EDITORIAL DEL ARQUITECTO JULIO GOMEZ PERRETTA

La decadencia europea y sus causas.

Me van a permitir que empiece estas líneas mostrándoles un primer síntoma de nuestra decadencia: cada vez nos resulta más difícil leer y asimilar un texto complejo de cierta extensión. La mayoría de ustedes esperan que este artículo pueda resumirse en un par de líneas, en un mensaje sencillo y nítido, en una especie de eslogan publicitario.  Más allá de este rápido pantallazo la atención de la mayoría de los lectores  se extinguirá y muy pocos se adentraran en una lectura concentrada fértil. 

La decadencia europea y sus causas.La decadencia europea y sus causas.

Share This

  • linkedin
  • google+

Me van a permitir que empiece estas líneas mostrándoles un primer síntoma de nuestra decadencia: cada vez nos resulta más difícil leer y asimilar un texto complejo de cierta extensión. La mayoría de ustedes esperan que este artículo pueda resumirse en un par de líneas, en un mensaje sencillo y nítido, en una especie de eslogan publicitario.  Más allá de este rápido pantallazo la atención de la mayoría de los lectores  se extinguirá y muy pocos se adentraran en una lectura concentrada fértil. 

1.-INTRODUCCION

Bien, para aquellos que sigan adelante, que estén interesados en el análisis de lo que nos está pasando, les anuncio que es necesario una breve introducción.

Ortega y Gasset escribía en su magnífico libro “El tema de nuestro tiempo”, que las sociedades humanas repiten constantemente ciclos de tres fases que se van sucediendo, como los impulsos del corazón humano. Hay un periodo de oscuridad y confusión en el que prima lo irracional, lo mágico y también lo  colectivo, al que sigue siempre un tiempo en el que surge el individuo que despierta y usa la razón para entender, y finalmente, tras un momento de plenitud, se entra en la siguiente etapa de decadencia.

Este fenómeno cíclico se expresa en Occidente claramente. Grecia tuvo esos tres periodos, como luego Roma, que surgió de los tiempos oscuros, tuvo su momento de esplendor entre los siglos  II AC y I DC y cayó después en una lenta decadencia, antesala de la larga y oscura Edad Media. Desde el Renacimiento hasta nuestros días hemos vivido un extenso periodo en el que la fertilidad de la mente humana ha dado los más brillantes frutos. La razón ha tratado de explicar no solo los fenómenos de la naturaleza, sino que ha intentado teorizar sobre nuestra propia existencia intentando comprender las claves de nuestra psique y de nuestro comportamiento individual y social. Se ha atrevido, como pasó en Grecia y en Roma en sus momentos de esplendor, a proponer incluso un modelo político de organización de la sociedad.

El feudalismo medieval dio paso a las cortes renacentistas de los grandes Estados español y francés, tuvo su esplendor en las magníficas burguesías ilustradas de las ciudades italianas o flamencas. Luego vinieron los déspotas ilustrados que fueron desbordados por  las revoluciones burguesas de Francia y Estados Unidos. El  brillante racionalismo del siglo XVIII tuvo su esplendorosa eclosión en el XIX que nos dio el mayor descubrimiento técnico de la humanidad: la máquina. Gracias a ella la prosperidad, que primero hizo inmensamente ricos a los burgueses, llegó a todas las capas de la población propiciando la sociedad de masas en la que hoy vivimos.

Extender el bienestar a la gran mayoría de las sociedades occidentales costó revoluciones sangrientas como la rusa, guerras nacionalistas contaminadas por ideologías aberrantes como la del predominio racial ario, guerras civiles en las que se mezclaban pugnas entre clases sociales con estériles conflictos entre laicismo y religión…etc.

En definitiva, el ciclo racional iniciado en el Renacimiento ha dado como fruto, gracias a la riqueza proporcionada por la tecnología y al equilibrio distribuidor generado por la negociación entre el capital y los sindicatos, a  nuestro Estado democrático, del bienestar, del respeto a los derechos individuales y de la extrema tolerancia con los diferentes ¿Y ahora qué? Esa es la pregunta que muchos se hacen y que  intentaré mostrar en este artículo.

2.-EL COMIENZO DE  LA DECADENCIA  1988/1992

Decadencia Europa Crisis

LOS PADRES DE LA EUROPA MODERNA

2-1 LA POSGUERRA Y EL ESTADO DEL BIENESTAR EUROPEO

La Europa de la posguerra, apoyada por los EEUU y bajo la presión de los regímenes comunistas que mostraban a la burguesía capitalista lo que podía ocurrirles si no eran capaces de construir sociedades más justas y equilibradas, creo un nuevo concepto histórico, casi un milagro de la evolución humana, llamado Estado del Bienestar.

