Arquitectura

Foster firma un espectacular campus en Turín

El campus Einaudi de Turín, obra del estudio de arquitectura Foster+Partners, es considerado uno de los 10 edificios universitarios más espectaculares del mundo

Foster firma un espectacular campus en TurínFoster firma un espectacular campus en Turín

Share This

  • linkedin
  • google+

El campus Einaudi de Turín, obra del estudio de arquitectura Foster+Partners, es considerado uno de los 10 edificios universitarios más espectaculares del mundo

vista de conjunto del edificio des del exterior.
Fotografía de Aina Pérez i Verge

En 2013 fue inaugurado en Turín el campus Einaudi. El nuevo polo universitario situado muy cerca de la Mole Antonelliana, símbolo de la ciudad, convirtiendo el emplazamiento de una antigua central de gas en un nuevo generador de energía y educación.

El proyecto es obra del estudio Foster+Partners, con sede en Londres, y cubre una superficie construida de aproximadamente 47.500 metros cuadrados ocupando una parte de la orilla sur del río Dora, con capacidad para albergar más de 5.000 estudiantes.

vista superior del edificio y su cubierta con Mole Antonelliana al fondo
Fotografía de la Universidad de Turín

vista desde el exterior de uno de los accesos del campus. Imagen VERTICAL
Fotografía de Aina Pérez i Verge

La Universidad de Turín necesitaba una nueva sede para las facultades de derecho y ciencias políticas que fuera moderna, favoreciera la interacción social y el ambiente de campus, creando al mismo tiempo nuevos espacios públicos. Además el nuevo equipamiento requería espacios muy flexibles y adaptables, con un uso principal de la iluminación natural i una importante atención al ahorro energético.

vista del interior del claustro circular que da acceso a las facultades.
Fotografía de Nigel Young

vista del interior del claustro circular.
Fotografía de Piermario Ruggeri

El concepto del complejo es una reinterpretación del tradicional claustro cuadrado, convirtiéndolo en un triangulo formado por dos edificios principales unidos bajo una gran cubierta que parece suspendida y que cierra el espacio dejando en su interior un gran jardín circular des del cual se accede a las diferentes facultades y a la biblioteca.

vista del juego líneas horizontales de cubiertas y bandas de fachada.

vista interior del acceso principal del edificio en doble espacio.
Fotografías de Aina Pérez i Verge

La imagen del campus se caracteriza por unas fachadas divididas en bandas que alternan el metal cepillado y las ventanas que reflejan el cielo. Los edificios de cuatro plantas, constan de una planta baja totalmente transparente ocupada por la parte más pública del proyecto. Las zonas de acceso y circulación se enfatizan con el uso del doble espacio. Las plantas superiores, en cambio, albergan los espacios que necesitan más privacidad como los despachos de los docentes.

vista interior de la escalera del acceso principal.
Fotografía de Aina Pérez i Verge

vista interior de la escalera de la biblioteca.
Fotografía de Nigel Young

La gran biblioteca de 10.000 m2 es otro de los puntos importantes del proyecto, con 800 puestos casi todos con vistas al río, y orientada a norte con muy buena iluminación natural, goza de un sistema moderno y flexible de 26 km de estanterías abiertas que permiten consultar prácticamente toda la colección de volúmenes especializados que contiene. Además de la biblioteca el otro grande espacio comunitario del complejo es un auditorio con capacidad para 500 personas totalmente transformable en dos espacios más reducidos de 250 butacas cada uno, siguiendo uno de los conceptos principales del proyecto, la flexibilidad y la adaptabilidad de todos los espacios del campus.

vista exterior del edificio de la biblioteca.
Fotografía de Aina Pérez i Verge

Otra de las características del edificio es la atención al ahorro energético y la arquitectura bioclimática, empezando por el masterplan del proyecto ideado para crear un oasis de tranquilidad en medio del tráfico cercano. El nuevo campus está rodeado por un espacio verde atravesado por un “paseo del filósofo”, asimismo tiene otros accesos peatonales que conectan el complejo con las paradas de transporte público y con los edificios de servicio, como el bar y la residencia de estudiantes. Se han instalado 7.200m2 de pavimento fotocatalítico para neutralizar los efectos de la contaminación y el polvo.

vista del espacio verde interior entre edificios con el paseo del filósofo
Fotografía de Marco Villa

La gran cubierta colgada, símbolo del proyecto, tiene un voladizo diseñado siguiendo el análisis del recorrido del sol, de esta forma se consigue un sistema de enfriamiento muy efectivo con estrategias pasivas. Los edificios igualmente incorporan otros sistemas inteligentes que trabajan conjuntamente para conseguir un ahorro energético total de más del 20%, como por ejemplo la combinación de luz natural y artificial o el sistema de calefacción y refrigeración de tercera generación.

vista interior de la cubierta suspendida
Fotografía de Foster+Partners

 

Foster+Partners

Escrito por Aina Pérez i Verge desde TURÍN
Fotografías de Piermario Ruggeri, Universidad de Turín, Marco Villa, Nigel Young, Foster+Partners y Aina Pérez i Verge

 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.