Grandes Despachos

La Santa Sede en la Bienal de Arquitectura de Venecia: Vatican Chapels (II)

Tras conocer 5 de las 10 capillas que conforman el primer pabellón con el que el Vaticano ha participado en la Bienal de Venecia, os invitamos a descubrir las demás intervenciones desarrolladas por algunos de los más grandes despachos de la arquitectura actual

La Santa Sede en la Bienal de Arquitectura de Venecia: Vatican Chapels (II)La Santa Sede en la Bienal de Arquitectura de Venecia: Vatican Chapels (II)

Share This

  • linkedin
  • google+

Tras conocer 5 de las 10 capillas que conforman el primer pabellón con el que el Vaticano ha participado en la Bienal de Venecia, os invitamos a descubrir las demás intervenciones desarrolladas por algunos de los más grandes despachos de la arquitectura actual

En el capítulo anterior os presentábamos las propuestas de Eduardo Souto de Moura, Sean Godsell, Carla Juaçaba, Smiljan Radic y Eva Prats & Ricardo Flores para el pabellón que la Santa Sede ha propuesto en Venecia, cuyo tema central ha sido la creación de una capilla que emulase el pequeño templo que Gunnar Asplund diseñó para el cementerio de Estocolmo. La variada gama de proyectos supone una multiplicidad de formas de entender la religiosidad, así como distintos grados de abstracción con respecto a las tipologías tradicionales de la arquitectura eclesiástica. Todos los ejemplos, sin embargo, parecen tener en común la idea de que la espiritualidad del Ser Humano está ligada a la naturaleza y, por tanto, esta arquitectura de la contemplación debe vincularse a ella. Continuemos, pues, descubriendo cómo estos arquitectos del mundo encuentran esa conexión.

 

arquitectura_capillas_vaticano_bienal_venecia_ii_1.jpg
Planta del pabellón del Vaticano para la Bienal de Venecia

 

6. Norman Foster, Reino Unido

Para desarrollar el proyecto, el estudio británico partió de la selección del lugar de actuación en una pradera verde entre dos grandes árboles que enmarcaban la vista a la laguna, como si de un oasis se tratara. En este sitio enigmático, los arquitectos pretendían crear un tamiz que separase el espacio interior para la contemplación del tránsito continuo de los visitantes, centrando así la atención en el cielo y las aguas de Venecia. Conceptualmente, la capilla se configura a través de tres cruces simbólicas superpuestas sobre las que se posa una cubierta de madera a modo de celosía, lo cual se materializa finalmente en una estructura de tensegridad compuesta por cables y mástiles.

 

arquitectura_capillas_vaticano_bienal_venecia_ii_2.jpg
Planta de la Capilla Vaticana de Foster + Partners

 

arquitectura_capillas_vaticano_bienal_venecia_ii_3.jpg
Sección de la Capilla Vaticana de Foster + Partners 

 

arquitectura_capillas_vaticano_bienal_venecia_ii_4.jpg
Exterior de la Capilla Vaticana de Foster + Partners. Fotografía de Laurian Ghinitoiu

 

arquitectura_capillas_vaticano_bienal_venecia_ii_5.jpg
Interior de la Capilla Vaticana de Foster + Partners. Fotografía de Laurian Ghinitoiu

 

7. Javier Corvalán, Paraguay

La capilla propuesta responde a la premisa de que la intervención debía ser lo más respetuosa posible con el entorno veneciano donde iba a instalarse, de tal manera que el contacto con el suelo sería el mínimo. Así, la estructura que este arquitecto paraguayo erige en medio del bosque consiste en un anillo que se eleva sobre el terreno, apoyándose sobre un único punto: el trípode central. Las dimensiones del círculo en planta se corresponden con las del espacio central de la capilla de Asplund, que los arquitectos de los distintos países debían tomar como fuente de inspiración para el diseño de las capillas. El espacio resultante es una estancia introvertida cerrada por la bóveda celeste desde la que desciende una cruz tridimensional realizada en madera.

 

arquitectura_capillas_vaticano_bienal_venecia_ii_6.jpg
Croquis de proyecto de la Capilla Vaticana de Javier Corvalán

 

arquitectura_capillas_vaticano_bienal_venecia_ii_7.jpg
Exterior de la Capilla Vaticana de Javier Corvalán. Fotografía de Laurian Ghinitoiu

 

arquitectura_capillas_vaticano_bienal_venecia_ii_8.jpg
Interior de la Capilla Vaticana de Javier Corvalán. Fotografía de Laurian Ghinitoiu

 

8. Andrew Berman, Estados Unidos

El espacio creado por este arquitecto neoyorquino se aleja de la simbología meramente católica para comprender la religiosidad como un acto de contemplación y reflexión íntima individual, basada en el encuentro con uno mismo. De esta manera, la cruz cristiana queda sustituida por una luz simbólica que emana desde la oscuridad, generándose una atmósfera de misterio y penumbra impenetrable que nos induce a ir “más allá”. Reinterpretando el volumen de la capilla de Asplund con materiales industriales, el pequeño pabellón se materializa como un cobertizo de planta triangular en el que conviven dos salas: un atrio abierto hacia el bosque y un espacio íntimo y aislado al interior donde un libro solitario descansa sobre el altar triangular.

