GRANDES MAESTROS

Learning from Le Corbu: la arquitectura de Michel Kagan

En el panorama de la arquitectura francesa de finales del siglo XX, Michel Kagan se inspiró en Le Corbusier a la hora de llevar a cabo el tratamiento de la luz, la composición volumétrica y el diseño de la promenade architecturale de sus edificios, en una obra racionalista que actualizaba los postulados del Movimiento Moderno.

Learning from Le Corbu: la arquitectura de Michel KaganLearning from Le Corbu: la arquitectura de Michel Kagan

Share This

  • linkedin
  • google+

En el panorama de la arquitectura francesa de finales del siglo XX, Michel Kagan se inspiró en Le Corbusier a la hora de llevar a cabo el tratamiento de la luz, la composición volumétrica y el diseño de la promenade architecturale de sus edificios, en una obra racionalista que actualizaba los postulados del Movimiento Moderno.

Continuando con la línea emprendida por los Five Architects, y las enseñanzas de Henri (Enrique) Ciriani (n. 1936), la arquitectura desarrollada por Michel W. Kagan (1953-2009) se adscribe a la corriente neorracionalista. Tras su paso por Estados Unidos y su colaboración con Kenneth Frampton (n. 1930), se instaló definitivamente en París donde fundó, en 1987, el estudio Kagan Architectures.

El proyecto que mejor ejemplifica su arquitectura es la Ciudad de los artistas (1989-1993) de la rue Leblanc, junto al parque Citroën de París.

En una parcela triangular, se tuvo que integrar una edificación preexistente en esquina, a la vez que se producía un frente para el nuevo parque. El programa a desarrollar consistió en talleres con sus viviendas asociadas (desde uno a cuatro dormitorios). El complejo se descompuso en edificaciones autónomas conectadas mediante pasarelas.

Las formas geométricas empleadas se muestran rotundas: un cilindro central se ve flanqueado por una edificación cuadrada y otra triangular, acogiendo 38 talleres y viviendas. Cerrando la medianera con el edificio existente se dispusieron dos nuevos cilindros, de menor dimensión, donde tenían cabida otros 12 estudios.

Los volúmenes se articulan a partir de los núcleos de circulación vertical, caracterizados con una geometría autónoma e independiente, y los cerca de 100 metros lineales de pasarelas, dispuestas a diferentes niveles.

Las formas arquitectónicas se inspiran directamente en las directrices del Movimiento Moderno. El rigor formal, los volúmenes limpios, las ventanas alargadas y el color blanco de los revestimientos traen a la memoria los proyectos de Le Corbusier de las décadas de 1920 y 1930.

Uno de los puntos clave del proyecto se encuentra en la reinterpretación del recorrido arquitectónico, la promenade architecturale. Mas allá de la mera resolución de circulaciones y conexiones entre piezas y volúmenes, se busca la relación vecinal, estableciendo conexiones visuales con el entorno cercano y el espacio acotado entre las edificaciones.

El espacio-movimiento proyectado se tensa y se fragmenta, se alarga y se superpone. A los vectores de flujos se les asocian líneas visuales y puntos focales, se les acotan y enmarcan vistas, enriqueciendo los desplazamientos por el conjunto edificado.

La Ciudad Técnica y Administrativa (1991), en Quai d’Ivry de París, surge tras la descomposición del programa en piezas arquitectónicas diferenciadas, especializadas funcionalmente, que quedan conectadas entre sí mediante los elementos de circulación.

Cada pieza muestra la autonomía de sus componentes. Muros, cubiertas o soportes se encuentran en uniones limpias, donde las franjas acristaladas, las protecciones verticales o las líneas de barandillas ayudan a reconocer visualmente cada fragmento como un elemento diferenciado. Los recursos formales de la modernidad se emplean sin manierismos.

El edificio de viviendas (1995-2000) de la rue de l’Amiral Mouchez, en París, deja patente la importancia dada al lugar y el entorno donde se inserta la arquitectura. Eludiendo el objeto ensimismado, Kagan apuesta por una arquitectura de relaciones.

Como el propio arquitecto exponía, “el lugar es el principal material del urbanismo, sin el que la ciudad no existiría”. La edificación se adapta a las condiciones de contorno, plegándose a las alineaciones de los edificios colindantes y diluyendo medianeras.

Como heredero de la modernidad, actualiza sus planteamientos, en edificios que la crítica ha definido como luminosos y conceptualmente rigurosos. Del resto de su obra cabe destacar el edificio universitario Neuville III.1 (1996-1999), la sede de OPHLM (1997) en Alenzón o el complejo residencial (2005) de Rennes.

La brillante trayectoria de Michel Kagan estuvo asociada desde un inicio con la docencia, estando vinculado a lo largo de su carrera a las universidades de Columbia, Quebec, Syracuse, Toronto, Ginebra, Lille o París-Belleville. Tras su prematura muerte, a finales de 2009, el estudio Kagan Architectures sigue su andadura ahora con la dirección de Nathalie Régnier-Kagan.

Fotografías de Kagan Architectures

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.