GRANDES MAESTROS

Modernidad y manierismo: el teatro Kunstmin de Sybold van Ravesteyn

En un viraje sorprendente, la obra funcionalista del arquitecto holandés Sybold van Ravesteyn se transformó a mediados de la década de 1930 al introducir referencias manieristas, formas onduladas y decoración de reminiscencia barroca.

Modernidad y manierismo: el teatro Kunstmin de Sybold van RavesteynModernidad y manierismo: el teatro Kunstmin de Sybold van Ravesteyn

Share This

  • linkedin
  • google+

En un viraje sorprendente, la obra funcionalista del arquitecto holandés Sybold van Ravesteyn se transformó a mediados de la década de 1930 al introducir referencias manieristas, formas onduladas y decoración de reminiscencia barroca.

Desde la modernidad y el funcionalismo de su arquitectura ferroviaria, Sybold van Ravesteyn (1889-1983) inicia, con proyectos como la Compañía de Seguros Tiel-Utrecht (1936), una regresión hacia referencias clasicistas (principalmente de inspiración en el barroco), con el empleo de líneas sinuosas y la profusión de elementos decorativos. El proyecto que mejor ejemplifica esta ruptura es la adecuación del Schouwburg Kunstmin (1938-1940), en Dordrecht.

El encargo consistió en la renovación del teatro proyectado por J. Verheul Dzn. (1860-1948), en 1889, empleando un historicismo basado en la arquitectura tradicional holandesa. Sybold van Ravesteyn, respetuoso con el edificio, recorta la longitud de la gran sala para mejorar su acústica, genera una nueva sala de pequeñas dimensiones y propone un nuevo acceso por la fachada este.


Fotografía de Jannes Linders

El nuevo acceso, que funcionaba como un café-teatro, se construye como si de un pabellón de jardín se tratara. De una sola planta, completamente acristalada, y cubierta plana, su imagen denota una estética moderna que contrasta con la fábrica antigua.


Fotografía de InDordrecht


Fotografía de Centrum Dordrecht

El volumen semicircular añadido se cubre con una cubierta que vuela ligeramente más allá de su perímetro. El acceso se remarca con un dosel curvado, sustentado por cuatro soportes esbeltos, introduciendo un aire orgánico al anexo.


Fotografías de Jannes Linders

El espacio generado por el nuevo cuerpo es muy luminoso gracias a la parte central sobreelevada. El acristalamiento perimetral permite, además, una conexión visual directa con el entorno inmediato al teatro.


Fotografías de Jannes Linders

La imagen conseguida, moderna y funcional, sufre un cambio radical al llegar al vestíbulo propiamente dicho. Líneas y superficies sinuosas, formas curvas y detalles clásicos, transmutan el espacio, haciéndolo sofisticado. El manierismo con el que se tratan los elementos decorativos barroquiza el espacio, dándole un aspecto escenográfico.


Fotografías de Jannes Linders

Escalones curvos, barandillas y pasamanos ondulados, molduras y columnillas, así como el empleo de mármol blanco veteado, mosaicos, planchas de cobre, carpinterías de madera de cerezo y paneles de caoba producen un efecto de extrañamiento. La artificialidad del teatro contagia a la arquitectura. La decoración se completa con mascarones y adornos de Johan Uiterwaal (1897-1972) y murales de Agnes Canta (1888-1964).


Fotografías de Studio Pim Top

La sala de teatro muestra el mismo carácter neobarroco, especialmente en la conformación de los palcos y los trazados curvilíneos de zócalos y molduras. Las butacas, diseñadas por el propio Sybold van Ravesteyn, se tapizaron en rojo, rememorando la arquitectura teatral clásica.


Fotografías de Jannes Linders

La edificación ha sufrido a lo largo del tiempo diversas modificaciones como, por ejemplo, la demolición de la sala pequeña y la construcción de un auditorio y cine (Schamhart, 1975), posteriormente suprimido en las actuaciones de 1993-1994 (Rouw & de Kock). La última rehabilitación ha sido llevada a cabo por Greiner van Goor Huijten Architecten (2014), ampliando el escenario, elevando la caja escénica (con cerramientos de vidrio blanco) y añadiendo un nuevo cuerpo, que se conecta al edificio preexistente mediante núcleos acristalados de comunicación vertical.


Fotografías de Jannes Linders

La actuación ha pretendido recobrar la esencia de la obra de Sybold van Ravesteyn, conservando los elementos decorativos y recuperando los colores originales. Studio Makkink & Bey se ha encargado de la adecuación interior, especialmente en la recolocación de mobiliario, revestimientos, pavimentos (fundamentalmente moquetas y alfombras) y los tonos de color.


Fotografías de Studio Pim Top

En consonancia con la estética del teatro, la nueva rehabilitación vuelve a recurrir a la diversidad de materiales y formas, llegando, en muchos casos, a la consecución de espacios abigarrados. La tesis que dice que la sofisticación no está reñida con la funcionalidad queda completamente demostrada.


Fotografía de Jannes Linders


Fotografías de Studio Pim Top

El aspecto monumental que presenta la obra de Sybold van Ravesteyn, con sus guiños y referencias historicistas, sus líneas orgánicas y formas sinuosas, hacen de este arquitecto un caso singular dentro de la arquitectura del siglo XX. Su excepcionalidad puede considerarse un eslabón en la transición de la ortodoxia de la modernidad hacia la heterodoxia postmoderna.

Fotografías de Jannes Linders, Studio Pim Top, InDordrecht y Centrum Dordrecht

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.