 

arquitectura_capillas_vaticano_bienal_venecia_ii_9.jpg
Interior de la Capilla Vaticana de Andrew Berman. Fotografía de Laurian Ghinitoiu

 

arquitectura_capillas_vaticano_bienal_venecia_ii_10.jpg
Exterior de la Capilla Vaticana de Andrew Berman. Fotografía de Laurian Ghinitoiu

 

arquitectura_capillas_vaticano_bienal_venecia_ii_11.jpg
Interior de la Capilla Vaticana de Andrew Berman. Fotografía de Laurian Ghinitoiu

 

9. Teronobu Fujimori, Japón

La propuesta de Fujimori mira hacia oriente para construir una capilla que recuerda a un templo zen japonés, un espacio sagrado que trasciende los límites culturales y religiosos en la búsqueda del silencio interior. El pabellón se presenta como una cabaña de madera oscura que se pierde en las sombras del bosque, en la que el umbral de entrada, decorado con ramas, es mínimo para dar lugar a un mayor espacio interior. En la volumetría, clara y sencilla, destaca la cubierta a dos aguas que se termina igualmente en madera natural oscura, siguiendo las técnicas tradicionales de construcción japonesa. En contraste, un espacio interior bañado por la luz y decorado con trozos de carbón, acoge a los visitantes que, protegidos de la naturaleza misteriosa e incontrolable, pueden reposar en paz.

 

arquitectura_capillas_vaticano_bienal_venecia_ii_12.jpg
Croquis de proyecto de la Capilla Vaticana de Teronobu Fujimori

 

arquitectura_capillas_vaticano_bienal_venecia_ii_13.jpg
Exterior de la Capilla Vaticana de Teronobu Fujimori. Fotografía de Laurian Ghinitoiu

 

arquitectura_capillas_vaticano_bienal_venecia_ii_14.jpg
Interior de la Capilla Vaticana de Teronobu Fujimori. Fotografía de Laurian Ghinitoiu

 

10. Francesco Cellini, Italia

La capilla de este arquitecto italiano supone un esfuerzo de abstracción para sintetizar en un pequeño espacio las relaciones existentes entre las distintas partes presentes en una iglesia. Para ello, decide trabajar con formas muy elementales, reduciendo al máximo cada componente espacial, y se desprende de la mayor parte de la envolvente para que ésta se constituya con la masa arbórea circundante. Para garantizar el máximo respeto hacia el lugar en el que se asienta, la capilla se eleva ligeramente para que sólo tenga contacto con el suelo en algunos puntos. Los elementos requeridos en el programa, el altar y el libro, reposan en una pieza que atraviesa perpendicularmente la “nave”, funcionando como un pequeño presbiterio.

 

arquitectura_capillas_vaticano_bienal_venecia_ii_15.jpg
Exterior de la Capilla Vaticana de Teronobu Fujimori. Fotografía de Laurian Ghinitoiu

 

arquitectura_capillas_vaticano_bienal_venecia_ii_16.jpg
Interior de la Capilla Vaticana de Teronobu Fujimori. Fotografía de Laurian Ghinitoiu

 

Junto a las diez capillas, dando la bienvenida a todo el conjunto, el Pabellón Asplund de MAP Architects es la única propuesta que no tiene un carácter religioso, sino más bien expositivo, ya que en él se exhiben los dibujos del arquitecto Gunnar Asplund (1885-1940) para la capilla en el cementerio de Skogskyrkogården en Estocolmo, tema de la exposición del Pabellón del Vaticano.

 

arquitectura_capillas_vaticano_bienal_venecia_ii_17.jpg
Planta del Pabellón Asplund de MAPS Architects

 

arquitectura_capillas_vaticano_bienal_venecia_ii_18.jpg
Sección del Pabellón Asplund de MAPS Architects

 

Este pabellón expositivo se inspira en la idea de la cabaña en el bosque o refugio en la naturaleza, empleando un lenguaje arquitectónico que supone una referencia directa a los edificios de Asplund y Lewerentz. Reinterpretando la arquitectura vernácula nórdica de los Stavkirke (templos cristianos medievales construidos en madera), la estructura consiste en una consecución de portales de madera laminar que conforman un techo a dos aguas con una muy pronunciada inclinación. La envolvente exterior es continua en toda su superficie y está revestida con tejas de madera muy oscura. El interior presenta un gran contraste gracias a la claridad de la madera y la luz que penetra a través de las ventanas laterales y lucernarios. Los dibujos y fotografías de Asplund, así como textos y maquetas, se sitúan entre los huecos de la propia estructura.

 

arquitectura_capillas_vaticano_bienal_venecia_ii_19.jpg
Exterior Pabellón Asplund de MAPS Architects. Fotografía de Federico Cedrone 

 

arquitectura_capillas_vaticano_bienal_venecia_ii_20.jpg
Interior del Pabellón Asplund de MAPS Architects. Fotografía de Federico Cedrone 

 

Todos estos pabellones podrán ser visitados hasta el 25 de noviembre de 2018. A partir de esa fecha, las capillas se desmontarán para trasladarse a distintos lugares del mundo.

 

Imágenes: Alessandra ChemolloLauran Ghinitoiu , Federico Cedrone  , Map Studio 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.