Share This

  • linkedin
  • google+

Piezas clave de los territorios donde se encuentran, caracterizan su desarrollo.


Suelen definirse como aquellas que tienen menos de un millón de habitantes, aunque esto no deja de ser una generalización, lo cierto es que las llamadas ciudades medias, intermedias, secundarias… juegan un papel fundamental en el desarrollo y funcionamiento de cualquier territorio.



Lejos de la representatividad que ejercen las ciudades, digamos principales, las ciudades medias, además de contribuir al contenido de aquéllas, articulan las redes territoriales y funcionan como auténticos intermediarios entre las diferentes escalas de los asentamientos urbanos.



Éstas no tienen la pesada carga de ser escaparate ante el mundo o de competir con otras capitales, la globalización que sufren las ciudades principales, hace que se acaben pareciendo extrañamente, pese a sus enormes diferencias culturales o geográficas.





Estas ciudades concentran más de un 60% de la población mundial y en los países en desarrollo se prevé un crecimiento acorde con esta cifra.



Hubo un tiempo en que estuvieron olvidadas en muchos sentidos, también en su planificación estratégica. Las principales investigaciones en relación con ellas, han venido relacionadas con la Cátedra UNESCO de “Ciudades Intermedias. Urbanización y Desarrollo” (dirigida por Josep Mª Llop) de la Universitat de Lleida y desde el programa de trabajo UIA-CIMES de la Unión Internacional de Arquitectos “Ciudades Intermedias y Urbanización Mundial” y hoy son tema fundamental en cualquier encuentro que hable de desarrollo, captando la atención además del mundo académico, de organizaciones internacionales como UCLG, United Cities and Local Governments o la ONU.





Son en definitiva, la clave también del desarrollo y funcionamiento de una región, de la articulación del sistema de ciudades, de la funcionalidad, de la base de la economía, pero también de la identidad, la cultura o el carácter.



Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.