REHABILITACIÓN

Integración entre rocas, Roduit House

Los gruesos muros de piedra de la edificación original quedaban perfectamente integrados en el entorno rocoso próximo. Esta unidad con el paisaje circundante no sólo se mantiene sino que se refuerza en este proyecto de restauración. 

Integración entre rocas, Roduit HouseRoduit House, Savioz Fabrizzi Architectes. © Fotos Thomas Jantscher

Share This

  • linkedin
  • google+

Los gruesos muros de piedra de la edificación original quedaban perfectamente integrados en el entorno rocoso próximo. Esta unidad con el paisaje circundante no sólo se mantiene sino que se refuerza en este proyecto de restauración. 




En 1814 comenzó a construirse este edificio en Chamoson, Suiza, fruto de diversas etapas, se utilizó mayoritariamente como casa rural. Estaba compuesto por tres áreas adyacentes a distintos. La planta baja estaba y está atravesada por un camino de acceso, esto indica que existía una antigua servidumbre de paso al edificio de al lado.





Los arquitectos, Savioz Fabrizzi Architectes, potencian la sensación “mineral” del conjunto construyendo en hormigón las nuevas piezas que sustituyen a las antiguas de madera en mal estado de conservación.



En el exterior se mantiene el volumen existente, las fachadas pétreas se conservan. En el interior éstas se revisten con una capa aislante de hormigón sobre base de vidrio reciclado espumado (Misapor). Además, este revestimiento se proyecta como su nueva estructura, para soportar las cargas del edificio. Cumple doble función, refuerza los viejos muros de piedra y aporta aislamiento térmico.





Las piezas de la fachada que se retiraron fueron reemplazadas por un muro de hormigón visto al que el encofrado le aportó la textura de la madera que sustituía.



Se conservaron casi todos los huecos de las ventanas existentes, algunos se ensancharon e incluso se abrieron nuevos de mayor tamaño para aumentar la luminosidad natural en las principales estancias y mejorar las vistas hacia el paisaje circundante. Estas nuevas ventanas se enrasan con el exterior para interferir mínimamente en el volumen del edificio, de esta manera también se aprovecha mejor el grosor de los muros.





Esta intervención cumple con la normativa de conservación de la energía en Suiza “minergie” gracias al buen aislamiento térmico, la ventilación controlada y la energía generada a partir de fuentes renovables. La vivienda cuenta con 23 m2 de paneles solares colocados sobre la cubierta que producen cerca del 35% de la necesidad anual para calefacción y agua caliente.





Los materiales que configuran el aspecto exterior penetran en el interior de la vivienda, el hormigón visto y la piedra natural visten las paredes, en el suelo pavimento de cemento pulido. Exterior e interior en continua armonía. Tan sólo unos pocos elementos, contrastan con este carácter mineral, la cocina y los sanitarios.





© Fotos Thomas Jantscher



© Planos Savioz Fabrizzi Architectes

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.