ARQUITECTOS GAE

Parc de Recerca Biomèdica de Catalunya, por PINEARQ + Brullet-De Luna Arquitectes

El Parc de Recerca Biomèdica, diseñado por PINEARQ en colaboración con Brullet-De Luna Arquitectes, se encuentra en el frente marítimo de Barcelona, junto al Hospital del Mar. El entorno del solar se caracteriza por la proliferación de edificios singulares: las dos grandes torres de la Vila Olímpica, el nuevo edificio de Gas Natural, una pequeña torre de viviendas, la torre monobloque del Hospital del Mar, el pez obra de Frank Gehry y un polideportivo en proceso de restauración.  

Parc de Recerca Biomèdica de Catalunya, por PINEARQ + Brullet-De Luna ArquitectesPINEARQ + Brullet-De Luna Arquitectes

Share This

  • linkedin
  • google+

El Parc de Recerca Biomèdica, diseñado por PINEARQ en colaboración con Brullet-De Luna Arquitectes, se encuentra en el frente marítimo de Barcelona, junto al Hospital del Mar. El entorno del solar se caracteriza por la proliferación de edificios singulares: las dos grandes torres de la Vila Olímpica, el nuevo edificio de Gas Natural, una pequeña torre de viviendas, la torre monobloque del Hospital del Mar, el pez obra de Frank Gehry y un polideportivo en proceso de restauración.  

La estrategia frente a este entorno pasa por absorber el polideportivo en proceso de restauración dentro del conjunto del Parc de Recerca Biomèdica, situándolo bajo el nuevo edificio. En segundo lugar, se busca una volumetría que no compita en altura con los edificios cercanos pero que formalmente se relacione y dialogue con todos ellos.

Se propone una gran plataforma que ordene el solar, de forma bastante irregular. La colocación de un edificio elevado en forma de tronco de cono elíptico, truncado diagonalmente, permite ordenar el entorno y relacionarse tranquilamente con los volúmenes próximos. La forma elíptica surge de la necesidad de adaptar un edificio de grandes dimensiones (unos 35.000 m2 sobre rasante) en un solar muy ajustado, de forma irregular y con volumetrías muy variadas a su alrededor.

La construcción se plantea necesariamente compacta para adaptarse al solar, pero se escala hacia el mar, suavizando el frente marítimo y adaptándose a las edificaciones del paseo, que en esta zona presentan alturas reducidas. Se decide levantar el edificio por la parte posterior, en la vertiente que limita con la ciudad, ya que se dispone de espacio suficiente. Esta forma escalonada hacia el mar facilita la ubicación en la cubierta de paneles solares para la producción de agua caliente y electricidad.

El interior del edificio se vacía para crear una nueva realidad independiente del entorno, que enmarque y controle las vistas al mar y que también permita una regulación de la luz solar. La estructura del edificio queda suspendida unos 7 metros en todo su perímetro. El revestimiento de la fachada se ejecuta en madera, calado, ligero, sin tocar el suelo; se intenta sacarle peso a un edificio que por su concepción compacta y unitaria presenta unas dimensiones considerables. Esta segunda piel debe permitir un buen control lumínico y energético del edificio.

Autores: Manuel Brullet Tenas, Albert de Pineda Álvarez, Alfonso de Luna, Xavier Llambrich

Colaboradores: Toni Montes Boada, Volker Zimmermann, Elisabet Solé Cuatrecases, Raúl Garcia, Estefanía Aguado Figueras

Arquitectos técnicos: Frances Xurigué, Ardèvol I Associats

Instalaciones: JG&Asociados

Estructura: Manel Arguijo

Constructora: ACS COMSA

Cliente: Ajuntament de Barcelona, Consorci de la Zona Franca, D.U.R.S.I.

Superficie solar: 10.120 m²

Superficie edificada: 55.491 m²

Año: 2006

Fotografía: Ferran Mateo

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.