Consiguió además superar las terribles tensiones nacionalistas que habían desangrado a nuestro continente durante siglos.  Enfrentamientos alimentados primero por la pugna entre las diferentes monarquías, a veces con la excusa religiosa, y finalmente provocados por los intereses enfrentados de las diferentes burguesías nacionales.

La plenitud de este larguísimo  periodo de varios siglos podemos situarla justo en el momento en el que caen los regímenes totalitarios y Francis Fukuyama proclama en su libro el final de la historia, es decir, a finales de la década de 1980.

España, por culpa de dos siglos perdidos que comienzan en el momento en el que Fernando VII traiciona la Constitución de Cádiz y termina con la muerte de Franco, llega tarde a ese periodo de máxima plenitud. Bien es verdad que el milagro económico español de los sesenta acercó a la sociedad española al Estado del bienestar, aunque las libertades políticas llegaron a finales de los ochenta, década en la que además nos incorporamos a Europa.

Hay que señalar que fue el Partido Socialista el timonel de ese viaje al Estado de bienestar europeo que tiene su momento álgido en 1992. Ese año, España logró su momento de plenitud y fue la antesala de nuestra lenta y constante decadencia posterior. Como ven los lectores, por las fechas indicadas en el texto, el comienzo de la decadencia europea coincide más o menos con el nuestro.

2-2 LA CRISIS DE 1990: OCCIDENTE PIERDE COMPETITIVIDAD: DESMANTELAMIENTO DE SECTORES PRODUCTIVOS

Decadencia Europa Crisis

CRISIS INDUSTRIAL EUROPEA

¿Qué ocurre en esas fechas?  Ya hemos escrito antes que los ciclos no empiezan ni terminan un año, ni tienen una causa única. Pero a comienzos de 1990 la sociedad europea, que había llegado ya al bienestar y que tenía cubierta la sanidad y asegurada la igualdad de oportunidades a través de la educación gratuita, tenía además unos potentes sindicatos y unos partidos de clase que promovían la distribución fiscal de la riqueza.  Los europeos disponían  de una magnífica cobertura social, los salarios subían impulsados por la presión sindical, las jornadas de trabajo tendían a la baja, los gastos sociales aumentaban en progresión geométrica gracias a los compromisos electorales de los partidos para conseguir el voto mayoritario. Y naturalmente todo ese enorme gasto se trasladaba irremediablemente al coste de los productos fabricados en Europa.

 Probablemente los efectos de esta escalada en los precios de los productos europeos, y norteamericanos también, no habrían sido tan devastadores si en ese mismo momento no hubiera surgido la competencia económica de los emergentes asiáticos, que empezaban a inundar el mercado de productos baratos fabricados en condiciones de cuasi esclavitud.

EEUU sufrió un gravísimo impacto que golpeó fundamentalmente su industria automovilística y electrónica, como le ocurrió al Reino Unido, que se refugió entonces en el sector financiero; Francia sobrevivió y sobrevive aún hoy en día gracias a la producción de sus multinacionales instaladas en países emergentes.

 El movimiento táctico de los Bancos centrales fue  inmediato: bajar los tipos de interés para facilitar el crédito y dinamizar el consumo, lo que provoca inevitable un debilitamiento en las monedas nacionales que permite una cierta recuperación de la competitividad, pues baja el precio de los productos que se exportan. 

3.- EL CASO ESPAÑOL: PARTICULARIDADES

3-1 CRISIS DE LOS NOVENTA

Decadencia Europa Crisis

LA RECONVERSION INDUSTRIAL EN ESPAÑA

España,  que ya había sufrido la devastación de su obsoleto y poco competitivo sector industrial estatal heredado del franquismo, vio como la exportación caía en picado a la vez que los productos asiáticos inundaban nuestro mercado interior. Los ministros socialistas de entonces tuvieron que devaluar drásticamente la peseta y confiar en que al menos nuestros socios europeos compraran nuestros productos, fundamentalmente agrícolas o de poco valor añadido.

