RECUPERACIÓN DE ARQUITECTURA INDUSTRIAL

Escuela de Hostelería y Turismo, Souto de Moura-Correia

La Escuela de Hostelería y Turismo de Portalegre en Portugal se sitúa en los terrenos que ocupaba la antigua fábrica de corcho Robinson. Portalegre tradicionalmente ligada a la industria textil de los tapices dio un salto cuantitativo con la creación de Robinson en el siglo XIX. 

Escuela de Hostelería y Turismo, Souto de Moura-CorreiaEduardo Souto de Moura y Graça Correia

Share This

  • linkedin
  • google+

La Escuela de Hostelería y Turismo de Portalegre en Portugal se sitúa en los terrenos que ocupaba la antigua fábrica de corcho Robinson. Portalegre tradicionalmente ligada a la industria textil de los tapices dio un salto cuantitativo con la creación de Robinson en el siglo XIX. 

Cuando la fábrica se trasladó a las afueras a la nueva zona industrial dejó aproximadamente 6 hectáreas de terreno en el área central del municipio, además de un importante patrimonio industrial, almacenes y oficinas.

Los arquitectos Eduardo Souto de Moura y Graça Correia encargados de desarrollar el plan de ordenación del conjunto se inspiraron en modelos de recuperación de la memoria industrial como “La Fábrica Pompeia en São Paulo de Lina Bo Bardi”. La idea generadora fue la recuperación de la antigua fábrica como un elemento común dentro de la trama urbana, de manera que los edificios nuevos y los existentes conviviesen garantizando la pervivencia de la implantación original y conservando la memoria histórica a través del patrimonio industrial. Los edificios existentes se rehabilitarán para albergar nuevos usos.

El Edificio de la Escuela de Hostelería y Turismo define la calle principal que recorre el terreno, articulando el tejido restante y permitiendo el entendimiento de éste como trama urbana. Se posa sobre el desnivel existente dando respuesta distinta a cada una de sus dos fachadas principales.

Hacia el sur es como una caja colgada sobre el paisaje, define una gran terraza a la que vuelca el programa principal: aulas, biblioteca, restaurante y bar. Hacia el norte, donde se encuentra la calle, la caja se divide en dos volúmenes cerrados, uno longitudinal, de color ocre, en el que se sitúan las oficinas y espacios auxiliares y el otro de planta cuadrada y color añil que contiene las cocinas e infraestructuras de apoyo y aprendizaje. Ambos cuerpos se iluminan y ventilan a través de patios que se generan retranqueando el cerramiento de las estancias del muro delimitador de la fachada.

El acceso se produce en el encuentro entre ambas piezas, totalmente acristalado ofrece vistas cruzadas hacia el paisaje y la trama urbana.

La Escuela con capacidad para 250 alumnos imparte cursos de formación en nuevas técnicas y perfeccionamiento con la intención de mejorar la oferta gastronómica de la región.

Además de la Escuela se han finalizado otras actuaciones del plan de ordenación, como el aparcamiento que se ha ubicado en una antigua estructura de bóvedas de hormigón y celosía cerámica que ha sido rehabilitada y dos auditorios, el primero alojado en un edificio exento de acero con instalaciones vistas modelo habitual en la arquitectura fabril y el segundo integrado en una de las salas de la antigua fábrica.

© Fotos Luis Ferreira Alves

© Planos Eduardo Souto de Moura y Graça Correia

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.