CIUDADES Y URBANISMO

Greenpeace: El transporte en las ciudades: Un motor sin freno del cambio climático

Primer análisis en España de la importante contribución de la movilidad urbana al calentamiento global.

Greenpeace: El transporte en las ciudades: Un motor sin freno del cambio climáticoGreenpeace: El transporte en las ciudades: Un motor sin freno del cambio climático

Share This

  • linkedin
  • google+

Primer análisis en España de la importante contribución de la movilidad urbana al calentamiento global.

La movilidad urbana es parte de uno de los sectores que más contribuyen a la emisión de gases de efecto invernadero (GEI), el transporte. El Acuerdo de Paris de diciembre de 2015 sobre cambio climático establece la voluntad, de limitar estas emisiones.

Según el informe, en España se estima que cerca del 70% de la población vive repartida en 85 grandes áreas urbanas (más de 50.000hab) ó un 82% en municipios con más de 20.000hab.

Los COMPROMISOS EUROPEOS en materia de reducción de emisiones de GEI (año base 1990) son:

Y la evolución de las emisiones del transporte:

De estos datos se concluye que el transporte contribuirá a reducir las emisiones en menor nivel que las genera. Esta reducción a corto plazo se concentra en la mejora de la eficiencia de los motores de gasolina y diesel, y a medio y largo plazo en los vehículos "enchufables". Por tanto, en el sector del transporte, el mayor esfuerzo de reducción se lo lleva la movilidad urbana.

Las ESTRATEGIAS AUTONÓMICAS siguen esta línea europea, por lo que, aunque destacan el peso del transporte en las emisiones, no son ambiciosas y apuestan por el avance tecnológico en lugar de plantear cambios profundos en el modelo de transporte.

Los PLANES DE MOVILIDAD Y URBANÍSTICOS también siguen las bajas metas europeas, las propuestas y medidas están más definidas aunque su implantación es compleja, dada la necesaria cooperación de numerosas instituciones y agentes. Los PMUS (planes de movilidad urbana sostenible), de reciente implantación, se centran sólo en parte de la movilidad, esto es al desplazamiento de personas y poco atentos al transporte de mercancías y de agua o energía.

Hasta muy recientemente los planes urbanísticos han sido ajenos al fenómeno del cambio climático y tienen mucho que decir, puesto que la configuración de las ciudades es un factor determinante en las emisiones GEI. Factores como la densidad de población, la diversidad de usos, la relación con el entorno natural o rural o las características del espacio público y las edificaciones condicionan el uso de la energía, el uso y potencial de los distintos medios de transporte, la convivencia y la mayor o menor naturalización del hábitat urbano, lo que se traduce en niveles de emisiones y de capacidad de absorción de CO2.

Entre las CONCLUSIONES de este estudio, destacar la creciente proporción de los transportes en la producción de GEI, y en la movilidad urbana destaca el uso del automóvil en desplazamientos no sólo interiores a las ciudades sino también entre núcleos periféricos y ésta.

Las actuaciones en materia de movilidad sostenible, además, benefician a la salud, la seguridad y la convivencia.

La movilidad urbana representa un 40,1% de las emisiones de GEI del sector de transporte en España en su fase de desplazamiento. Los responsables de las emisiones: 75,5% la circulación de automóviles (cifra que asciende al 80% si se suman coches y motocicletas). Mientras que los modos de transporte público no llegan a sumar el 7% de estas emisiones.

Los compromisos alcanzados en las estrategias europeas en materia de GEI son modestos y más aún las actuaciones en el sector del transporte. Las medidas propuestas hasta la fecha, además, son insuficientes para afrontar el problema. En este sentido, son fundamentales las medidas de estímulo de los modos alternativos de desplazamiento (marcha a pie, bicicleta y transporte colectivo) junto a la disuasión de los medios de desplazamiento motorizado privados. Y por supuesto, son necesarias herramientas de planificación más poderosas que las existentes en esta materia.

© Greenpeace

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.