España, cuya productividad y competitividad estaban por los suelos, llegó a mediados de los noventa al 25% de paro y se salvó del desastre gracias a tres factores fundamentales: los fondos europeos que seguían entrando, las divisas del turismo y un incipiente sector de la construcción, que no acababa de arrancar  del todo porque con la peseta los tipos de interés no podían ser excesivamente bajos, y los créditos por lo tanto no eran suficientemente baratos.

 

 3-2 LA LLEGADA DEL EURO Y LA BURBUJA INMOBILIARIA

Decadencia Europa Crisis

LA LLEGADA DEL EURO

Pero llegó el euro y entonces los tipos de interés se igualaron con Europa y los bancos se quedaron sin ahorradores ya que los tipos tan bajos no eran atractivos para el ahorro. Y entonces las entidades bancarias se lanzaron a dar créditos hipotecarios y al consumo, para compensar evidentemente su falta de negocio por la vía de los depositantes…y llegó la burbuja.

España encontró en la construcción el único sector al que los chinos no podían acceder. Los industriales de antaño, que habían cerrado sus fábricas a principios de la década de los noventa se pusieron a invertir en suelo y en promociones cada vez más absurdas y delirantes. Los bancos daban créditos fáciles y por el 100% de las tasaciones inmobiliarias, incluso a inmigrantes con riesgo de insolvencia, alimentando y fomentando así la burbuja.  En definitiva, subían los pisos a pesar de que la demanda se estaba ya retrayendo.

Cuando los socialistas llegan al poder en el año 2004, ellos mismos  hablaban ya de la burbuja inmobiliaria en su programa electoral, y muchos sabíamos que era insostenible el ritmo de construcción de viviendas y el proceso de generación de nuevo suelo urbanizado. Pero no había salvación posible. El Partido socialista pegó esos años un acelerón al Estado del bienestar y quiso aprovechar los últimos coletazos recaudatorios del boom para conceder múltiples ventajas sociales. Mientras tanto, el Estado de las autonomías provocaba un enorme derroche, multiplicando el número de funcionarios y de políticos hasta generar diecisiete estructuras de mini Estado imposibles de financiar.  El coctel se volvió explosivo cuando el crédito se puso en manos de Cajas de ahorro manejadas por políticos descontrolados cuyo interés último era satisfacer las demandas de sus afines. Todo este dislate, todo este enorme coste, que finalmente se financió gracias a los préstamos que los bancos alemanes, chinos o árabes concedían a nuestros bancos, se debía repercutir en el coste de nuestra producción agrícola e industrial, haciendo que nuestra productividad se viniera definitivamente abajo y nuestra exportación llegara casi a la nulidad.

O sea, que nuestro país ya no podía competir.

 

3-3 ESTALLA LA CRISIS

Decadencia Europa Crisis

ESTALLA LA BURBUJA INMOBILIARIA

Y en esos momentos, en los que la deuda de las familias y las empresas era enorme, incalculable, y la economía totalmente improductiva, el gobierno socialista equivocó torpemente el diagnóstico. Por entonces el único que tenía las cuentas saneadas era Estado ya que una parte sustancial  del flujo económico, que comenzaba en un banco alemán, pasaba por una Caja de ahorros española y llegaba a un promotor o comprador de vivienda, terminaba vía impuestos en las arcas de la Administración.

Y cuando llegó la crisis del sector financiero mundial, provocada entre otros factores porque los EEUU también tenían su propia burbuja hipotecaria, surgida por las mismas causas que la nuestra, y los bancos extranjeros dejaron de prestarnos e incluso empezaron a no renovar créditos a los nuestros, todo se vino abajo.

El gobierno creyó entonces que una política Keynesiana, que implica que el Estado inyecte un gran flujo de dinero en la economía deprimida, sería la solución. No se daba cuenta de que las políticas Keynesianas funcionan solo cuando la economía sufre una recesión, pero tiene raíces sanas, tiene un buen fundamento sólido capaz de renacer gracias a los estímulos públicos.

Keynes hablaba de su política como una inyección de gasolina en el carburador capaz de provocar que el motor reaccione. Pero si el motor está gripado… Y eso pasaba con la economía española el año 2008. El gobierno socialista entre 2008 y 2011 arruinó al país con la mejor de las voluntades. No supo interpretar que la burbuja inmobiliaria tenía sus razones profundas en la incapacidad competitiva de la economía española en los demás sectores y encima aumentó  los costes sociales gravando todavía más nuestros productos  haciéndonos aún menos competitivos.

