GRANDES MAESTROS

Naturaleza geométrica: los paisajes de Carl Theodor Sørensen

A partir de elementos geométricos sencillos, las actuaciones paisajísticas de Carl Theodor Sørensen consiguen relaciones espaciales complejas entre los elementos naturales reimplantados.

Naturaleza geométrica: los paisajes de Carl Theodor SørensenNaturaleza geométrica: los paisajes de Carl Theodor Sørensen

Share This

  • linkedin
  • google+

A partir de elementos geométricos sencillos, las actuaciones paisajísticas de Carl Theodor Sørensen consiguen relaciones espaciales complejas entre los elementos naturales reimplantados.

A Carl Theodor Sørensen (1893-1979) se le considera uno de los grandes arquitectos paisajistas del siglo XX. Pionero en el diseño de parques infantiles y áreas de juegos para niños, como el proyecto de Emdrupvej (1943), a él se le debe, en gran medida, la imagen de las principales actuaciones urbanísticas danesas de mediados de siglo, como el barrio de Bellahøj (1951-1956) en Copenhague.


Fotografía de Sandra Gonon

Siguiendo las ideas de Le Corbusier, gracias a la edificación en altura se libera una gran parte del suelo, que puede ser destinado a espacios libres, parques y jardines. La propuesta de Sørensen plantea grandes extensiones de césped con espacios arbolados, acotados por setos de trazado curvo. Con las tierras sobrantes de las excavaciones construyó un teatro al aire libre, un elemento clásico, muy recurrente en su obra.


Fotografías de Sandra Gonon

Ese mismo motivo se convirtió en una de las piezas más significativas de su actuación en el campus de la Universidad de Aarhus (1948), proyectada por Christian Frederik Møller, con el que colaboró habitualmente. La forma circular del teatro se funde con la topografía del lugar, la arquitectura, las sendas y caminos, en un maridaje perfecto.


Fotografías de Julian Weyer

Aunque sus propuestas paisajísticas buscaron la integración con la naturaleza, sus diseños siempre reintroducen el elemento verde con formas geométricas, haciendo evidente la mano del hombre. En esa racionalización del elemento natural, las figuras recurrentes fueron los círculos y los óvalos. Un ejemplo es el parque Højstrup (1948-1952), con sus plantaciones circulares.


Fotografía de Danmarks Kunstbibliotek


Fotografía de Det Kgl. Bibliotek

En este sentido, una de sus proyectos más significativos es la urbanización realizada en Nærum (1948-1949). Consiste en una agrupación irregular de parcelas ovaladas, delimitadas mediante un seto que fue, inicialmente, propuesto como arbustos frutales, pero que finalmente se llevó a cabo en espino recortado.


Fotografía de CT Patterson

Se trata de jardines individuales con pequeñas casas de vacaciones y zonas para cultivo de huertos. En un principio, las edificaciones debían estar ubicadas en el perímetro de las parcelas, aunque los propietarios las fueron construyendo en el interior de los óvalos. Sørensen, además, propuso diferentes posibilidades de siembra y plantaciones.

Aunque pueda parecer que la disposición de las parcelas ovaladas supone la pérdida de mucho suelo intersticial, esos espacios se convierten en un gran campo de juego infantil, con recorridos de visuales y perspectivas inesperadas.


Fotografía de Henrik Schurmann


Fotografía de Ben ter Mull

Los espacios intermedios suponen la actualización de otro de los grandes recursos clásicos de la jardinería, el laberinto. La dualidad de la actuación se comprende plenamente cuando se produce el recorrido de aproximación desde la vía pública, a través de los caminos laberínticos, hasta traspasar el umbral del seto y entrar en el interior de los óvalos. Como Dorita llegando a Oz, se accede a un nuevo microuniverso.


Fotografías de Sandra Gonon

De todos sus proyectos, quizás el más poético sea El jardín musical (1954). La propuesta fue realizada para el parque Vitus Bering en Horsens, pero finalmente no fue ejecutado. En 1983, después de haber fallecido Sørensen, se llevó a cabo en el Birk Centerpark, de Herning, junto a la fábrica textil Angli del coleccionista Aage Damgaard, y donde posteriormente se construiría su museo de arte proyectado por Steven Holl.

Sobre un claro ovalado, el parque emplea distintas figuras geométricas engarzadas en un recorrido. En una secuencia dinámica de polígonos de lado 11 metros, se parte de un espacio cerrado con forma de triángulo y en cada transición se accede a una estancia con un lado más, hasta alcanzar el octógono final. A los lados de la cadena, se disponen un círculo y una elipse.


Fotografía de Herning Kommune


Fotografía de Visitherning

Los setos que dibujan cada figura geométrica alcanzan los 8 metros de altura, imposibilitando la visión del entorno. Desde estas salas exteriores, sólo es posible la contemplación del cielo y del propio cerramiento vegetal. La hoja caduca de los carpes introduce percepciones diferentes según las estaciones. Cuando cae la nieve, se remarca la componente abstracta de la composición, que muestra su vinculación con las instalaciones artísticas.


Fotografías de Christina Capetillo

Uniendo racionalidad y naturaleza, geometría y paisaje, urbanismo e intención artística, La obra de Carl Theodor Sørensen puede ser definida como poesía geométrica.


Fotografía de Christina Capetillo

Fotografías de Sandra Gonon, Danmarks Kunstbibliotek, Det Kgl. Bibliotek, Christina Capetillo, Herning Kommune, Visitherning, Julian Weyer, Ben ter Mull, Henrik Schurmann y CT Patterson

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.