“Officining”: Oficinas Agromillora, en San Sadurni d’Anoia (Barcelona), arquitecto Curro Mestre.

“Officining”: Oficinas Agromillora, en San Sadurni d’Anoia (Barcelona), arquitecto Curro Mestre.

El concepto Officining ha sido el punto de partida para el nuevo proyecto de Oficinas Agromillora realizado por el Estudio del arquitecto valenciano Curro Mestre. Un término bajo el que se esconde todo un sistema y filosofía de trabajo que relaciona de manera directa a las personas con el espacio que les rodea en su ambiente de trabajo. Su finalidad es conseguir que el Proyecto de arquitectura potencie las posibilidades del espacio en relación a las necesidades de cada uno de los usuarios, tanto desde el punto de vista individual como colectivo. 

“Officining”: Oficinas Agromillora, en San Sadurni d’Anoia (Barcelona), arquitecto Curro Mestre.Officining: Oficinas Agromillora en Barcelona, arquitecto Curro Mestre.

Share This

  • linkedin
  • google+

El concepto Officining ha sido el punto de partida para el nuevo proyecto de Oficinas Agromillora realizado por el Estudio del arquitecto valenciano Curro Mestre. Un término bajo el que se esconde todo un sistema y filosofía de trabajo que relaciona de manera directa a las personas con el espacio que les rodea en su ambiente de trabajo. Su finalidad es conseguir que el Proyecto de arquitectura potencie las posibilidades del espacio en relación a las necesidades de cada uno de los usuarios, tanto desde el punto de vista individual como colectivo. 

Officining, parte de un proceso que se define en diferentes fases que se van complementando de manera progresiva hasta alcanzar el resultado final.

Fase 1: COMPRENDER. Se trata de entender la relación entre las personas y su espacio de trabajo. Para ello, se realizó una primera toma de datos con una visita al futuro espacio de trabajo, extrayendo conclusiones de las posibilidades que éste ofrecía y conversando con los diferentes usuarios para conocer las necesidades o que les gustaría que tuviesen las nuevas instalaciones. Las conclusiones obtenidas sirvieron de base para el planteamiento del Proyecto.

Officining: Oficinas Agromillora en Barcelona, arquitecto Curro Mestre.

Fase 2: OFRECER. Se proponen diferentes opciones al cliente. Las nuevas Oficinas de Agromillora iban a ser el centro operativo y estratégico de todas las filiales repartidas alrededor del mundo. Por ese motivo, la propuesta quiso huir de la imagen convencional que tenemos de unas oficinas departamentales. Se buscó un funcionamiento más dinámico e interactivo entre los espacios propuestos, en sintonía con las nuevas tendencias y tecnologías, que facilitase la relación entre las diferentes filiales.

Officining: Oficinas Agromillora en Barcelona, arquitecto Curro Mestre.

Fase 3: CONSIDERAR + ESCUCHAR. Una vez consideradas y escuchadas las diferentes posibilidades, se estudió la viabilidad de las mismas. Y se optó por dejar diáfana la zona de acceso y colocar el mismo tipo de mobiliario en toda esa zona. Se redujeron las dimensiones de los puestos de trabajo, con el fin de ampliar la zona de jardín, incorporar una zona de sofás y potenciar los espacios Feedback.

Officining: Oficinas Agromillora en Barcelona, arquitecto Curro Mestre.

Fase 4: CREAR/DEFINIR. Se detalló la tipología de los espacios, así como sus usos. Con toda esta información, se redactó y ejecutó el Proyecto (Fases 5 y 6 respectivamente).

Officining: Oficinas Agromillora en Barcelona, arquitecto Curro Mestre.

La distribución consta de diferentes espacios de trabajo conectados entre sí a través de espacios abiertos de circulación generados por la aparición de otros de carácter más privativo, de reunión o trabajo. Todos ellos definidos por grandes planos de vidrio, de suelo a techo, y por el juego de volúmenes generado por las diferentes alturas de falso techo. Los puestos de trabajo están situados en las zonas de más iluminadas, próximas a las fachadas; el resto, junto al jardín interior ubicado en el centro del local, su zona más oscura. La creación de un pequeño vergel y el empleo de diferentes texturas fueron decisivos para mejorar la calidad de ese ambiente.

Officining: Oficinas Agromillora en Barcelona, arquitecto Curro Mestre.

Los materiales utilizados fueron madera y vidrio. Estos elementos crean atmósferas neutras y no suponen distracción a la hora de trabajar, a la vez que aportan calidad y calidez a las mismas. La madera de pino gallego se empleó e integró en los paramentos y los frentes de mobiliario, formados por armarios altos. Su diseño de lamas horizontales formado por diferentes chapas, en color, textura y tamaño sobre tablero MDF transmitía homogeneidad y unidad. Para mantener esa continuidad en el revestimiento, se optó por un panelado de tablero de aglomerado en las zonas donde no había armarios. Las mamparas de cristal y sus vidrios, con el diseño de la imagen de las oficinas, se emplearon en la delimitación de los despachos.

Officining: Oficinas Agromillora en Barcelona, arquitecto Curro Mestre.

Para la zona lúdica o patio, se utilizó el mismo acabado que en el interior, pero con tablero multiperforado, que permitía la ventilación de las instalaciones. La separación entre la zona lúdica y la zona de jardín se resolvió mediante un murete de mampostería careada, a una cara vista, de piedra caliza.

Officining: Oficinas Agromillora en Barcelona, arquitecto Curro Mestre.

© Fotografías Curro Mestre Estudio.

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.