No controló tampoco los gastos absurdos de un sistema autonómico ineficaz. Y cuando estalló la burbuja pensó resucitar un motor inservible a base de dinero público empleado en inversiones sin sentido. En definitiva, el Estado quebró, se arruinó, como antes se habían arruinado las familias y las empresas, así que llegó el colapso.

3-4 FALSAS EXPLICACIONES DE LA CRISIS

Decadencia Europa Crisis

 ¿CRISIS?

Pero lo más increíble de este fracaso, de esta incapacidad nacional para mantener nuestro maravilloso Estado del bienestar con una economía sana y productiva, es que en lugar de hacer un diagnóstico correcto, se intentó echar la culpa de la crisis a los bancos extranjeros, a los bancos nacionales, a los políticos, a la corrupción…

La sociedad española no ha asumido todavía hoy  que la crisis estaba en ella misma. Teníamos un Estado del bienestar de primera que éramos incapaces de mantener. Porque una nación que no exporta bienes en mayor medida que importa acaba siempre fracasando.

Y con los costes de nuestro Estado del bienestar, agravados por una insoportable falta de natalidad y un envejecimiento progresivo, necesitamos una enorme tensión vital, generando un gran esfuerzo nacional por estudiar, investigar, trabajar, abrir mercados; ser en suma excelentes para competir en costes con los productos que nos llegan de países donde la mano de obra es mucho más barata, precisamente porque no tienen nuestras ventajas.

Y eso, como veremos a continuación, requiere primero que a la población se le diga la verdad y que no se disfrace la raíz última del problema por razones de demagogia política partidista.

3-5 EL MODELO DE ÉXITO

Decadencia Europa Crisis

UN PAIS QUE FUNCIONA

Hemos llegado ya al quid de la cuestión que podemos resumir así: solo podremos mantener nuestro Estado del bienestar si somos un país  con jóvenes comprometidos con su formación, con un buen Sistema educativo global,  que cuida y alienta a los emprendedores, a los que se arriesgan para crear riqueza, cuyos trabajadores son responsables y cumplidores; un país en el que los contribuyentes cumplen con sus obligaciones, que tiene una Administración pequeña, barata, sencilla y ágil, lo que supone disponer de funcionarios motivados, trabajadores y eficientes. Un país en suma  con un gasto social bien dirigido hacia las prioridades, del que se haya eliminado el gasto superfluo, del que no se aprovechen aquellos que sestean y viven de las subvenciones ni  los ciudadanos que  gastan sin medida tan solo porque es gratis y paga el.  En resumen, con esfuerzo. Por eso es tan dañino el mensaje demagógico de que la culpa es de los bancos, los políticos y los corruptos, actores que evidentemente tienen su parte de responsabilidad en nuestro fracaso, pero no son la raíz del problema.

Pero fíjense bien, el mayor daño que puede hacer un político es precisamente ocultar a la ciudadanía que la mayor responsabilidad es colectiva y que un joven que no estudia, un trabajador absentista, un empresario que no reinvierte en su negocio y lucha por abrir mercados, un funcionario que sestea desmotivado, un ciudadano corrupto o que no paga sus impuestos, un político que derrocha los recursos, un banquero que no da créditos….en fin una sociedad que ha bajado los brazos y no mantiene la tensión del esfuerzo, no puede al mismo. Pero los políticos no se sienten capaces de hacer esa pedagogía porque enfadar a los votantes con estos discursos no es rentable electoralmente. Lo  rentable es vender la idea de que la solución no requiere esfuerzos colectivos: basta con hacer que los ricos paguen más impuestos.

La medida es realmente justa e irreprochable, pero en Europa, con modelos  fiscales sumamente progresistas,  que obligan a los ciudadanos a pagar al Estado más del 60% de sus ingresos, si sumamos todos los impuestos en cascada que gravan la existencia, aumentar la presión recaudatoria solo provocaría un frenazo en el consumo y una  des-incentivación del esfuerzo por mejorar la propia economía.

En definitiva, es evidentemente más fácil que te quieran y te voten halagando los oídos de la gente y concediendo a costa del erario público, que a fin de cuentas no es tuyo, todo tipo de ventajas y prestaciones, que gobernar haciendo que los ciudadanos asuman sus responsabilidades individuales y colectivas.

