ACTUALIDAD

Parque deportivo en Saint-Paul-lès-Dax, de Olgga Architectes y Atelier Cambium

El estudio francés Olgga Architectes, en colaboración con Atelier Cambium y los paisajistas A+R Salles, ha desarrollado un complejo deportivo en Saint-Paul-lès-Dax donde la arquitectura y el deporte se fusionan con el paisaje.

Parque deportivo en Saint-Paul-lès-Dax, de Olgga Architectes y Atelier CambiumParque deportivo en Saint-Paul-lès-Dax, de Olgga Architectes y Atelier Cambium

Share This

  • linkedin
  • google+

El estudio francés Olgga Architectes, en colaboración con Atelier Cambium y los paisajistas A+R Salles, ha desarrollado un complejo deportivo en Saint-Paul-lès-Dax donde la arquitectura y el deporte se fusionan con el paisaje.

El proyecto Plaine des sports se localiza al norte de la localidad de Saint-Paul-lès-Dax (departamento de Landas, Nueva Aquitania), en el paraje conocido como Les Pins de Gouaillard et la Liberté, junto a la carretera departamental 824. En la ejecución del proyecto, los estudios Olgga Architectes y Atelier Cambium han contado con la ayuda de los paisajistas A+R Salles.

El entorno natural donde se asienta el parque deportivo condicionó la resolución del proyecto, puesto que cuenta con especies protegidas, como el chotacabras o la mariposa Coenonympha oedippus, y se encuentra próximo a los ecosistemas de diversos humedales, que tuvieron que ser analizados.

El complejo deportivo Plaine des sports acoge cuatro campos de rugby y fútbol, con capacidad para 500 espectadores, un club deportivo, un espacio polivalente que incorpora una pista de atletismo, vestuarios, un parque infantil y espacios deportivos de acceso libre.

Las pistas deportivas se estructuran a lo largo del eje este-oeste, siguiendo la pendiente del terreno, produciéndose un sutil escalonamiento entre las distintas partes del programa. El desnivel total de siete metros se salva a partir de la concreción de una serie de terrazas deportivas que se van comunicando entre sí.

El diseño ortogonal de los espacios y las piezas arquitectónicas genera prismas rectangulares longitudinales que separan y delimitan las instalaciones, a las que dan servicio y sirven de apoyo. Se establece un equilibrio entre espacios construidos, equipamientos, aparcamientos, viales, sendas y elemento verde, tanto el existente como las nuevas plantaciones y las extensiones de césped de los campos de juego.

El acceso al complejo se realiza desde la parte más alta del terreno, a través del parque de actividades al aire libre, donde se han plantado especies autóctonas. A través de una pantalla de listones de madera, que funciona como filtro permeable a las vistas, se entra en un patio que da acceso al graderío.

Gracias a la topografía, los espectadores llegan a pie llano hasta los asientos superiores del graderío, que desciende hacia el campo, ubicado en una terraza inferior. El desnivel generado en este punto posibilita la ubicación bajo las gradas de vestuarios y piezas de servicio para los jugadores, en contacto directo con las zonas de juego y entrenamiento.

La pieza arquitectónica se inserta en el terreno, haciendo visible únicamente la cubierta del club deportivo, que parece flotar sobre una planta baja en gran parte acristalada. La secuencia espacial generada desde el acceso muestra al visitante, en todo momento, vistas panorámicas sobre las instalaciones.

La cubierta se materializa como un volumen sencillo, delimitado mediante un cerramiento de chapa perforada que oculta la estructura de vigas en celosía. La iluminación artificial remarca el aspecto sencillo, lineal y de marcada ortogonalidad de todo el conjunto, mediante líneas continuas de luz.

El volumen de vestuarios y espacios de servicio que se dispone entre los campos de juego 2 y 3, recurre, nuevamente, a la rotundidad, conformándose como una pieza baja y alargada. La piel que envuelve la edificación está constituida por listones de madera.

Estos elementos se alargan, sobresalen o se desmarcan de las caras, aristas y alineaciones de la edificación, desdibujando sus límites. La pieza arquitectónica se muestra difusa en su posicionamiento y tamaño, camuflándose entre los troncos de un bosque artificial.

La intervención se completa con el tratamiento dado a un camino de tierra que atraviesa todo el área de actuación, procedente del paraje natural de Lac de Christus, y que es utilizado como vial de acceso peatonal y vía ciclista.

La sutil actuación introduce juegos infantiles, bancos y miradores en medio de la naturaleza circundante. La senda de tierra se transforma en pasarelas de estructura de madera en aquellos puntos de orografía más complicada o para posibilitar el paso sobre arroyos y corrientes de agua.

El proyecto Plaine des sports no sólo es una actuación arquitectónica, sino que puede ser entendida, claramente, como una intervención paisajística, donde la arquitectura propuesta encuentra el equilibrio perfecto con la topografía, el entorno, la naturaleza y el elemento natural del lugar.

Fotografías de Stéphane Aboudaram/We Are Contents

Olgga Architectes

Atelier Cambium

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.