Escuela primaria Maria Grazia Cutuli en Afganistán

La escuela primaria Maria Grazia Cutuli, diseñada por los arquitectos 2A+P/A, IaN+ y ma0, ha sido construida en mitad del seco y polvoriento paisaje caracterizado por el color marrón del terreno de Hera, Afganistán. El lugar elegido para la construcción del nuevo equipamiento ha sido Kush Rod, un poblado especialmente necesitado en el que los escolares únicamente disponían de un establo o de la sombra de un árbol como centro de estudios.

Escuela primaria Maria Grazia Cutuli en AfganistánMaria Grazia Cutuli

Share This

  • linkedin
  • google+

La escuela primaria Maria Grazia Cutuli, diseñada por los arquitectos 2A+P/A, IaN+ y ma0, ha sido construida en mitad del seco y polvoriento paisaje caracterizado por el color marrón del terreno de Hera, Afganistán. El lugar elegido para la construcción del nuevo equipamiento ha sido Kush Rod, un poblado especialmente necesitado en el que los escolares únicamente disponían de un establo o de la sombra de un árbol como centro de estudios.

La construcción en zonas de conflictos bélicos acarrean numerosos factores, como la reconstrucción de las relaciones sociales a través del fomento de actividades y la creación de lugares que puedan estimular el crecimiento de la comunidad. En 2001 Maria Grazia Cutuli, una prominente periodista italiana, fue asesinada por un grupo armado en Afganistán. Después de diez años, la fundación que recibe su nombre ha decidido construir un 'símbolo para la paz', una escuela concebida como un espacio educativo alternativo a las tipologías relacionadas con las reconstrucciones de emergencia de la posguerra.

El primer reto fue la investigación de un marco capaz de adecuar las necesidades funcionales con espacios evocativos para propiciar actividad social. El conjunto docente está pensado a partir de una linea envolvente alrededor de una serie de módulos dispuestos de manera aparentemente aleatoria. Estas 'células educativas' acogen en su interior ocho aulas con capacidad para 30 alumnos, una biblioteca con doble altura, un despacho de secretaría, dependencias del personal y una enfermería.

 

Tanto los espacios internos como los externos contribuyen a la definición del ambiente educativo, Entre cada bloque de aulas se han creado una serie de espacios recogidos y con una escala pensada para que los pequeños puedan disfrutar de zonas de juego y de descanso bajo la sombra de más de cincuenta árboles. El patio principal, de mayor tamaño y en claro diálogo con los edificios, se convierte en el espacio social idóneo del conjunto escolar.

El interior de la parcela alberga también unas zonas ajardinadas y horticulturales para fomentar las actividades educativas por parte del profesorado. La biblioteca de doble altura, el único de los módulos completamente visible desde más allá del muro perimetral, está dotado en planta baja de unos grandes paños de vidrio que relacionan el jardín con el interior del edificio.

La totalidad del edificio ha sido ejecutada mediante estructura de hormigón armado y cerramientos de ladrillo caravista pintado con tres tonalidades diferentes de azul para evitar los costes de un eventual revoco exterior. Todos los materiales así como los sistemas constructivos aplicados han sido definidos según los métodos locales. Las obras fueron ejecutadas por una empresa constructora local empleando trabajadores afganos. La orientación de las aulas y el diseño de las fachadas han sido pensados para optimizar el aprovechamiento de la luz solar y de la ventilación natural.

En un momento en el que la imagen prima sobre la propia arquitectura, los autores buscaron redescubrir la importancia del rol social de la arquitectura. La escuela no pretende solucionar grandes problemas mediante teorías políticas o conceptos utópicos sino únicamente ocuparse de las necesidades del momento. La escuela pudo abrir sus puertas tras solamente un año desde que empezara su concepción.

 

 

 

Ficha técnica

 

Emplazamiento: Kush Rod, Injil district, Herat, Afghanistan

Fecha de finalización: Abril de 2011

 

Autores: Gianfranco Bombaci (2A+P/A), Carmelo Baglivo, Luca Galofaro, Stefania Manna (IaN+), Massimo Ciuffini, Kerry Di Tardo, Alberto Iacovoni, Luca La Torre (ma0/emmeazero) y Mario Cutuli

 

Estructuras: Federico Croci, Studio Croci Associati

Paisajismo: Luigi Politani, Ong GVC

Gestión del proyecto: Ali Reza Taheri

Project officer: PRT di Herat, Emanuele Aresu, Gioacchino D’Aniello, Antonino Inturri, Marco De Micco

Desarrollo: Behsazan Sharq Building & Construction Co.

Coordinación: Fondazione Maria Grazia Cutuli

 

Colaboradores: Valeria Bartolacci, Antonino Crea, Domenica Fiorini, Maxim Mangold, Valentina Morelli, Consuelo Nunez Ciuffa (2A+P/A), Juliette Dubroca, Simone Lapenta, (IaN+), Manfredi Mazziotta (ma0/emmeazero), Mario Cutuli, Marco Bordone

 

Sponsor: Colour Fabric San Marco Venice, ANCE Catania (National Association of Builders)

Fotografía: Giovanna Silva, Antonio Ottomanelli

 

 

Superficie de la parcela

2000 m2 (40x50 m)

Superficie construida

650 m2

Jardín

700 m2

Superficie ajardinada

650 m2

Número de aulas

8

Número de estudiantes por aula

34

Número de estudiantes diarios (3 turnos)

800

 

 

 

 

Coste del proyecto:

El precio global del proyecto ronda los 150.000 euros, y ha sido financiado por la Fondazione Maria Grazia Cutuli. También ha contado con el apoyo del periódico italiano Corriere della Sera que donará cincuenta ordenadores para uso escolar, la Administración de la provincia de Catania que costeará los gastos del patio de juegos, así como de la fábrica de pinturas Coloroficio San Marco de Venecia que ha donado toda la pintura necesaria para el proyecto.

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.