 

4.-PORQUE EUROPA ES INCAPAZ DE ALCANZAR EL MODELO DE ÉXITO

4-1 RAZONES PROFUNDAS DE LA CRISIS EUROPEA

Decadencia Europa Crisis

FINAL DEL PATRON ORO

Hasta ahora hemos hablado de una crisis económica provocada por los costes de un Estado del Bienestar que debe repercutirse en el precio de los productos que se exportan y que nos hace al final menos competitivos, impidiendo el equilibrio de la balanza entre importaciones y exportaciones. Los países con balanzas negativas deben de endeudarse y acaban soportando crisis económicas, que les obligan a depreciar sus monedas o a hacer fuertes ajustes de sus costes laborales. Cuando existía el patrón ORO, e incluso durante las décadas en las que el DÓLAR se relacionaba con las reserva de oro americana, los países debían de buscar balanzas import/export equilibradas so pena de exponerse a perder sus propias reservas de ORO. Endeudarse sin ofrecer la garantía de tus reservas ORO era suicida y eso limitaba de alguna forma la capacidad de endeudamiento porque disuadía a los prestamistas.

Desde mediados de la década de los ochenta, casualmente cuando empieza la decadencia de los sectores productivos occidentales, el DÓLAR queda desligado de las reservas americanas de ORO y la garantía que EEUU primero y el resto de países después ofrece a los prestamistas es simplemente virtual, depende de lo que el país parezca ofrecer como garantía de que puede devolver lo prestado: modelo productivo, crecimiento, paro, exportaciones, equilibrio político… Es decir, estamos en manos de Agencias calificadoras que evalúan la capacidad de endeudamiento de los países. Desde ese momento, EEUU y Europa han podido endeudarse a una escala muy superior a la que hubiera resultado si la garantía de devolución de los préstamos fuera su propia reserva de ORO.

La consecuencia inmediata ha sido que los países europeos y sobre todo los latinos como España han ido financiando su Estado del Bienestar  y el derroche de sus administraciones públicas a base de deuda. Una deuda que exige el pago de grandes sumas en intereses y que se hace insostenible a medio y largo plazo.

A partir de ahora va a ser cada vez más difícil que determinados partidos políticos prometan imposibles a costa de aumentar la deuda, y si no somos capaces de mantener por nosotros mismos el Coste de nuestro Estado, los servicios se irán deteriorando y crecerá el malestar social.

Si además no somos capaces de exportar por la excelencia y calidad de nuestros productos incorporándoles un alto valor añadido y debemos competir a base de costes laborales bajos el malestar social aumentará exponencialmente. Si nadie nos presta y no tenemos nada atractivo que ofrecer a los mercados la decadencia se agudizará y el malestar social lo capitalizarán los partidos populistas. Sin embargo, estos partidos, una vez llegados al poder no podrán revertir la situación, al revés, la empeorarán notablemente y por varias razones 3 razones fundamentales: 1.-Tendrán que aumentar el gasto social para satisfacer a sus votantes 2.-Tendrán que mejorar las condiciones laborales aumentando los costes salariales y haciendo aún menos competitivos nuestros productos. Es verdad que aumentando los salarios mejora el consumo interno de un país, pero bajan sus exportaciones y ya hemos dicho que solo las exportaciones crean verdadera riqueza. El consumo interno solo genera a medio plazo nuevas burbujas 3.- Empeorarán la calificación crediticia de las Agencias por lo que subirá la prima de riesgo y con ello pagaremos más por los intereses de la deuda (Ver caso griego)

Volvemos a lo mismo, de aquí solo nos saca el esfuerzo y la excelencia de nuestra sociedad.

4-2 RAZONES POR LA QUE SERA TAN DIFICIL REMONTAR

Esfuerzo y excelencia son la palabra clave.

Las sociedades latinas, con Francia, Grecia, España e Italia a la cabeza valoran enormemente el éxito pero sin embargo no hacen del esfuerzo, de la constante dedicación a un objetivo, de la búsqueda de la excelencia, un valor moral de primer orden, como si sucede en los países de tradición protestante. Vivir bien, disfrutar de la existencia, incluso a costa de alguna inteligente pillería está bien visto. Parece que es superior aquel que vive estupendamente sin la contrapartida de la pesada carga del esfuerzo y el trabajo que aquel que se desloma: solo se vive una vez.

