REHABILITACIÓN

Luces, cámara, acción… Cineteca Madrid

Los contraluces y excesos de contraste habituales en el cine y la fascinación que uno de los arquitectos tuvo desde la infancia por la cestería como técnica geométrica infinita son el hilo conductor de la transformación de las antiguas naves de calderas del Matadero Municipal de Madrid en centro de artes cinematográficas.

Luces, cámara, acción… Cineteca MadridSala proyección principal. Cineteca Madrid

Share This

  • linkedin
  • google+

Los contraluces y excesos de contraste habituales en el cine y la fascinación que uno de los arquitectos tuvo desde la infancia por la cestería como técnica geométrica infinita son el hilo conductor de la transformación de las antiguas naves de calderas del Matadero Municipal de Madrid en centro de artes cinematográficas.

Las antiguas calderas se situaban en el extremo noroeste del antiguo Matadero industrial y mercado de ganados de Madrid. Se trataba de una serie de naves paralelas con estructura muraria. La envolvente se preserva tal como establecía el Plan Especial de intervención.

Los muros de carga de fábrica de la estructura existente presentaban patologías en algunos puntos producidas por asientos en la cimentación y humedades provenientes de cubierta. Se repararon ya que éstos forman parte activa de la intervención, se potencia su función estructural conectándolos con nuevos elementos como son las losas de forjado y los refuerzos en la cimentación a base de micropilotes de hormigón. Así muros, losas y micropilotes funcionan como un único elemento estructural rígido.

La intervención general en los muros fue coser algunas grietas, mediante grapas metálicas, que se habían producido mayoritariamente por enjarjes en esquinas realizados incorrectamente. Fue necesario en algunos puntos recrecer la sección de éstos mediante un gunitado armado con mallazo ya que debían soportar cargas mayores de las nuevas losas que salvan las grandes luces que el programa requiere.

Resuelta la estructura los arquitectos, Josemaría de Churtichaga y Cayetana de la Quadra-Salcedo, colocaron una alfombra continua de tarima de pino pintada en gris oscuro sobre rastreles en suelos, paredes y techos, evitando tapar los muros de fábrica originales a no ser que la acústica lo requirieses. De este modo obtuvieron un telón de fondo oscuro sobre el que tejer las grandes cestas que parecen flotar en el espacio.

Estas cestas se construyeron entrelazando mangueras industriales de riego a tubos de acero doblados dispuestos según la forma final que éstas deben tener. Se introdujeron fibras de leds en su tejido para que fuesen a la vez espacio y lámpara. Este hecho enfatiza la sensación que el usuario siente de encontrarse en el interior de una gran cesta de mimbre.

En la sala principal de proyección la cesta se construye negra, las instalaciones quedan ocultas entre el tejido y el muro. En el archivo cinematográfico la cesta se confecciona con manguera naranja que filtra la luz o ilumina el espacio. Se crea un efecto lumínico de contrastes y claroscuros que confiere carácter un mágico muy ligado al mundo del cine.

© Fotos Fernando Guerra

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.