CURIOSIDADES ARQUITECTÓNICAS

La casa más grande y cara del mundo

La residencia más grande y cara del mundo, que también pretendía ser el edificio más verde del mundo ha sido finalizado recientemente en Mumbai, India; y la verdad que las sensaciones que nos deja son de salsa de rollito de primavera: agridulces. 

La casa más grande y cara del mundo¿Ves la vivienda? Está justo ahí!

Share This

  • linkedin
  • google+

La residencia más grande y cara del mundo, que también pretendía ser el edificio más verde del mundo ha sido finalizado recientemente en Mumbai, India; y la verdad que las sensaciones que nos deja son de salsa de rollito de primavera: agridulces. 


La Casa Antilia, Atlántida en inglés, de la que conocimos sus primeros renders hace justo ahora dos años, se ha convertido en una abrumadora realidad, que asusta un poco por sus números y por su descontextualización y falta de integración urbanística.



El edificio, porque llamarlo casa me cuesta, alcanza orgulloso los 173 m de altura en 27 niveles con una superficie útil total de vivienda de aproximadamente 37.000 m². Números que son acordes con el aspecto de la construcción que parece una torre pero que en realidad es una vivienda unifamiliar que ha costado $1 billón de dólares (750€ millones de euros) y que ha sido construida para el hombre más rico de India (cuarto del mundo según Forbe’s) Mukesh Ambani, que compartirá esta vivienda con su mujer y tres hijos.



Construida en un país que tiene aproximadamente a un tercio de su población en los niveles más altos de pobreza mundial, la Casa Antilia ejemplifica perfectamente las enfermedades que afectan a nuestra sociedad actual, el abuso en el consumo, el extremo despilfarro y una forma de vida insostenible para el planeta.



El diseño es producto de la asociación de dos firmas de arquitectura Perkins+Will and Hirsch Bedner Associates. Han sido necesarios tres años para finalizar la construcción y si fuera un edificio con plantas de una altura estándar, tendría 60 niveles. El edificio se sitúa en Altamount Road, la “milla de oro” de Mumbai y dobla la altura de las estructuras que la rodean.



Contiene un área de cuidado y belleza, gimnasio, un estudio de baile, piscina, sala de fiestas, habitaciones de invitados, multitud de salones y un cine de 50 butacas. En la cubierta se han instalado tres helipuertos y en el sótano existe un parking para 160 vehículos. Para poder mantener toda esta mole, limpia, ordenada y apunto para su correcto funcionamiento, la familia Ambani ha contratado a más de 600 empleados.



La torre está formada por una lámina que recorre el edificio serpenteando y que genera los espacios principales. La lámina se concibió como soporte a toda una serie de paneles de cultivos hidropónicos y además existe un jardín a media altura de la torre, pretendiendo de este modo ser uno de los edificios más verdes del mundo. Pero la imagen que observamos en la realidad virtual de una estructura cubierta de follaje verde ha pasado en la foto real a convertirse en un entramado metálico que se eleva hacia el cielo. Parece difícil que con el crecimiento de las plantas sea posible suavizar la realidad construida, al menos en una cuantos años, en cualquier caso le daremos el beneficio de la duda.





De hecho los arquitectos, destacan el elemento verde como una de las cosas más interesantes de edificio. “Puedes utilizar todas las paredes como árboles e incrementar cinco o diez veces el área verde en comparación con utilizar sólo cubiertas ajardinadas. Es un prototipo para edificio futuros”.



Parece raro que la familia Ambani, una de las menos ostentosas hasta el momento, haya decidió construir esta residencia que por el momentos podemos clasificar como curiosidad arquitectónica. Veamos donde la sitúa el paso del tiempo en la historia de la arquitectura.

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.