GRANDES DESPACHOS

Estructuras apilables. Edificio escolar en Leutschenbach, de Christian Kerez

En los últimos años, Christian Kerez se ha convertido en uno de los arquitectos suizos de mayor proyección internacional. En obras como el edificio escolar proyectado en Leutschenbach (Zúrich), se encuentran algunos de los conceptos recurrentes a lo largo de su trayectoria, indagando en las relaciones que se establecen entre el espacio arquitectónico, la estructura y los detalles.

Estructuras apilables. Edificio escolar en Leutschenbach, de Christian KerezEdificio escolar en Leutschenbach (Zúrich), Christian Kerez. Imagen: Maico Presente

Share This

  • linkedin
  • google+

En los últimos años, Christian Kerez se ha convertido en uno de los arquitectos suizos de mayor proyección internacional. En obras como el edificio escolar proyectado en Leutschenbach (Zúrich), se encuentran algunos de los conceptos recurrentes a lo largo de su trayectoria, indagando en las relaciones que se establecen entre el espacio arquitectónico, la estructura y los detalles.

Desde que, en 1993, Christian Kerez abriera su propio estudio de arquitectura, cada uno de sus nuevos proyectos ha sido enfocado como un reto, como una nueva oportunidad de creación arquitectónica basada siempre en la incertidumbre, sin ninguna convicción establecida a priori.

En sus propias palabras: “Yo empiezo un diseño cuestionando las cosas. No puedo arrancar basándome en una afirmación o en una convicción cualquiera. En vez de comenzar cumpliendo las expectativas del programa o del cliente, prefiero empezar planteándome preguntas. Es un punto de partida muy frágil, y hace que la tarea de un arquitecto no sólo sea más difícil sino que también más arriesgada. Esta incertidumbre, y este deseo de incertidumbre, que casi llega a la desesperación, es la única posibilidad de que la obra de un arquitecto no acabe siendo una colección sin fin de proyectos parecidos. Para encontrar algo nuevo en arquitectura uno tiene que estar dispuesto a renunciar a todo lo que haya hecho hasta entonces”.

Edificio escolar en Leutschenbach (Zúrich), Christian Kerez. Imagen: Wojtek Gurak

A pesar de que el conjunto de la obra de Christian Kerez muestra un carácter poliédrico y heterogéneo, en cualquiera de sus proyectos se detecta, fácilmente, la obsesión por investigar sobre el espacio arquitectónico y las relaciones que se establecen con la estructura y los detalles.

Una obra paradigmática de su producción es el edificio escolar en Leutschenbach (Zúrich. Suiza), con el que ganó el premio Velux Daylight en el año 2014. Se trata de un programa docente, donde se inscriben unidades de educación primaria y secundaria, junto a usos complementarios, como gimnasio, biblioteca o salón de actos.

Se implanta en una parcela de amplias perspectivas, gracias a la poca edificabilidad que la delimita. Esa característica del lugar se potencia gracias al planteamiento de un edificio ligero resuelto como una estructura de piel y huesos: cerramientos de vidrio y estructura de acero.

Edificio escolar en Leutschenbach (Zúrich), implantación. Imagen: Christian Kerez

Edificio escolar en Leutschenbach (Zúrich), Christian Kerez. Imagen: Roderick Trompert

El edificio destaca por su estructura de marcos de acero superpuestos en capas o estratos apilados. Los diferentes niveles se conforman mediante grandes vigas en celosía, cuya trama en zigzag genera la imagen exterior de la edificación. Cada estrato se configura con una geometría similar, pero adaptada a las luces, girada en relación a las capas adyacentes, trasladada al perímetro o descompuesta en cerchas paralelas.

Estructura del edificio escolar en Leutschenbach (Zúrich). Imagen: Christian Kerez

Edificio escolar en Leutschenbach (Zúrich), Christian Kerez. Imagen: Christian Kerez

Para Christian Kerez, el término estructura evoca la acumulación de elementos idénticos o semejantes a la hora de componer un edificio. La estructura portante se visualiza claramente como una combinación de elementos diferentes, pero que, inequívocamente, permite reconocer en ellos una unidad. 

