ARQUITECTURA SOSTENIBLE

Recuperación medioambiental del río Llobregat

Batlle i Roig es el despacho de arquitectura autor de este proyecto de 154 Ha situado en las inmediaciones de Barcelona. Localizado en el tramo del río Llobregat entre Sant Boi y El Prat de Llobregat, plantea una propuesta paisajística que recupera el río para usos sociales y actividades de ocio. Se trata de un nuevo parque periurbano que mejora la conectividad entre los márgenes y la accesibilidad desde las poblaciones al río. Un proyecto con actuaciones muy puntuales para recuperar el río como un espacio verde conectado a la ciudad y a su entorno.

Recuperación medioambiental del río LlobregatBatlle i Roig

Share This

  • linkedin
  • google+

Batlle i Roig es el despacho de arquitectura autor de este proyecto de 154 Ha situado en las inmediaciones de Barcelona. Localizado en el tramo del río Llobregat entre Sant Boi y El Prat de Llobregat, plantea una propuesta paisajística que recupera el río para usos sociales y actividades de ocio. Se trata de un nuevo parque periurbano que mejora la conectividad entre los márgenes y la accesibilidad desde las poblaciones al río. Un proyecto con actuaciones muy puntuales para recuperar el río como un espacio verde conectado a la ciudad y a su entorno.

La intervención en este espacio parte del respeto y la admiración por la antiquísima historia del río Llobregat como itinerario dentro del paisaje, y se concreta en dos objetivos. Uno es la identificación de los principales condicionantes para la recuperación medioambiental del río, y el otro la definición de las actuaciones necesarias para mejorar la conectividad a lo largo de la ribera y la accesibilidad desde los diferentes municipios que lo envuelven.

La propuesta de Batlle i Roig contempla pues dos puntos de vista complementarios: el río como entidad viva y cambiante, lleno de vida por el hecho de ser un espacio natural, con su propia dinámica, y el río como espacio verde y de ocio periurbano para los ciudadanos. Respetando al máximo el medio natural, la propuesta paisajística tiene en cuenta el río desde su visión como espacio verde conectado en la ciudad y a su entorno.

La realización del proyecto transforma lo que era un límite en un acceso de cierta urbanidad: se conectan los dos márgenes del río y se cosen las redes de caminos preexistentes, al mismo tiempo que se implanta un tipo de vegetación coherente con los recursos hídricos disponibles. Lejos de realizar intervenciones extensivas, se trata de operaciones concentradas y puntuales que generen grandes cambios en la accesibilidad y el recorrido a lo largo del río.

Entre las actuaciones concretas realizadas en este tramo destaca el Parque Fluvial de Sant Boi que recupera para la ciudadanía una gran espacio anteriormente ocupado por huertos ilegales, y situado muy cerca del centro de una ciudad que, pese a su proximidad, vivía de espaldas al río ya que acceder resultaba prácticamente imposible para los viandantes.

La nueva pasarela sobre las vías del tren y la carretera de San Vicenç genera un cómodo recorrido hasta el espacio fluvial, de unas tres hectáreas, donde se han realizado plantaciones de diferentes especies de vegetación de ribera: árboles como sauces, chopos, fresnos, álamos e higueras así como plantas acuáticas, arbustivas como la retama y enredaderas como las hiedras.

Otra actuación interesante es la implantación de deflectores: se trata de unos elementos construidos, en forma de triángulo, y que proyectados con los pertinentes cálculos hidráulicos sirven para estimular la tendencia del río a generar meandros y así diversificar los hábitats ecológicos fluviales tanto acuáticos como terrestres y aumentar la infiltración de agua.

Esta y otras actuaciones hechas en el lecho del río pretenden activar un proceso de naturalización del espacio fluvial a medio y largo plazo para que éste, con el paso del tiempo, vaya estableciendo por él mismo unas condiciones que le permitan desarrollarse sin necesidad de intervención humana.

Fotografía Jordi Surroca

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.