Añadimos a esta mentalidad tan nuestra la visión que tenemos de lo público, del Estado, como de algo completamente ajeno a nosotros, que no guarda relación con sujetos individuales. Por lo tanto, engañar al Estado, beneficiarse abusivamente de él es como hacerlo de un ente abstracto, de una montaña, del éter. No llegamos a visualizar que el dinero que sacamos fraudulentamente del Estado se lo estamos robando a nuestros amigos, vecinos, conciudadanos o compatriotas. Solo cuando el Estado entra en quiebra nos entra cierta desazón, pero nada más que por lo que nos toca a nosotros, por el efecto que esa falta de recursos puede tener en nosotros. ¡Qué hay de lo mío! Sería la frase predilecta de los latinos.

Pero eso es solo el principio.

 

5.-CAMBIOS PROFUNDOS EN LA ESTRUCTURA SOCIAL

5-1 LA FAMILIA Y LA NATALIDAD

Decadencia Europa Crisis

LA FAMILIA TRADICIONAL

La sociedad española, como el resto de sociedades occidentales y tal vez la mundial dentro de unos años, ha finiquitado de hecho el modelo tradicional de familia basado en una pareja formada por sujetos de ambos sexos, más o menos estable y que se une para criar hijos. La incorporación de la mujer al trabajo ha buscado lógicamente que ésta fuera económicamente independiente y pudiera subsistir sin un hombre que la mantuviera. Es lo que se ha llamado desde principios del siglo XX pasado la liberación de la mujer.

Era un proceso histórico irreversible desde el momento en el que la mejora de la sanidad pública posibilitaba que las mujeres cumplieran con las tasas de reproducción humana teniendo solo dos o tres hijos; mientras que la misma sanidad alargaba su vida hasta más allá de los ochenta años. Cuando las mujeres tenían una media de 8 partos, generalmente complicados, y su vida media no llegaba a los cuarenta, era imposible que la mujer trabajara y fuera independiente.

Vamos pues irremediablemente a una sociedad de individuos y no de parejas; seres de ambos sexos que se juntan y separan según intereses circunstanciales y que, cada vez más, tendrán separados sus patrimonios. Los planes estables de vida en común con voluntad de permanencia serán la excepción.

Es curioso, o tal vez sospechoso, que un cambio tan notable en la estructura social no haya sido objeto de análisis, de debate. Se asumen los nuevos modelos porque se consideran probablemente los únicos válidos, porque se considera que ponerlos en cuestión es dudar de las ventajas de la emancipación femenina. Pero aunque admitamos que no hay otro camino posible, sí que deberíamos estudiar las consecuencias que está teniendo y tendrá en el futuro próximo.

La más palpable es sin duda la drástica disminución de la natalidad pues tener y criar a los hijos dentro de estructuras familiares inestables, en las que todos sus miembros salen a trabajar diariamente, es muy difícil. Las sucesivas generaciones criadas en esos ambientes tan dinámicos y a veces tan traumáticos eluden la paternidad y maternidad de forma sistemática o la retrasan todo lo posible.

¿Cómo afectará esta postergación del instinto reproductivo en la sociedad humana?

La primera consecuencia es la drástica caída de la natalidad; eso supone muchas cosas. Tendremos una pirámide de población invertida en la que habrá menos clases activas y más clases pasivas. Con el agravante de que viviremos mucho más, pero necesitando ingentes cantidades de recursos para prolongar la vida de nuestros mayores. Serán sociedades económicamente ralentizadas y con menos consumo, pues las personas de edad necesitan comprar menos, se endeudan también en menor medida….Evidentemente deberemos prolongar la edad laboral para equilibrar la relación entre personas trabajando y dependientes.

Mientras haya naciones con exceso de natalidad el flujo de inmigración hacia los países occidentales irá en aumento, compensando su baja tasa de reposición; tendremos  pues que acostumbrarnos a ser cada vez menos numéricamente en comparación con  los flujos inmigratorios. Eso nos tendrá que hacer más tolerantes y tendremos que renunciar a que nuestros valores y formas de vida sean hegemónicos en nuestros propios países. Así debe de ser cuando preferimos evitar el esfuerzo de tener hijos y criarlos y preferimos la comodidad que supone disponer de inmigrantes.

