ARQUITECTURA SOSTENIBLE

Reciclando: Dormir en un tubo de hormigón

Con el objetivo de construir rápido y a un precio asequible nace Tubohotel, este hotel en Tepoztlán, México, recicla tubos de hormigón para albergar en ellos las habitaciones. Una idea muy interesante que despierta curiosidad por vivir la experiencia.

Reciclando: Dormir en un tubo de hormigónTUBOHOTEL / T3arc

Share This

  • linkedin
  • google+

Con el objetivo de construir rápido y a un precio asequible nace Tubohotel, este hotel en Tepoztlán, México, recicla tubos de hormigón para albergar en ellos las habitaciones. Una idea muy interesante que despierta curiosidad por vivir la experiencia.


El proyecto de Tubohotel es de los arquitectos de T3arc quienes lo diseñaron basándose en el trabajo del arquitecto Andreas Strauss quien ya en 2006 recicló tubos de hormigón para contener las habitaciones del hotel Desparkhotel en Alemania. T3arc dispuso las habitaciones agrupadas de 3 en 3 para aprovechar al máximo el terreno, Strauss en cambio las colocaba separadas y dispersas.





Los arquitectos ya habían ensayado con los tubos cuando construyeron “Café Cinco”, en este caso adaptaron el programa de un baño dentro de un tubo de hormigón de 3,50 metros de largo por 2,44 metros de diámetro, el resultado fue original y muy económico para los usuarios, es por ello que el mismo cliente les propuso este nuevo reto: proyectar un Hotel de características similares a Desparkhotel.





El proyecto comenzó con 20 habitaciones dispuestas sobre un terreno situado en la periferia de Tepoztlán, un entorno arbolado que disfruta de privilegiadas vistas panorámicas de la Sierra del Tepozteco. De rápida construcción y económica el resultado es un hotel de concepto novedoso en la región e integrado a la perfección en el lugar en el que se emplaza en el que disfrutar de una estancia agradable en un ambiente fresco y natural, y a un precio asequible.





Los arquitectos de T3arc se encargaron de planificar y construir el primer módulo de 3 tubos, a la vista del resultado la administración del hotel se hizo cargo de construir el resto de los módulos de habitaciones.





El hotel se terminó en tan sólo 3 meses, un tiempo récord, y se puso en funcionamiento con gran curiosidad. Los tubos se colocaron aleatoriamente respecto a la topografía del terreno.





© Fotos Luis Gordoa, T3arc, Tubohotel



© Plano T3arc

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.