BIO-ARQUITECTURA

Guava House en Mawanella

La casa Guava es el retiro romántico de fin de semana del arquitecto sri lankés Ranjan Aluwihare, su esposa Shaunagh y sus dos hijos. El arquitecto, descendiente de una distinguida familia kandiana, nació en Putney, Londres, siendo su padre en aquel momento el jefe del Departamento de Ingeniería Civil del Greater London Council. Aluwihare todavía recuerda su encuentro en 1979 con Geoffrey Bawa, con solo 13 años, y el consejo que le dió su padre: ¡no te hagas arquitecto! Aun así, Aluwihare estudió bellas artes y diseño interior en el Chelsea School of Art de Londres y arquitectura en el North London Polytechnic School of Arquitecture donde se graduó en 1985.

Guava House en MawanellaGuava House, RA Designs

Share This

  • linkedin
  • google+

La casa Guava es el retiro romántico de fin de semana del arquitecto sri lankés Ranjan Aluwihare, su esposa Shaunagh y sus dos hijos. El arquitecto, descendiente de una distinguida familia kandiana, nació en Putney, Londres, siendo su padre en aquel momento el jefe del Departamento de Ingeniería Civil del Greater London Council. Aluwihare todavía recuerda su encuentro en 1979 con Geoffrey Bawa, con solo 13 años, y el consejo que le dió su padre: ¡no te hagas arquitecto! Aun así, Aluwihare estudió bellas artes y diseño interior en el Chelsea School of Art de Londres y arquitectura en el North London Polytechnic School of Arquitecture donde se graduó en 1985.

La parcela comprende una superficie de 1,4 hectáreas repleta de árboles del caucho en los alrededores de Mawanella, cerca de Kegalle a unos 100km al nord-este de la capital. Comprada la parcela en el año 2005, la Guava House no fue completada hasta el 2008.

El acceso a la casa se realiza a pie a través de unas escaleras que serpentean hasta la terraza de acceso desde donde se percibe la Bible Rock en la distancia. El vestíbulo de entrada se encuentra el el eje central, flanqueado por dos dormitorios, y seguido de un corredor interior que desemboca en el salón de doble altura y la terraza con piscina desbordante al nivel de la canopea arbolada.

Oculta de la linea de visión en una cota inferior se encuentra una vía de acceso rodado que facilita la llegada hasta los dos pabellones de invitados, Mangosteen y Rambutan, llamados de este modo por los frutos de los árboles autóctonos que crecen cerca de la parcela. Situados en la ladera inferior de la casa ambos pabellones cuentan con vistas sobre los campos de arroz.

La casa fue construida mediante estructura metálica, una hoja interior de ladrillo blanco y revestimiento exterior de madera de mango. Los acabados interiores en suelos y escaleras han sido realizados en madera de teka. La cubierta está ejecutada con iluk, un tipo de caña obtenida de Anaradapura que tras un proceso de transpiración permite mantener la casa fresca.

El aire acondicionado no existe en esta casa pues resulta innecesario ya que la casa ventila de manera natural gracias al movimiento de aire permitido por las propias aberturas.

El diseño de la casa Guava genera un ambiente ideal para la meditación, razón por la cual los pabellones anexos han sido habilitados para acoger reducidos grupos que realizan periódicamente clases de yoga en su interior. La Casa Guava fue finalista de los premios Geoffrey Bawa en el año 2014.

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.