BIO ARQ

Passivhaus Issa Megaron de PROARH Architects.

El estudio de arquitectura croata PROARH Architects ha diseñado una vivienda autosuficiente denominada “Issa Megaron” en la pequeña isla de Vis, Croacia.

Passivhaus Issa Megaron de PROARH Architects.Passivhaus Issa Megaron de PROARH Architects

Share This

  • linkedin
  • google+

El estudio de arquitectura croata PROARH Architects ha diseñado una vivienda autosuficiente denominada “Issa Megaron” en la pequeña isla de Vis, Croacia.

Esta vivienda está construida en una zona rural de Vis, una pequeña y encantadora isla que se encuentra en la zona croata del mar Adriático y solo se puede llegar a ella en ferri desde la ciudad de Split. Debido al enclave de la misma y a la falta de infraestructura local, el equipo de arquitectos apostó por diseñar una vivienda autosuficiente para poder cumplir con todas las necesidad de los futuros usuarios.

La primera definición de arquitectura pasiva la hizo Sócrates con su Megarón y es este elemento el que los arquitectos eligen como punto de partida para crear una vivienda que se adapte a las condiciones climáticas de su entorno. Reinterpretan las antiguas paredes tradicionales de piedra y diseñan una nueva topografía, creando una gruta hecha por el hombre.

Los arquitectos necesitaban diseñar una vivienda de uso temporal para una familia en un lugar tan singular como inaccesible, y cumplir no solo las necesidades de los usuarios sino también los requerimientos del gobierno local y los planes urbanísticos, siempre teniendo presente el diseño arquitectónico. Todos estos condicionantes hicieron que la autosostenibilidad se convirtiese en una necesidad y también en una oportunidad de crear un elemento único que dialoga con su entorno.

Este compromiso se ha podido cumplir gracias al diseño sostenible del los sistemas de aprovechamiento de agua pluvial, de los sistemas de refrigeración y ventilación natural, a la utilización de paneles solares y a otros elementos capaces de explotar los recursos naturales. Todo esto ha permitido que la instalación convierta a la vivienda en un lugar habitable.

El espacio interior se entiende como una excavación del terreno contenida por muros de hormigón, material del que también están hechos los apoyos y la estructura del edificio. Este recurso que crea una gruta artificial nos recuerda que la vivienda está diseñada para evocar un refugio primitivo.

Para realizar las fachadas se utiliza la piedra del lugar combinada con grandes paños de vidrio. El diseño de las cubiertas verdes busca camuflarse en su entorno y su combinación con los muros de hormigón refleja una construcción que busca ser discreta tanto en su intención como en sus materiales y su forma.

La vivienda, que se compone de dos plantas, tiene un dormitorio en suite y un amplio espacio abierto que sirve de cocina, comedor y sala de estar en planta baja, además de zonas de terraza y acceso a la piscina. En planta primera encontramos seis dormitorios completos y una zona de estar central.

 

© PROARH

Fotografía: Damir Fabijanić y Miljenko Bernfest para PROARH

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.