GRANDES DESPACHOS

Protecciones sostenibles para Nueva York del arquitecto Bjarke Ingels (BIG)

La propuesta del despacho danés de BIG para la protección y regeneración de la orilla de Manhattan ha sido galardonada con el premio de bronce de los prestigiosos premios Holcim 2015 de sostenibilidad. The Dryline propone una recuperación y reconstrucción de la orilla de la isla con un enfoque social en el que se crea una franja polivalente que introduce una gran zona de masa verde y crea espacios con importantes beneficios sociales para la ciudad.

Protecciones sostenibles para Nueva York del arquitecto Bjarke Ingels (BIG)The Dryline por los arquitectos de BIG. Rebuild by Design, Nueva York

Share This

  • linkedin
  • google+

La propuesta del despacho danés de BIG para la protección y regeneración de la orilla de Manhattan ha sido galardonada con el premio de bronce de los prestigiosos premios Holcim 2015 de sostenibilidad. The Dryline propone una recuperación y reconstrucción de la orilla de la isla con un enfoque social en el que se crea una franja polivalente que introduce una gran zona de masa verde y crea espacios con importantes beneficios sociales para la ciudad.

The Dryline es propuesta del equipo de BIG para protege las diez millas de Manhattan más vulnerables y vibrantes de nueva York, tras los devastadores daños del huracán Sandy en 2012. El sistema propuesto resguarda a la ciudad de las inundaciones y de la crecida del nivel de las aguas del mar. Crean nuevos espacios que dotan de importantes beneficios sociales y ambientales a todo la comunidad. Se establecen una serie de equipamientos públicos rodeados de vegetación resistentes a las condiciones climáticas a las que va a ser expuesta y que reutilizan zonas abandonadas.

The Dryline muestra su propia visión para la regeneración de la zona sur de la isla neoyorkina de Manhattan, el área comercial y Battery Park. 

The Dryline consiste en aprovechar un conjunto de oportunidades de diseño entretejidas que se comprenden en diferentes escalas urbanas y que se irán completando en el tiempo de modo que cada barrio cree sus propios programas, funciones y oportunidades.

El equipo propone un gran muro de contención que recorra la zona en contacto con el agua y que albergue elementos de mobiliario público, como bancos y construcciones que se puedan destinar a actividades públicas, deportivas o zonas de paso y descanso. La aportación más valiosa es la inclusión de una gran masa de árboles y vegetación, y la construcción de pequeñas topografías de terraplenes que pueden frenar la subida del nivel del agua en situaciones extremas.

El proyecto “The Dryline”: Urban flood protection infrastructure, New York. Está galardonado con el Global Holcim Awards Bronze 2015

 

© Bjarke Ingels (BIG)

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.