EXPOSICIONES

“La Herencia de Coderch”

Si resides en Barcelona o vas a viajar a la Ciudad Condal próximamente no debes perderte esta interesante exposición. “La Herencia de Coderch” es un homenaje a José Antonio Coderch en el 101 aniversario de su nacimiento. Nos muestra el último proyecto en el que trabajó el arquitecto y que nunca vio la luz. 

“La Herencia de Coderch”Exposición en Barcelona. © Foto Periódico El País

Share This

  • linkedin
  • google+

Si resides en Barcelona o vas a viajar a la Ciudad Condal próximamente no debes perderte esta interesante exposición. “La Herencia de Coderch” es un homenaje a José Antonio Coderch en el 101 aniversario de su nacimiento. Nos muestra el último proyecto en el que trabajó el arquitecto y que nunca vio la luz. 


Del 27 de Noviembre al 30 de Enero en MINIM, un establecimiento dedicado al mueble contemporáneo, podremos disfrutar del proyecto “Herencia”, como familiarmente lo llamaba, y que consideró su legado como  arquitecto. Definió el que para él era edificio ideal, con espacios flexibles que pudiesen cambiar, crecer o disminuir según las necesidades de la familia en cada momento.



Junto al proyecto una lámpara Disa gigante y una recreación de un interior característico de su obra con objetos personales que nos acercan al arquitecto como ser humano.





Lámpara Disa.-



José Antonio Coderch siempre mostró especial interés por la iluminación. Tanto por el control solar como por la iluminación artificial en los interiores. Pese a lo conocidas que son sus elegantes viviendas mediterráneas protegidas del soleamiento por distintas soluciones de lamas de madera es su lámpara Disa, de 1957,  uno de sus diseños más internacionales.



Conocida como lámpara Coderch o Disa está formada por 12 láminas de pino Oregón de 0,7 mm de espesor dispuestas en dos capas, seis de ellas conforman la silueta exterior, que recuerda la forma de una calabaza o una cebolla, las otras seis, de menor anchura y longitud, quedan en el interior ocultando la fuente luminosa. Estas láminas se sujetan a dos aros de plástico negro, en el modelo original, que mantienen su distancia gracias a tres varillas de acero que completan la estructura.



La lámpara se adquiere desmontada. Su montaje es sencillo e intuitivo, se realiza encajando unas piezas en otras sin necesidad de enroscar ningún elemento.



Diseñó unos años más tarde una variante de la misma con láminas de metacrilato blanco traslúcido de 2 mm de espesor, hecho que incrementaba el peso total considerablemente. Si bien esta solución era más eficiente lumínicamente hablando perdía la calidad de la luz y la calidez espacial que proporcionaba la de madera anaranjada.



La finalidad de la lámpara era crear un ambiente cálido e íntimo, como el fuego de una chimenea, y que además ensalzara el espacio arquitectónico.





                                © Foto TUNDS



Siguiendo la manera de trabajar de Coderch, quien volvía una y otra vez sobre su diseño para mejorarlo, se ha renovado éste recientemente, entre los cambios la sustitución de la bombilla incandescente tradicional por leds. Puede adquirirse esta lámpara en establecimientos exclusivos.





La exposición incluye la presentación de la película “Recordando a Coderch” dirigida por Poldo Pomés, un retrato coral sobre Coderch en la voz de quienes le conocieron, en su mayoría arquitectos.



Sin duda una buena excusa para organizar una excursión.



© Foto portada: Periódico El País

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.