GRANDES DESPACHOS

Helsinki: El último de los museos Guggenheim

Los jóvenes arquitectos Nicolas Moreau y Hiroko Kusunoki resultaron los ganadores el pasado verano del prestigioso concurso que se lanzó para el diseño de la nueva sede del Museo Guggenheim en la capital finlandesa de Helsinki. El edificio destaca por su integración en el medio y el concepto que va más allá de ser una gran sala de exposiciones.

Helsinki: El último de los museos Guggenheim© Moreau y Kusunoki arquitectos

Share This

  • linkedin
  • google+

Los jóvenes arquitectos Nicolas Moreau y Hiroko Kusunoki resultaron los ganadores el pasado verano del prestigioso concurso que se lanzó para el diseño de la nueva sede del Museo Guggenheim en la capital finlandesa de Helsinki. El edificio destaca por su integración en el medio y el concepto que va más allá de ser una gran sala de exposiciones.

El estudio de arquitectura franco-japonés formado por los brillantes Moreau y Kusunoki serán los encargados de la construcción del nuevo centro en la capital finlandesa. El estudio actualmente tiene su sede en Paris y realizaron sus estudios de arquitectura en Tokio. trabajando uno con Sanaa y Kengo Kuma y la otra con Shigeru Ban.

Finlandia como pais a la cabeza de la llamada participación ciudadana lanzó un concurso totalmente libre para el diseño de un edificio tan representativo como la sede del del Museo Guggenheim.

En esta ocasión el ganador se aleja de la imagen impactante y descontextualizada de otras de las sedes del museo, que apuesta esta vez por la integración en el tejido urbano creando un espacio para disfrutar y vivir el arte y no ser meramente una sala de exposiciones.

El proyecto propone una pluralidad de espacios artísticos en los que las tres dimensiones espaciales se van adaptando a las diferentes circunstancias expositivas y van sorprendiendo al espectador que fluye libremente entre ellos a través de una trama urbana.

La concepción del edificio es de una agrupación de volúmenes independientes, que se conectan por pasos y plazas intersticiales, produciendo un resultado formal muy sugerente y fluido; la verticalidad del proyecto la proporciona  la zona de la torre en la que se alberga un espacio de gran atura, que se destina a exposiciones de macro formato y que se corona con un elegante restaurante panorámico accesible a todos los visitantes con unas estupendas vistas sobre el mar.

El material base del proyecto es la madera, un producto natural que con el desarrollo tecnológico actual alcanza enormes resistencias mecácnicas, al fuego o parásitos.

Imágenes © Moreau y Kusunoki arquitectos

 

 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.