GRANDES DESPACHOS

Nuevos horizontes en la arquitectura sostenible. Expansión del Aeropuerto de Oslo

El Aeropuerto de Oslo se convierte en el primer aeropuerto del mundo en obtener una calificación de BREEAM Excellent, y ha sido aclamado por los medios como el futuro de los aeropuertos y el aeropuerto más ecológico del mundo.

Nuevos horizontes en la arquitectura sostenible. Expansión del Aeropuerto de OsloNuevos horizontes en la arquitectura sostenible. Expansión del Aeropuerto de Oslo

Share This

  • linkedin
  • google+

El Aeropuerto de Oslo se convierte en el primer aeropuerto del mundo en obtener una calificación de BREEAM Excellent, y ha sido aclamado por los medios como el futuro de los aeropuertos y el aeropuerto más ecológico del mundo.

arquitectura y empresa, aeropuerto, Oslo, Ivan Brodey, Sune Eriksen, Knut Ramstad, Nordic—Office of Architecture, NSW Architect, proyecto de ampliación, diseño, diseñador, sostenible, sostenibilidad

Alcanzando nuevos horizontes en sostenibilidad y bienestar de los viajeros, el proyecto de  expansión del aeropuerto de Oslo, llevado a cabo por el estudio de arquitectura Nordic—Office of Architecture, apoyados por la firma NSW Architect, se ha convertido en un ejemplo de diseño escandinavo en su máxima expresión.

Ubicado a 50 km al noreste de la capital noruega, la capacidad mejorada del aeropuerto de Oslo es vital para la infraestructura nacional debido a las largas distancias entre las ciudades y la topografía variable.

El proyecto de expansión comprende una ampliación de 52.000 metros cuadrados de la sala de salidas y llegadas, un nuevo muelle norte de 63.000 metros cuadrados y una nueva estación de tren, que en total casi duplica el tamaño del edificio terminal original. Esta ampliación también incluye una nueva central de energía, una nueva infraestructura en tierra y extensionese instalaciones en el aire.

El nuevo diseño ha aumentado la capacidad del aeropuerto de 19 a 32 millones de pasajeros por año, con un posible aumento adicional a 36 millones de pasajeros. El plan maestro ha estado basado en la lógica y la eficiencia, con una estructura jerárquica notable para localizarse de forma intuitiva y fácil.

La relación con el entorno inmediato se cuida cuidadosamente mediante la observación de la escala, el uso de materiales naturales y la variación en el diseño de espacios públicos y áreas verdes. El proyecto conserva las existentes grandes áreas verdes, dejándolas intactas y brindando hermosas vistas y grandes cantidades de luz natural, definiendo las cualidades de Noruega y aspectos importantes a considerar al establecer un sentido de lugar, al tiempo que permite la expansión y los cambios.

El objetivo de los arquitectos era el de complementar la expresión de diseño existente, especialmente considerando el uso del material, la jerarquía y la escala. La expansión logra esto al construir sobre la arquitectura original, al tiempo que introduce nuevos elementos para el futuro, todo dentro de un lenguaje arquitectónico común que contribuye a la identidad del aeropuerto.

arquitectura y empresa, aeropuerto, Oslo, Ivan Brodey, Sune Eriksen, Knut Ramstad, Nordic—Office of Architecture, NSW Architect, proyecto de ampliación, diseño, diseñador, sostenible, sostenibilidad

La forma curva del nuevo muelle proporciona el máximo valor espacial al tiempo que tiene una envoltura externa mínima. La eficiencia óptima se logra al apilar las zonas domésticas e internacionales en el muelle, lo que permite a todos los viajeros utilizar todas las puertas y otorgar al edificio una huella significativamente menor.

La forma del edificio aprovecha la energía solar pasiva y la luz solar, y cuenta con tecnologías bajas en carbono como la calefacción urbana y la energía térmica natural. El nuevo muelle está revestido en madera de roble para combinar las demandas funcionales, estéticas y ambientales.

El uso extensivo de vidrio en las fachadas proporciona vistas a la naturaleza circundante y al cambio de la luz natural, creando una sensación de tiempo y lugar, mientras que al mismo tiempo aprovecha la energía solar pasiva y reduce la necesidad de luz artificial durante el día.

arquitectura y empresa, aeropuerto, Oslo, Ivan Brodey, Sune Eriksen, Knut Ramstad, Nordic—Office of Architecture, NSW Architect, proyecto de ampliación, diseño, diseñador, sostenible, sostenibilidad

Los requisitos de energía serán extremadamente bajos debido al uso de la tecnología de calor de fuente terrestre para proporcionar calefacción y el uso del depósito de almacenamiento de nieve del aeropuerto como refrigerante durante el verano. Los niveles mejorados de aislamiento y la baja infiltración de aire posibilitan estándares de rendimiento de energía.

Otras tecnologías bajas en carbono, como la retención de calor a través de aguas residuales purificadas del municipio adyacente, los pozos de energía, la conservación de la energía del agua subterránea y la utilización de la tecnología de bomba de calor, son ejemplos de medidas implementadas para ahorrar y reutilizar energía.

La utilización de energía térmica natural fue uno de los elementos clave en la estrategia de sostenibilidad para este increíble proyecto de extensión, un diseño que lo ha llevado a conseguir el prestigio del premio International Architecture Awards.

Fotografía: Ivan Brodey, Sune Eriksen, Knut Ramstad

© NORDIC—OFFICE OF ARCHITECTURE

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.