REHABILITACIÓN

Hogares unipersonales, otra arquitectura interior es posible: “The POP-UP House”

Los arquitectos de Taller DE2 se propusieron investigar sobre el “fenómeno single”, sobre las necesidades de estos nuevos hogares unipersonales, al mismo tiempo querían ensayar las posibilidades de un nuevo mobiliario capaz de contener toda la infraestructura doméstica. El resultado del cruce de estas dos ideas es “The POP-UP House”, una propuesta muy interesante.

Hogares unipersonales, otra arquitectura interior es posible: “The POP-UP House” Taller DE2 / © Fotos Miguel de Guzmán

Share This

  • linkedin
  • google+

Los arquitectos de Taller DE2 se propusieron investigar sobre el “fenómeno single”, sobre las necesidades de estos nuevos hogares unipersonales, al mismo tiempo querían ensayar las posibilidades de un nuevo mobiliario capaz de contener toda la infraestructura doméstica. El resultado del cruce de estas dos ideas es “The POP-UP House”, una propuesta muy interesante.

Se trata de una intervención en una vivienda situada en un edificio residencial construido a mediados del siglo XX en Madrid.

El fenómeno de los hogares unipersonales está en alza también en España pese a la situación de crisis en que aún nos encontramos. Muchos jóvenes y profesionales que hasta ahora venían compartiendo pisos se han cansado de esta situación y prefieren vivir solos. En países como Alemania, Francia, Reino Unido o Japón alrededor del 40% de las viviendas están ocupadas por una única persona y en EEUU hay 30 millones de “singles”, son datos que apunta los arquitectos de Taller DE2, Arantza Ozaeta Cortázar y Álvaro Martín Fidalgo. Este proyecto es un ensayo que explora los potenciales de esta realidad.

La vivienda se reforma para un usuario recién emancipado es por ello que en una primera acción los arquitectos borraron lo existente prescindible, es decir aquellas particiones que el nuevo habitante no iba a necesitar. Sólo la estructura y las acometidas quedaron en pie.

Construyeron un delgado mueble aglutinador de infraestructura doméstica formado por todas las unidades funcionales que una vivienda unipersonal necesita, a modo de las “maletas especializadas” de Toland Grinnell. Son elementos que al abrirse ocupan el espacio necesario para ser habitados. Los equipamiento se independizan y dispersan así se abre un catálogo de posibilidades, el cliente participa e interactúa y decide la posición que más se adapta a su estilo de vida. Desparece el concepto de aseo completo y se habla de módulo ducha, módulo lavabo o módulo inodoro.

Finalmente se ensamblaron todas la unidades en un único elemento aglutinador que no se mueve pero si se despliega. Se concentra en el centro dejando espacios generosos a su alrededor. Según abramos o cerremos dotaremos de un carácter a la estancia.

Se busca sacar el máximo partido a las capacidades acústicas, aislantes, divisorias y permeables de cada uno de los elementos. Los arquitectos aseguran que con esta nueva disposición el usuario dispone del 77% de la superficie útil para apropiarse libremente de ella mientras que con la vivienda convencional previa poco más del 50% de la superficie útil estaba destinada a espacio disponible.

Para la construcción del mueble se elige panel de fibras orientadas, material económico y versátil. Los exteriores son uniformes tan sólo se distinguen los tiradores que indican los movimientos, los interiores se llenan de color y diseño.

© Fotos Miguel de Guzmán / imagensubliminal.com

© Planos Taller DE2

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.