Edificio escolar en Leutschenbach (Zúrich), Christian Kerez. Imagen: Christian Kerez

Edificio escolar en Leutschenbach (Zúrich), Christian Kerez. Imagen: Roderick Trompert

La planta baja se retrotrae reduciendo la huella del edificio sobre el terreno. El cerramiento de vidrio desmaterializa el perímetro exterior, extendiendo visualmente el espacio interior acotado con el espacio exterior circundante. Los espacios cerrados se centran en la planta y quedan delimitados por U-glass. Este cerramiento permite la iluminación natural de esos espacios, aunque evita la relación visual entre ellos.

Edificio escolar en Leutschenbach (Zúrich), Christian Kerez. Imagen: Christian Kerez

Las plantas destinadas a aularios muestran vuelos a lo largo de todo su perímetro. Las losas de hormigón se pliegan acogiendo las instalaciones y sirviendo de soporte de luminarias, difusores y rejillas. El perímetro continuo, como espacio de extensión de los usos interiores, se protege con barandilla de vidrio, siguiendo con la idea de cerramiento desmaterializado.

La compartimentación de las aulas se realiza, de nuevo, con U-glass, introduciendo en su interior luz difusa y consiguiendo la independencia visual de los diferentes ámbitos.

Edificio escolar en Leutschenbach (Zúrich), Christian Kerez. Imagen: Christian Kerez

Edificio escolar en Leutschenbach (Zúrich), Christian Kerez. Imagen: Christian Kerez

El programa de aulas se dispone en dos bandas paralelas a la fachada longitudinal. El espacio central que las separa evita el carácter de pasillo o corredor. Se trata de un espacio abierto y de dimensiones generosas que permite acoger diferentes actividades, espacios de relación o la ampliación del espacio docente de las aulas.

De manera similar a las plantas de aulas, las escaleras se ubican en el centro de un gran espacio abierto en la cuarta planta, conformando un gran vestíbulo de acceso a los uso públicos, como el salón de actos o la biblioteca. Las barandillas y protecciones verticales de estos núcleos de comunicación vertical se conforman, nuevamente, con U-glass, unificando la imagen interior de todos los espacios.

Edificio escolar en Leutschenbach (Zúrich), Christian Kerez. Imagen: Christian Kerez

Edificio escolar en Leutschenbach (Zúrich), Christian Kerez. Imagen: Christian Kerez

El remate del edificio lo compone el volumen del gimnasio, definido exteriormente por una celosía perimetral, que repite las referencias estructurales del resto de niveles. El interior se conforma como un gran vacío, visualmente conectado con el exterior. La materialización de piel y huesos está aquí mucho más remarcada.

Desde este nivel superior, una escalera exterior nos conduce a la planta baja. Las losas inclinadas repiten con su inclinación el motivo en zigzag de la celosía.

Edificio escolar en Leutschenbach (Zúrich), Christian Kerez. Imagen: Christian Kerez

Edificio escolar en Leutschenbach (Zúrich), Christian Kerez. Imagen: Heinrich Schmidt

Edificio escolar en Leutschenbach (Zúrich), Christian Kerez. Imagen: Roderick Trompert

El análisis de la obra de Christian Kerez lleva inevitablemente a la conclusión de que sus investigaciones nunca se centran en la forma. Sus palabras también lo demuestran: “Más que por la voluntad de desarrollar un vocabulario personal, o un estilo propio, mi arquitectura se guía mucho más por la búsqueda de criterios, por un afán de evidencia arquitectónica, y por el deseo de crear edificios cuya apariencia no pueda ser otra, porque ése es exactamente el aspecto que ha de tener -al margen de toda preferencia estética- por razones estrictamente lógicas que obedezcan a necesidades intelectuales evidentes”.

Los textos entrecomillados se han extraído de: KEREZ, Christian: “Glosario”, El Croquis, 182, 2015, págs. 14-19.

http://www.kerez.ch/

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.