HISTORIA DE LA ARQUITECTURA

Palau de la Música Catalana, por Domènech i Montaner

El Palacio de la Música Catalana es un auditorio de música situado en el distrito de Ciutat Vella de Barcelona. Proyectado por el arquitecto Lluís Domènech i Montaner se ha convertido en uno de los máximos representantes del modernismo catalán. La construcción se llevó a cabo entre los años 1905 y 1908, con soluciones estructurales muy avanzadas con la aplicación de grandes muros de vidrio y la integración de todas las artes, escultura, mosaicos, vitrales y forja. El edificio, sede central del "Orfeó Català", fundado en 1891 por Lluís Millet y Amadeo Vives, fue sufragado por industriales y financieros catalanes, ilustrados y amantes de la música.  

Palau de la Música Catalana, por Domènech i MontanerPalau de la Música

Share This

  • linkedin
  • google+

El Palacio de la Música Catalana es un auditorio de música situado en el distrito de Ciutat Vella de Barcelona. Proyectado por el arquitecto Lluís Domènech i Montaner se ha convertido en uno de los máximos representantes del modernismo catalán. La construcción se llevó a cabo entre los años 1905 y 1908, con soluciones estructurales muy avanzadas con la aplicación de grandes muros de vidrio y la integración de todas las artes, escultura, mosaicos, vitrales y forja. El edificio, sede central del "Orfeó Català", fundado en 1891 por Lluís Millet y Amadeo Vives, fue sufragado por industriales y financieros catalanes, ilustrados y amantes de la música.  

El Palau de la Música Catalana es una perla arquitectónica del modernismo catalán, la única sala de conciertos modernista declarada Patrimonio Mundial por la UNESCO el 4 de diciembre de 1997. El edificio se articula alrededor de una estructura central metálica recubierta de vidrio, que al recibir la luz natural convierte el edificio más significativo de la obra de Domènech i Montaner en una caja de música donde se combinan todas las artes aplicadas: escultura, mosaico, vitral y forja.

La Sala de Conciertos es desde hace más de cien años el escenario privilegiado de la vida concertística de la ciudad de Barcelona. Presidida por el órgano sobre el escenario y con un lucernario central que representa el sol, la sala disfruta de luz natural. Una sala recogida aunque imponente que se encuentra repleta de figuras como las musas que rodean el escenario, las valquirias de Wagner que surgen del techo, un busto de Anselm Clavé a un lado y uno de Beethoven al otro, y elementos de la naturaleza, como flores, palmeras o frutos.

Aparte de la gran Sala de Conciertos, el Palau dispone de dos salas más donde se desarrolla la vida concertística de la institución. Por un lado el Petit Palau, un auditorio moderno inaugurado en 2004, ideal para conciertos de cámara o pequeño formato, con unas condiciones acústicas excelentes y equipos audiovisuales de alta tecnología.

El último espacio es la pequeña joya del Palau de la Música, la Sala de Ensayo del Orfeó Català. Un espacio íntimo y acogedor donde tienen lugar conciertos de pequeño formato, conferencias, presentaciones, y donde ensayan los coros del Orfeó Català. Aquí se encuentra la primera piedra que se colocó en 1905 durante la construcción del Palau. Con un arco semicircular de butacas, que se corresponde con la media luna del escenario de la Sala de Conciertos que se encuentra justo encima, está caracterizada por unas grandes columnas, vitrales y decoración de la época.

Sección

 

Planta inferior

 

Planta superior

 

1. Vestíbulo, 2. Escalera, 3. Café, 4. Administración, 5. Sala de ensayos, 6. Patio, 7. Sala de descanso platea, 8. Rellano principal de escalera, 9. Sala de audiciones, 10. Escenario, 11. Sala descanso primer piso, 12. Órgano

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.