BIO ARQUITECTURA

L'immeuble qui pousse, por Édouard François Architectes

Este bloque de viviendas en Montpellier nace del raro encuentro entre un arquitecto, Édouard François, y un promotor privado, sobre una parcela de voluntades. Voluntad de otras cosas, de materia, de usos, de placer, de efemeridad y de sentido.

L'immeuble qui pousse, por Édouard François ArchitectesÉdouard François

Share This

  • linkedin
  • google+

Este bloque de viviendas en Montpellier nace del raro encuentro entre un arquitecto, Édouard François, y un promotor privado, sobre una parcela de voluntades. Voluntad de otras cosas, de materia, de usos, de placer, de efemeridad y de sentido.

arquitectura y empresa-edouard françois-montpellierarquitectura y empresa-edouard françois-montpellierarquitectura y empresa-edouard françois-montpellier

El proyecto podría haberse llamado “El balcón en todos sus estados”: balcón-jardín para comer, numerosos, entre amigos. Balcón-cabaña colgada-en-medio-de-los-árboles, para un tête-à-tête más íntimo. Balcón-mirador para explorar, curiosos, las frondosas cimas de los árboles. Balcón-terraza para imaginar la vivienda individual. Pero se llama “L'immeuble qui pousse” (El edificio que crece).

arquitectura y empresa-edouard françois-montpellierarquitectura y empresa-edouard françois-montpellierarquitectura y empresa-edouard françois-montpellier

Una mañana, mientras manipulaba guijarros, rejas y hormigón, el arquitecto inventó una epidermis viviente. Tenía que crecer. Se dispusieron sacos de tierra y de plantas detrás de los guijarros. Se regaron los bloques de tierra vegetal fertilizada. Se sembraron todos ellos gracias a la ayuda de alpinistas. Se dispuso un sistema de riego automatizado en las fachadas.

arquitectura y empresa-edouard françois-montpellierarquitectura y empresa-edouard françois-montpellierarquitectura y empresa-edouard françois-montpellier

El edificio crece. Lentamente. Su epidermis se ha convertido en un biotopo. El agua se deposita entre los intersticios, se forman algas que posteriormente mueren, se crea musgo y de se desarrollan hierbas que colonizan el terreno. Por aquí y por allá se empieza a apreciar la transformación.

Este proyecto ilustra una campaña del Ministerio de Cultura y Comunicación Francés para el fomento de la calidad arquitectónica.

La maqueta y los dibujos forman parte de las colecciones del CNAC Georges Pompidou.

 

Autor: Édouard François Architectes

Emplazamiento: Montpellier

Superficie: 5.200 m²

Presupuesto: 4,8 M €

Fotografía: Édouard François, Anna & Eugeni Bach

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.