ACTUALIDAD

Nuevos modos de habitar: la arquitectura residencial de Cybertecture

Continuando con la experimentación en el campo de la arquitectura residencial, con proyectos de alojamientos en cápsulas de aluminio AlPod o tuberías OPod, el estudio con base en Hong Kong, James Law Cybertecture, presenta en la Shenzhen Design Week 2018 los nuevos módulos CIMC para la casa del futuro.

Nuevos modos de habitar: la arquitectura residencial de CybertectureNuevos modos de habitar: la arquitectura residencial de Cybertecture

Share This

  • linkedin
  • google+

Continuando con la experimentación en el campo de la arquitectura residencial, con proyectos de alojamientos en cápsulas de aluminio AlPod o tuberías OPod, el estudio con base en Hong Kong, James Law Cybertecture, presenta en la Shenzhen Design Week 2018 los nuevos módulos CIMC para la casa del futuro.

La filosofía de Cybertecture, estudio fundado por el arquitecto James Law JP, parte de la confianza depositada en la tecnología para aliviar las cargas sobre nuestra sociedad. Sus obras buscan en la creatividad, la originalidad y la tecnología, nuevos valores para contribuir a generar un mundo más sostenible y un impacto positivo en sus usuarios.

Uno de sus campos de experimentación es la arquitectura residencial. El proyecto AlPod (2015) planteaba la construcción de unidades independientes de viviendas construidas en cápsulas de aluminio equipadas con cocina, baño, iluminación y climatización. Los prototipos adaptables a numerosos usos son comercializados por la empresa Aluhouse.

Su prefabricación, así como, su carácter móvil y liviano, las convierten en un sistema fácilmente agregable o apilable, como en el caso de la AlPod Tower, donde un núcleo estructural que contiene ascensores y escaleras, da acceso a cincuenta unidades modulares, enchufadas a su alrededor.

La propuesta trascendió la mera arquitectura para convertirse en una instalación artística, Pod City Pod Living, incorporada a la exposición itinerante por Milán, Hong Kong, Seúl o Chicago Confluence 20. La instalación se convertía en la concreción de una serie de estereotipos vinculados con los hábitos urbanos, donde las cápsulas daban cabida a usos variados, tales como cafetería, peluquería, restaurante, comercios variados o unidades residenciales. La intención era simbolizar la vida en la metrópoli china.

En 2017, el estudio James Law Cybertecture desarrolló el prototipo OPod. Se trata de unidades mínimas de alojamiento de bajo costo, pensadas como viviendas asequibles para una o dos personas. Su empleo se propone, inicialmente, para Hong Kong, intentando paliar la demanda de residencias económicas ante la enorme especulación inmobiliaria.

Su construcción recurre a la utilización de tuberías de hormigón, con un diámetro de 2’50 metros, equipadas para acoger una cocina, un baño y espacios de estancia. El mobiliario interior puede ser adaptado, como la bancada que se convierte en cama para la pernoctación.

Los tubos Opod pueden ser apilados, dando lugar a agrupaciones modulares de baja altura, de rápido y fácil montaje o desmontaje, y con la capacidad de ser transportados o reubicados en diferentes espacios de la ciudad, desde no lugares a zonas residuales. Esta solución pretende dar una respuesta al problema de la falta de espacio o la construcción de viviendas económicas en la ciudad.

A partir de unas unidades habitacionales similares de 3 metros de diámetro, el estudio propuso unas innovadoras viviendas, sostenibles y de bajo costo, para ser construidas en el barrio de Masiphumele, en Ciudad del Cabo (Sudáfrica). La estructura de hormigón garantiza su resistencia al fuego, mientras que, al ser elevada del suelo, impide la entrada de agua por inundaciones, dos de los requisitos planteados. El proyecto fue diseñado, en colaboración con Ingenieros sin Fronteras, para la organización benéfica Projekt Ubuntu.

El último proyecto de unidades residenciales experimentales de James Law Cybertecture ha sido presentado en la Shenzhen Design Week 2018. Se trata de una propuesta de viviendas modulares creadas a partir de contenedores desarrollados por la empresa CIMC, denominados Future Home Modules.

Los módulos móviles se han planteado para diferentes tipos de usuarios y requerimientos, dando respuesta a unidades tipo loft, viviendas para personas mayores o alojamientos para estudiantes. Los contenedores presentan una piel de aluminio con gráficos pixelados, realizados mediante corte y perforaciones por láser.

El espacio interior ha sido proyectado empleando diseños, soluciones y productos de las empresas Muji, Häfele, Hettich, HTI y Blum. El mobiliario y el equipamiento juega con los elementos móviles y adaptables, e introduce el concepto de piezas o volúmenes dentro del contenedor. En los acabados domina la madera en tonos claros, el blanco y ciertos toques de color, como el amarillo en la célula para estudiantes.

La arquitectura residencial que propone James Law Cybertecture recurre a los elementos prefabricados que ofrece la industria y la tecnología (cápsulas, contenedores y tuberías), para acondicionarlos como espacios habitables. La ciudad surge, en consecuencia, como la combinación de esta serie de unidades, agrupadas o apiladas. La nueva arquitectura para la ciudad del futuro es una arquitectura sin edificios.

Fotografías de Cybertecture

http://www.jameslawcybertecture.com/

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.