HISTORIA DE LA ARQUITECTURA

Recuperación de la batería antiaérea del Turó de la Rovira, por Inma Jansana y AAUP Arquitectura

Antes de llegar a Collserola, Barcelona se levanta hacia los Tres Cerros: el Turó de la Rovira, el del Carmel y el de la Creueta del Coll. Estas tres pequeñas elevaciones son excelentes balcones sobre la ciudad y dominan el territorio y el mar. Esta fue la razón por la que los íberos se asentaron en este lugar, como constatan los hallazgos de un asentamiento del siglo VII-VI aC.  

Recuperación de la batería antiaérea del Turó de la Rovira, por Inma Jansana y AAUP ArquitecturaTuró de la Rovira

Share This

  • linkedin
  • google+

Antes de llegar a Collserola, Barcelona se levanta hacia los Tres Cerros: el Turó de la Rovira, el del Carmel y el de la Creueta del Coll. Estas tres pequeñas elevaciones son excelentes balcones sobre la ciudad y dominan el territorio y el mar. Esta fue la razón por la que los íberos se asentaron en este lugar, como constatan los hallazgos de un asentamiento del siglo VII-VI aC.  

jansana-de la villa-de paouww-aaup-arquitectura y empresajansana-de la villa-de paouww-aaup-arquitectura y empresa

Venticuatro siglos más tarde, cuando en el 1934 la Defensa Especial Contra Aeronaves de la República (DECA) tuvo que decidir dónde instalar una batería antiaérea que defendiera Barcelona de los bombardeos de la Guerra Civil, también escogió la Rovira. Era vital la proximidad al mar, porque los primeros ataques los ejecutaba la aviación con base en Mallorca, y el Turó de la Rovira, con 262 metros sobre el nivel del mar, queda destacado respecto a emplazamientos como el del Tibidabo.

jansana-de la villa-de paouww-aaup-arquitectura y empresajansana-de la villa-de paouww-aaup-arquitectura y empresa

La batería del Turó acogió cuatro cañones Vickers de 105 milímetros, con un alcance entre 7 y 13 kilómetros que cubrían la ciudad en todas direcciones. Entraron en funcionamiento el 3 de marzo del 1938, dos semanas antes de los bombardeos que asediaron Barcelona durante tres días. La estructura constaba de siete plataformas para cañones, pasadizos utilizados como polvorín, un centro de control y espacios para la tropa y los oficiales (dormitorios, baños y cocinas). El asentamiento estuvo en uso durante todo el conflicto y, frente a la caída de Barcelona en enero del 1939, una parte de los cañones del cerro fueron evacuados y el resto destruidos para evitar que el enemigo los reutilizase.

jansana-de la villa-de paouww-aaup-arquitectura y empresajansana-de la villa-de paouww-aaup-arquitectura y empresa

Hacia el 1948 algunas familias aprovecharon las estructuras abandonadas para instalarse, construyendo barracas en el interior y en los alrededores de la instalación militar. Este nuevo barrio empezó a ser conocido con el nombre de Los Cañones y llegó a guarecer unas 600 personas, alojadas en unas 110 viviendas.

jansana-de la villa-de paouww-aaup-arquitectura y empresajansana-de la villa-de paouww-aaup-arquitectura y empresa

La posición escarpada y aislada del barrio dificultaba actividades cotidianas como el aprovisionamiento de agua o víveres, o el acceso de los servicios de emergencia, y es por ello que los vecinos se organizaron con otros asentamientos de barracas del Carmel para reclamar servicios y una mejora de las condiciones vida.

jansana-de la villa-de paouww-aaup-arquitectura y empresajansana-de la villa-de paouww-aaup-arquitectura y empresa

La preparación de la ciudad para los Juegos Olímpicos del 1992 acabó con todas las barracas del cerro, dejándolo desierto y degradado. Durante los años 2007 y 2008 un campo de trabajo internacional de jóvenes se dedicó a limpiarlo y dignificarlo. El Museu d'Història de la Ciudad se hizo de cargo del espacio y los arquitectos Inma Jansana y Jordi Romero fueron los encargados de liderar una recuperación que aúna el paisajismo y la memoria respetando el ritmo y la identidad del lugar. Han aflorado los diferentes estratos patrimoniales (pavimentos de las barracas, paredes de la zona defensiva), se han instalado paneles informativos y se han mejorado los accesos, manteniendo el aspecto de vestigio urbano que la vegetación había empezado a colonizar. La intervención fue galardonada con el Premio Europeo del Espacio Público Urbano en 2012.

jansana-de la villa-de paouww-aaup-arquitectura y empresajansana-de la villa-de paouww-aaup-arquitectura y empresa

Autores: Jansana, de la Villa, de Paauw arquitectes SLP, AAUP Jordi Romero associats SLP

Emplazamiento: Barcelona

Año: 2011

Fuente: Josep M. Montaner, Isabel Aparici

Fotografía: Lourdes Jansana

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.