ARQUITECTURA SOSTENIBLE

Meier Road Barn, arquitectura vernácula y contemporánea. Mork Ulnes Architects

Meier Road Barn es la renovación de un antiguo granero a manos de Mork Ulnes Architects, convertido en un estudio de arte y espacios de almacenamiento, tanto de colecciones artísticas como de herramientas agrícolas, disponiendo a su vez de zonas de ocio y trabajo para la pareja propietaria.

Meier Road Barn, arquitectura vernácula y contemporánea. Mork Ulnes ArchitectsMeier Road Barn, arquitectura vernácula y contemporánea. Mork Ulnes Architects

Share This

  • linkedin
  • google+

Meier Road Barn es la renovación de un antiguo granero a manos de Mork Ulnes Architects, convertido en un estudio de arte y espacios de almacenamiento, tanto de colecciones artísticas como de herramientas agrícolas, disponiendo a su vez de zonas de ocio y trabajo para la pareja propietaria.

La edificación, situada en un viñedo en Sebastopol, California, da servicio a la casa principal, proporcionando nuevos espacios complementarios a la vivienda, acordes con las aficiones y el estilo de vida de sus propietarios. Dispone de un almacén para el equipo agrícola de cuidados de la finca, un estudio de pintura, un segundo almacén para guardar colecciones de arte y un espacio de trabajo, que incluye una zona común, otra más privada y una amplia biblioteca.  

No se pudo conservar la estructura del antiguo granero debido a su mal estado de conservación, pero sí se mantuvo la huella preexistente, con un área de 230 m2. Los dos espacios de almacenamiento ocupan los extremos de la pastilla, ejerciendo la sala de estar de elemento articulador entre los mismos.

Las necesidades espaciales de los almacenes se resuelven invirtiendo la pendiente de los faldones de la tradicional cubierta a dos aguas de la tipología constructiva de granero. La cubierta la constituyen dos faldones asimétricos con sus cumbreras rematando los testeros del edificio, intersectando ambos planos en una limahoya que se desplaza ligeramente hacia la zona del almacén agrícola, proporcionando a los otros dos espacios una gran altura libre.

arquitectura_Meier-Road-Barn-by-Mork-Ulnes-Architects_fachada

arquitectura_Meier-Road-Barn-by-Mork-Ulnes-Architects_agrícola

arquitectura_Meier-Road-Barn-by-Mork-Ulnes-Architects_garaje int

arquitectura_Meier-Road-Barn-by-Mork-Ulnes-Architects_fachada

De ese modo, el espacio central ocupado por el estudio disfruta de una doble altura, que proporciona un considerable espacio para almacenamiento de libros, en los estantes realizados a medida junto a la fachada de acceso, y permite disponer de un espacio de trabajo más íntimo, elevado, situado en un segundo nivel, aprovechando el espacio bajo cubierta.

arquitectura_Meier-Road-Barn-by-Mork-Ulnes-Architects_estudio

arquitectura_Meier-Road-Barn-by-Mork-Ulnes-Architects_estudio

arquitectura_Meier-Road-Barn-by-Mork-Ulnes-Architects_estudio

En el extremo del taller de pintura se alcanza la máxima altura, permitiendo la existencia de dos plantas. En la inferior se sitúa el taller de pintura, mientras que en la segunda planta se dispone el almacén de las obras de arte, al cual se accede por una escalera lineal situada en una banda que separa el taller de la zona de estudio.

arquitectura_Meier-Road-Barn-by-Mork-Ulnes-Architects_escalera

arquitectura_Meier-Road-Barn-by-Mork-Ulnes-Architects_escalera

arquitectura_Meier-Road-Barn-by-Mork-Ulnes-Architects_almacén

La envolvente, materializada con tablones de madera reutilizadas de antiguos graneros, que otorgan un carácter vernáculo a la edificación, dispone de numerosas puertas y ventanas que proporcionan los accesos de dimensiones adecuadas a cada espacio, permitiendo tanto la entrada de maquinaria como de obras de arte de diferentes dimensiones.

arquitectura_Meier-Road-Barn-by-Mork-Ulnes-Architects_materialidad

arquitectura_Meier-Road-Barn-by-Mork-Ulnes-Architects_materialidad

Por otro lado proporcionan luz natural a los interiores, cuya procedencia e intensidad también se adecúa a los usos de los mismos, principalmente en el taller de pintura, con la entrada de una luz difusa procedente del norte.

arquitectura_Meier-Road-Barn-by-Mork-Ulnes-Architects_terraza

En planta baja los espacios se abren hacia el jardín adyacente con grandes superficies acristaladas que permiten una lectura de las actividades realizadas en el interior desde el jardín.

arquitectura_Meier-Road-Barn-by-Mork-Ulnes-Architects_materialidad

En una segunda fase de proyecto, a la edificación inicial se añade un segundo cuerpo, que alberga una cocina, un comedor y un jardín climatizado, proporcionando nuevos espacios de ocio a la vivienda principal.

arquitectura_Meier-Road-Barn-by-Mork-Ulnes-Architects_terraza

arquitectura_Meier-Road-Barn-by-Mork-Ulnes-Architects_terraza

arquitectura_Meier-Road-Barn-by-Mork-Ulnes-Architects_terraza

La articulación se realiza en planta baja, en la zona del taller del pintura, perdiendo éste parte de su superficie acristalada.

arquitectura_Meier-Road-Barn-by-Mork-Ulnes-Architects_terraza

arquitectura_Meier-Road-Barn-by-Mork-Ulnes-Architects_terraza

En el nuevo cuerpo, la envolvente curva de hormigón, sobre la que descansa una cubierta de vigas de madera, crea un fuerte contraste con la estructura vernácula adyacente. Sin embargo, se consigue la convivencia armoniosa entre dos lenguajes casi opuestos.

Imágenes: Bruce Damonte Photography + Mork Ulnes Architects

https://morkulnes.com/projects/meier-rd-2/

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.