OBRA A FONDO

Nook Arquitectos se traslada al co-working diseñado por ellos mismos

Presentamos el proyecto Zamness, un espacio de trabajo colectivo destinado a acoger las nuevas oficinas de Nook Architects, y lo más interesante, un diseño de los propios arquitectos. El desafío, crear un espacio de co-working resolviendo el interiorismo, presupuesto, gestión de obra y trabajos de construcción en un plazo de tres meses.

Nook Arquitectos se traslada al co-working diseñado por ellos mismosZamness

Share This

  • linkedin
  • google+

Presentamos el proyecto Zamness, un espacio de trabajo colectivo destinado a acoger las nuevas oficinas de Nook Architects, y lo más interesante, un diseño de los propios arquitectos. El desafío, crear un espacio de co-working resolviendo el interiorismo, presupuesto, gestión de obra y trabajos de construcción en un plazo de tres meses.

Zamness tiene una configuración muy característica de los edificios construidos en los años 70 en el barrio del Poble Nou, en Barcelona; grandes lofts con fachadas totalmente acristaladas que albergaban talleres y almacenes, con varios propietarios y montacargas, y un carácter muy industrial, reminiscencia del pasado productivo de la zona, ahora en continua renovación.

El estado original de las oficinas presentaba un espacio vacío y sin ningún tipo de particiones, de unos 300 m2 sustentado por pilares de hormigón armado y vigas colgadas.

La estructura, compuesta por tres crujías centrales, se adaptaba perfectamente al programa requerido: dos oficinas ubicadas en lados opuestos y un grupo de salas comunes para reuniones y áreas de descanso.

La disposición geométrica ortogonal de la estructura así como la modulación de la carpintería de la fachada estuvo desde el principio muy presente en la distribución del nuevo programa, marcando claramente los criterios de intervención. Los arquitectos decidieron diferenciar su actuación mediante el uso de unas diagonales que configuran el espacio vacío interior, estableciendo una relación entre los tres volúmenes y dos diagonales que atraviesan todo el espacio, creando unos espacios intersticiales donde situar el programa y una amplia galera de descanso, y diluyendo los límites entre el trabajo, el descanso y el tiempo libre.

La idea se ve reforzada por el uso de tres tonos diferentes de gris aplicados al pavimento. Estos volúmenes, pensados originalmente como cajas rectangulares con techos planos (la estructura mínima de una sala de reuniones) fue variando durante el desarrollo del proyecto, transformando los volúmenes en piezas asimétricas elevando la diagonal hasta el techo y aumentando su volumen hasta la capacidad establecida por los límites definidos por la losa y las vigas colgadas.

Las mesas de trabajo se diseñan con un aglomerado coloreado, que es durable, resistente al agua y disponibles en tamaños grandes. El resto de los muebles son módulos estándar adaptados a las dimensiones de los espacios.

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.