Pero hay más. No tener hijos tiene una enorme repercusión en la psique humana. La existencia del ser humano es corta y lo que el hombre construye a lo largo de la vida no puede llevárselo consigo al morir. La historia del hombre es pues sobre todo un relato de generosidad inter-generacional. Nos esforzamos, trabajamos duramente, no solo por nosotros sino también por nuestros descendientes. Nuestro compromiso con el futuro, con la sociedad más allá de nuestra vida, con el planeta en general, está relacionado con el deseo de que nuestros hijos vivan en un mundo mejor. Cuando una sociedad desiste paulatinamente de reproducirse está necesariamente tendiendo hacia el egoísmo, entendido no como valor moral sino biológico. Los romanos basaron su éxito en el concepto de familia eterna, es decir, en la creencia de que la fama individual solo era una parte del honor del clan. Esa sensación de continuidad histórica de la familia, de compromiso a través de las generaciones, les proporcionaba una gran fuerza como sociedad. Ahora vamos cada vez más al individuo sin raíces ni continuidad…

¿Qué consecuencias tendrá todo ello en el futuro?

 

5-2 LAS NUEVAS TECNOLOGIAS: EL ESTADO INVASOR VERSUS LAS REDES SOCIALES

Decadencia Europa Crisis

THE BIG BROTHER IS WATCHING YOU

El Estado totalitario fue denunciado por los escritores del siglo XX como Orwell o Koestler por invadir la vida de los ciudadanos hasta asfixiarla. Ninguno de ellos pensaba que el Estado democrático pudiera llegar a ser igualmente invasivo, aunque evidentemente de una forma mucho más sutil y con la benéfica razón de procurar nuestro bienestar. El Estado surgido del siglo XX es un padre tutelar que vela por nosotros; nos procura la educación, la sanidad, la protección a través de los cuerpos de seguridad, nos provee en la jubilación, nos defiende con su ejército, construye nuestras infraestructuras, administra nuestros recursos y regula nuestra vida hasta en los mínimos detales, siempre por nuestra seguridad. Nos prohíbe muchas cosas, cada vez más, sugeridas por sesudos funcionarios que generan leyes, códigos y normativas que se supone hacen nuestra vida más fácil; es el árbitro en nuestras disputas y dicta sentencias que generalmente son justas y si no es así debes acatarlas igualmente porque la última instancia no nos pertenece. Cada vez nos deja menos margen, cada vez el ser humano es más dependiente, más sumiso, no porque alguien o algo nos imponga su dominio sino porque fuera del sistema solo existe la oscuridad, lo desconocido, la ley del más fuerte.

El Estado, como cualquier otra cosa existente del universo, cuando no tiene una firme oposición que lo límite tiende a ocupar cada vez más espacio. Si le dejáramos el Estado llegaría a penetrar en nuestras mentes, nos impondría paternalmente una moral, nos convertiría en puras marionetas. Y no es disparatado pensar, haciendo algo de ciencia ficción, que si en el futuro se inventara una especie de matriz artificial, el Estado podría aspirar a administrar la reproducción y crianza de los seres humanos; se nos vendería fácilmente como un gran avance que nos liberaría de una pesada carga. Si eso ocurriera nos convertiríamos en felices e irresponsables adolescentes perpetuos, un panorama nada alentador.

A cambio de todo eso le entregamos una gran parte de nuestra libertad y de nuestro dinero. En una palabra, renunciamos a una amplia cuota de nuestra libertad a cambio de seguridad y confort. Y eso irremediablemente nos hace dependientes, débiles y miedosos, como cualquier ser vivo domesticado que habite un zoo. Ahora, con las nuevas tecnologías, el grado de control que el Estado puede tener sobre un ser humano concreto es increíble. Es prácticamente imposible ocultarle nada de nuestra vida…por el momento tan solo nuestros pensamientos. Solo cabe rezar para que todo ese magno poder no caiga en malas manos.

Como única contrapartida la tecnología nos ha proporcionado las Redes sociales, un canal de comunicación inmediata y global que está siendo bastante eficaz para limitar la presión de los Estados. Pero por otra parte el individuo está físicamente más solo y más aislado.

5-3 EL HIPERDESARROLLO DEL ESTADO DEL BIENESTAR Y LA MENGUA DE LA INICIATIVA PRIVADA

Pero volviendo a nuestro análisis sobre la decadencia europea. No cabe duda de que el Estado del bienestar llevado a ciertos límites agosta la iniciativa privada, reduce la capacidad de riesgo de las personas y burocratiza la sociedad de forma indeseable; hay innumerables pruebas de que esto está sucediendo y ponemos sobre la mesa una de ellas: de las 100 empresas mundiales "UNICORNIO" (empresas que recientemente han alcanzado los 1.000 millones de capitalización) hay solo 10 europeas y ninguna española. La zona euro está muy bien considerada como lugar para vivir pero ocupa los últimos lugares del ranking como área del mundo recomendable para abrir un negocio. Como decíamos al principio, los amantes del riesgo, los emprendedores, los que tienen sugerentes ideas que desarrollar, los que no desean poner límites a su capacidad creativa huyen de nuestro continente. En una palabra, estamos viviendo de las rentas en un confortable retiro para ancianos mientras el mundo bulle a nuestro alrededor. Allí afuera sigue la pelea por la vida, el riesgo y muchas veces el fracaso y el desamparo; aquí se está decididamente bien. La cuestión es si podremos seguir costeándonos indefinidamente nuestro apacible retiro cuando los centros de negocio y decisión se desplacen definitivamente de nuestro continente.

