicaciones de libros y artículos en revistas especializadas de arquitectura.

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.