MASTERS DEL DISEÑO

Hans Wegner, El Rey de las Sillas

El maestro danés creía que una silla debe estar suficientemente bien hecha como para durar al menos 50 años, algo que no parece estar en consonancia con las leyes actuales de los mercados pero que ha colocado sus productos en el Olimpo de los diseños.

Hans Wegner, El Rey de las SillasThe Chair - La silla. Hans Wegner

Share This

  • linkedin
  • google+

El maestro danés creía que una silla debe estar suficientemente bien hecha como para durar al menos 50 años, algo que no parece estar en consonancia con las leyes actuales de los mercados pero que ha colocado sus productos en el Olimpo de los diseños.

Su creación más icónica es de 1949 y se denomina la Silla redondeada o simplemente “la Silla” y es probablemente el mayor exponente de su filosofía en cuanto a la calidad de los diseños. El limpio diseño de esta silla lleva la madera a su mínima expresión, un semicírculo escultórico que descansa sobre cuatro delgadas patas con un asiento de cuero o nea suspendido entre ellas. El espacio vacío que separa el respaldo del asiento le da a la pieza la elegancia y economía de forma que resulta en un gran confort. “La silla está diseñada de manera que te puede mover en ella. No restringe tus movimientos. Cuando te sientes tienes que poder moverte, la sangre debe fluir” dice Marianne Wegner, la hija del diseñador.

En comparación con sus compañeros diseñadores modernos daneses – Arne Jacobsen, Finn Juhl y Verner Panton – Wegner fue el primero en ser conocido por su dedicación a la madera y a la laboriosa tarea de moldearla. En su juventud Wegner era escultor y siempre mantuvo esa actitud de jugar con el material.

En sus piezas quería que se evidenciara el esfuerzo en el diseño y que los propietarios se involucraran en su mantenimiento. Realmente, considerando que la silla tiene un precio de venta de aproximadamente $4.000, es fácil deducir que cualquiera que decida comprar este objeto va a estar interesado en su longevidad.

En la actualidad se siguen fabricando y vendiendo muchos modelos de Wegner. PP Møbler es el fabricante, localizado en un edificio acogedor en Allerød, un barrio residencial de Copenhague, y evidentemente este taller no es una fábrica al estilo de IKEA. En la producción de cada unidad trabajan como mínimo cinco artesanos de la madera y se tardan 12 horas en completarla. Sólo se fabrican entre 200 y 300 al año y se estima que en los 58 años de historia de la firma se han vendido unas 20.000 piezas de este diseño. El proceso de production es una mezcla entre prácticas sostenibles y artesanía pura.

La empresa trabaja únicamente con árboles que están a punto de caer. Prácticamente toda la madera es de roble de producción local, aunque La Silla también está disponible en fresno, cerezo o teca. En la elaboración solo se utilizan los 6 u 8 primeros metros del tronco (inferiores) y el resto de la madera se utiliza como combustible para calentar el taller.

De cada árbol se obtienen aproximadamente 50 sillas (algo menos si es el modelo La Silla). La madera nunca se curva o deforma, todas las geometrías se obtienen mediante tallado. Así se garantiza la longevidad, junto con la no aplicación de barnices. El único tratamiento superficial es con jabón que respeta la integridad de la madera.

Wegner falleció el pasado Enero a la edad de 92 años y a lo largo de su vida diseño alrededor de 300 sillas, todas ellas excepcionales por su artesanía y simplicidad. El diseñador siempre decía: “Una silla solo se ha acabado cuando alguien se sienta en ella”.

© Fotos PP Møbler

 

 

 

 

 

 

 

 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.