5-4 LOS NUEVOS EUROPEOS

Decadencia Europa Crisis

LA JUVENTUD EUROPEA

Por último terminaremos este análisis fijando nuestra atención en la nueva juventud europea. Es cierto que jamás tuvimos una generación tan bien formada tecnológicamente, pero...¿Tiene también una base humanística, una cultura histórica, una capacidad de análisis de los procesos políticos y sociales? Lo que es incuestionable es que cada vez leen menos y su cultura es gráfica o más bien filmográfica. Eso les hace minusválidos verbales y su capacidad de comprender textos y de hacer discursos coherentes es cada vez peor. No saben explicarse porque no saben comprender. Todo se les da sin esfuerzo, masticado y eso es letal para su formación.

Otro problema es que una parte de la juventud europea ha aprendido a sobrevivir con los recursos de sus padres y las ayudas o subvenciones estatales destinadas sin embargo a los sujetos que bordean la exclusión social. Se han acomodado a esta vida porque tampoco establecen proyectos de futuro ni se embarcan en relaciones que puedan atarles. No desean comprometerse ni tener una familia, lo cual es muy lícito, pero si ese cierto nihilismo se extendiera se aceleraría enormemente el proceso de decadencia. Esperemos que no ocurra así.

 

Julio Gómez Perretta de Mateo

Insertar comentario
2 Comentarios
Imagen de Anónimo
La decadencia europea y sus causas.

Buen artículo comparto la mayoría de lo expuesto sobre todo las conclusiones, con solo conocer un poco de teoría económica era previsible este resultado, una cosa lleva a la otra, la decadencia estaba asegurada una vez se introdujeron las políticas de redistribución de la riqueza es decir se impuso el mal llamado Estado del Bienestar que premia la irresponsabilidad y el parasitismo de la sociedad. Solo imagine dentro de pocas décadas a una población vieja totalmente dependiente de un Estado clientelista, corrupto y técnicamente quebrado que poco a poco va empobreciendo a toda la sociedad. Si quiere estar peparado para lo que viene lea este artículo http://www.elclubdelosviernes.org/estas-preparado-apocalipsis-socialista/

Imagen de Anónimo
La decadencia europea y sus causas.

Las politicas de redistribucion de la riqueza no han tenido nada que ver con la decadencia. Todo lo contrario,el hecho de haber estado yendo en europa y desde hace siglos a un sistema cada vez mas estrecho donde los ricos son cada dia menos cantidad y mas ricos mientras que los pobres son cada dia mas cantidad y mas pobres... hemos vuelto a terminar en europa viviendo en una sociedad clasista donde si has nacido en cuna de ricos seguiras siendo rico y si has nacido en cuna pobre te podriras de asco casi con total seguridad. Europa no es un continente para arriesgarse montando un negocio.

Al final, como yo y como la mayoria de los jovenes, acabas llegando a la conclusion de que si no te importa renunciar a proclear, entonces lo mejor que puedes hacer es pasar de todo y no complicarte la vida. Buscate un trabajo de mierda que ganes algo (yo trabajo a media jornada y gano 300€). Y la verdad, me considero el tio mas feliz del mundo. Vivo en la casa que herede de mis abuelos (ahorrandone hipotecas y alquileres). Tengo todas las tardes libres para disfrutar de mis hobbies que no cuestan un duro (ciclismo, musica e informatica).No tengo coche ni lo deseo. No tengo novia ni la deseo. Soy feliz fumando mi tabaquito y mi marihuanita plantada en la azotea, comiendo comida Hacendada y disfrutando por la noches con los colegas hechando una cervecita halandde nuestras cosas.

La crisis es lo mejor que le ha pasado a españa porque gracias a ella ahora somos mas jovenes los que estamos con tiempo libre disfrutando de la vida. ¡Que le den por culo a españa y que le den por culo a europa¡

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.