ARQUITECTOS DE LA GAE

Experiencia irrepetible en un bloque de hormigón, estudio de arquitectura Hago

Antonio Álvarez y Emilio Delgado del estudio de Arquitectura Hago en Madrid son los artífices de estos cuatro cajones de hormigón que se asoman sobre la loma de una colina en la provincia de Badajoz con unas vistas impresionantes al paisaje. Una propuesta que propone una experiencia única e irrepetible.

Experiencia irrepetible en un bloque de hormigón, estudio de arquitectura Hago© Carlos Pesqueira Calvo

Share This

  • linkedin
  • google+

Antonio Álvarez y Emilio Delgado del estudio de Arquitectura Hago en Madrid son los artífices de estos cuatro cajones de hormigón que se asoman sobre la loma de una colina en la provincia de Badajoz con unas vistas impresionantes al paisaje. Una propuesta que propone una experiencia única e irrepetible.






Las posibilidades de reflexión y actuación en una parcela que se situaba en el borde de una colina, frente a unas extraordinarias vistas sobre el paisaje de la vasta reserva de Orellana en Badajoz, brindaron al estudio de arquitectura Hago una experiencia única e irrepetible de proyectar en tan singular lugar.



El proyecto de los arquitectos contexturaliza sentimientos, actitudes y acciones que pueden tener lugar frente al medio natural y pretende darles una forma mediente las tipologías que demanda el cliente.



El proceso se fundamenta en saber mirar, ver y contemplar. De acuerdo con esta idea, algunas de las piezas que alberga el proyecto se han diseñado para poder ocuparse de forma  temporal, vaciando el espacio interior hacia en el horizonte. Esta forma de ocupación establece la forma sólida y severa de la construcción de hormigón de forma pura y contundente, pero rodea el espacio y se asoma al límite como un hueco plegado.



Como Adalberto Libera hizo en Capri, la ventana se introduce como generadora del espacio en favor del paisaje (mirar), la luz (ver) y el tiempo (contemplar).



El complejo esta compuesto por cuatro apartamentos de vacaciones que asemejan cuatro grandes bloques de hormigón que se posan en equilibrio en lo alto de la loma.



Cada vivienda consta de una habitación, una zona húmeda con baño y cocina y una zona de comedor-estar que se proyecta hacia el exterior. La visión del conjunto se armoniza con el medio ambiente y genera una particular relación entre la arquitectura y el lugar en el que se asienta.













Datos:



  • Arquitectos:  Estudio Arquitectura Hago

  • Situación:Orellana la Vieja, Badajoz,

  • Colaboradores:  Antonio Álvarez-Cienfuegos Rubio & Emilio Delgado Martos

  • Superficie: 210.0 m2

  • Año: 2011

  • Presupuesto: 228.588 €

  • Fotografía: © Carlos Pesqueira Calvo
Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.