GRANDES MAESTROS

La arquitectura verde de Burle Marx en el jardín de la Hacienda Vargem Grande

Como en otras intervenciones paisajísticas de Roberto Burle Marx, el jardín de la Hacienda Vargem Grande en la Serra da Bocaina (Brasil) se plantea como una actuación con connotaciones artísticas, al dotar de valores plásticos a la disposición de especies vegetales y elementos de agua, protagonistas absolutos del proyecto.

La arquitectura verde de Burle Marx en el jardín de la Hacienda Vargem GrandeLa arquitectura verde de Burle Marx en el jardín de la Hacienda Vargem Grande

Share This

  • linkedin
  • google+

Como en otras intervenciones paisajísticas de Roberto Burle Marx, el jardín de la Hacienda Vargem Grande en la Serra da Bocaina (Brasil) se plantea como una actuación con connotaciones artísticas, al dotar de valores plásticos a la disposición de especies vegetales y elementos de agua, protagonistas absolutos del proyecto.

El gran maestro del paisajismo moderno es, sin lugar a dudas, Roberto Burle Marx (1909-1994). Estudió pintura en la Escuela de Bellas Artes de Río de Janeiro, con Leo Putz, y posteriormente con Cándido Portinari. Aunque se trata de una figura polifacética, con una importante obra pictórica y escultórica, tapices, cerámica decorativa, dibujos y grabados, su nombre se asocia de manera indefectible con el paisajismo.


Fotografía de MOMA

Su trabajo se inicia a principios de la década de 1930, con colaboraciones con Lucio Costa (Casa Schwartz, Casa Ronan Borges) y proyectos para el Servicio de Parques y Jardines de Recife, destacando el jardín de cactáceas de Madalena o los jardines diseñados para la casa Forte (1935).


Fotografía de Escritório de Paisagismo Burle Marx

Su prestigio se refuerza gracias a la participación en el proyecto del Ministerio de Educación de Río de Janeiro, dirigido por Lucio Costa con el asesoramiento de Le Corbusier. Su colaboración se centrará en los paneles decorativos de azulejo y el diseño del jardín. A partir de este momento, los grandes arquitectos modernos brasileños contarán con él para el desarrollo de terrazas-jardín y espacios ajardinados.


Fotografía de Leonardo Finotti

La arquitectura de los jardines de Burle Marx utiliza la vegetación como elemento estructurador del proyecto, una vegetación fundamentalmente tropical y autóctona, que se conjuga a la perfección con el agua, incluida en láminas y superficies de formas libres y desprejuiciadas. En su trazado busca la supresión de ejes, simetrías y composiciones rígidas, promoviendo, en su lugar, diseños geométricos y abstractos, con cierto recuerdo a la técnica del collage, o bien, formas orgánicas, onduladas y vibrantes. Sus espacios ajardinados muestran una explosión de color, especialmente en los juegos de pavimentos y suelos, combinando texturas y acabados diversos en un conjunto variado de materiales, como complemento a la vegetación y el agua.


Fotografías de MOMA

Algunos de sus diseños, como los jardines del Eixo Monumental de Brasilia, el parque del Este (1956) en Caracas, el conjunto del Museo de Arte Moderno de Río de Janerio, o el paseo de la Avenida Atlântica (1970) en Copacabana, son iconos del paisajismo moderno. Dentro de sus últimas obras destaca la intervención en los jardines de la Fazenda Vargem Grande. Se trata de una hacienda de 1837 dedicada al cultivo de café, el “oro negro” de la época colonial, ubicada en las laderas de la Serra da Bocaina, en Areias (Brasil).


Fotografía de KLAT

Fotografía de Filippo Bamberghi

En 1973, su propietario, Clemente Fagundes Gomes, inició un proceso de recuperación de la hacienda que culminó con el encargo a Burle Marx de la reestructuración de los jardines. Los trabajos se iniciaron en 1979 y duraron alrededor de diez años hasta concluirse. Las áreas de intervención fueron las antiguas explanadas utilizadas como secaderos de café.


Fotografía de Fazenda Vargem Grande

Los distintos niveles del terreno y las terrazas preexistentes fueron interconectados a partir de tres plataformas principales, generando 19 saltos de agua y cascadas, cinco estanques, que funcionan como láminas reflectantes o espejos de agua, y dos piscinas naturales, utilizando el agua proveniente de una fuente. Para el abastecimiento del riego de la vegetación se desvió el agua proveniente del antiguo lavadero de café.


Fotografías de MOMA

El resultado es un jardín exótico y exuberante, que se adapta a la topografía y en el que se emplea un gran número de especies autóctonas, junto a variedades no nativas y plantas acuáticas. De las distintas plantaciones, sobresalen los ejemplos de arecáceas, agaves y bromelias.


Fotografía de KLAT

Fotografía de Escritório de Paisagismo Burle Marx


Fotografía de Filippo Bamberghi

Los parterres presentan paseos de tierra compactada, superficies de césped y caminos de listones de madera. Los muretes de contención de los saltos de agua y los estanques se materializan con fábricas de piedra del propio lugar, buscando una integración perfecta con el entorno que lo rodea.


Fotografías de Escritório de Paisagismo Burle Marx


Fotografía de KLAT

El conjunto se complementa con elementos de piedra de carácter escultórico donde se dispone la vegetación en composiciones irregulares, que denotan la libertad de la naturaleza frente a la rigidez de la construcción. Las formas onduladas remarcan el carácter orgánico de la actuación dentro del trazado geométrico de las plataformas.


Fotografía de KLAT


Fotografías de Filippo Bamberghi

Desde la muerte de Roberto Burle Marx, el mantenimiento del jardín de la Hacienda Vargem Grande estuvo a cargo de uno de sus principales colaboradores, Haruyoshi Ono. Desde 1965, Ono estuvo vinculado con el estudio que Burle Marx había creado en 1955, Escritório de Paisagismo Burle Marx, siendo el continuador de la filosofía y la estética del maestro hasta su muerte en 2017.


Fotografía de Victor Hugo Mori


Fotografías de KLAT

Convencido de que la intervención en el paisaje es una forma de arte, Roberto Burle Marx supo generar un enfoque distintivo en sus actuaciones paisajísticas, de fuertes connotaciones expresivas y gran calidad plástica. La distribución y disposición de especies vegetales, fundamentalmente nativas, refuerzan el aspecto artístico que imprimió a los pavimentos, empleando gran variedad de colores, acabados y texturas.


Fotografía de KLAT


Fotografías de Filippo Bamberghi

A día de hoy, la Fazenda Vargem Grande se ha convertido en una hospedería rural, pero el jardín proyectado por Burle Marx sigue siendo como lo diseñó, un remanso de paz en el corazón convulso del bosque tropical brasileño.

Fotografías de Escritório de Paisagismo Burle Marx, Fazenda Vargem Grande, Filippo Bamberghi, Leonardo Finotti, KLAT magazine, MOMA y Victor Hugo Mori

http://burlemarx.com.br/

http://www.fazendavargemgrande.com.br/

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.