Share This

  • linkedin
  • google+

Vamos a reseñar en este artículo dos proyectos recientes del estudio de arquitectura más reconocido del país azteca.

La arquitectura moderna mexicana gira en torno a dos nombres, dos monstruos icónicos de la arquitectura del siglo XX que son: Luis Barragan y Ricardo Legorreta. Sus obras son indiscutiblemente modernas pero rescatan de la tradición hispano-azteca el uso de una estética del muro portante, tratados en su dimensión más colosal. Son pues geometrías puras basadas en las maclas de grandes masas de material que perforan admirablemente para jugar con los efectos de luz y el color.

Sin embargo Enrique Norten, tras unos comienzos en los ochenta, marcados por la influencia de los grandes maestros, entra ya en la década de 1990 con personalidad propia utilizando sin complejos en su arquitectura los elementos tecnológicos más avanzados.

El grupo Ten forma parte del selecto grupo de estudios de arquitectura que realizan proyectos en cualquier parte del mundo.

Las señas de identidad de estos nuevos despachos globales ya no provienen de sus orígenes respectivos sino precisamente de la pertenencia a esa nueva dimensión planetaria. Podríamos decir por lo tanto que se ha consolidado definitivamente un nuevo estilo de arquitectura global que suma de forma ecléctica los aciertos obtenidos en las últimas décadas: alardes estructurales que generan geometrías desligadas de la tradición estática clásica, definición manierista de la piel de fachada y empleo masivo de la tecnología, siempre con la coartada de la sostenibilidad energética.

Ten nos presenta un nuevo concepto de edificio residencial en la ciudad de Nueva York, llamado Mercedes House, que responde exactamente al modelo de cliente single, que requiere pequeños y confortables apartamentos privados y amplios espacios de relación ( gimnasio, club social, piscina, sauna...). Son los nuevos edificios ajenos a la familia tradicional y por lo tanto donde los niños simplemente no se contemplan.

El otro proyecto, del estudio mexicano es el nuevo Centro de Estudios económicos llamado Rutgers Business School en el Livingston Campus de Piscataway (NJ). Situado en el punto de entrada al Campus, condición que define su forma de pórtico y su vocación de transparencia, es la primera referencia visual del mismo y define, tanto la plaza de acceso y la perspectiva de la Rockefeller Avenue  como el eje peatonal Este-Oeste.

Son proyectos claramente inscritos por lo tanto en ese estilo global mencionado.

Fotografías extraídas de la web del estudio: Grupo Ten Arquitectos

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.