La elegancia de las villas de Benicásim

Elegancia y glamour en las villas de Benicásim. Parte IV

Terminamos nuestro recorrido por las Villas de Benicásim visitando el Infierno y algunos de los edificios más elegantes de todo el paseo, escenario de algunas películas y series. Entre ellos, destaca Villa Victoria.

Elegancia y glamour en las villas de Benicásim. Parte IV © Villa Elisa, fotografía sjll.

Share This

  • linkedin
  • google+

Terminamos nuestro recorrido por las Villas de Benicásim visitando el Infierno y algunos de los edificios más elegantes de todo el paseo, escenario de algunas películas y series. Entre ellos, destaca Villa Victoria.


Villa Victoria.



Una villa cuya combinación de elementos estilísticos franceses sirvió como precedente para la utilización del apodo de “Biarritz Levantino” para el resto de las villas. Construida en 1911, pronto se convirtió en el centro neurálgico del llamado “Infierno” por sus desenfrenadas reuniones sociales a las que acudían los personajes más reconocidos de la alta sociedad y el mundo del espectáculo. Años más tarde durante la Guerra Civil sería rebautizada cono “Villa Cultura” ya que en ella se emplazó la biblioteca, y tuvieron lugar las proyecciones de películas soviéticas, aunque por supuesto continuaron organizándose bailes.





Villa Carpi.



Esta villa aún mantiene en el frontón que remata su fachada el nombre de su primer propietario, Sebastián Carpi conocido empresario de Castellón. Lo más característico de ella son sus rejas de hierro forjado en color verde tanto en las terrazas como en las delgadas columnas que las sostienen. Su estilo nos recuerda al Paseo de la concha de San Sebastián.





Villa Paquita.



Construida a finales del siglo XIX forma junto con Villa Amparo y Villa Carpi, el primer conjunto edificado del Paseo. Su estructura todavía mantiene la original: una sola planta elevada con terraza delantera y fachada rematada con balaustrada y frontón donde se puede leer el nombre de la villa. Otro elemento común son los jardines delantero poblados con palmeras y pinos, especies características de la zona.





Villa Elisa.



Construida en 1942, desde el principio se erigió como una de las villas más importantes de la posguerra. Perteneció a Elisa Carpi esposa del conde Joaquín Bau, presidente del consejo del Reino. En la actualidad es propiedad del ayuntamiento de Benicasim que la utiliza como sede de actividades socioculturales. Su apariencia es totalmente renacentista con dos torres laterales y una sinuosa terraza apoyada sobre las arcadas del porche. En su jardín: un enorme árbol monumental, una higuera australiana, palmeras, pinos y más de 3 especies diferentes.



En 1999 fue escenario del rodaje de la película Segunda Piel del director Gerardo Vera y protagonizada por Javier Bardem, Jordi Mollá y Ariadna Gil. También ha compartido protagonismo con Villa Victoria ambas como escenario de la serie sobre la vida de Vicente Blasco Ibáñez que fue rodada por el director valenciano Luis García Verlanga en 1997, quien también rodó en el hotel Voramar, la comedia Novio a la vista en 1954.





Villa con Torre.



Es una de las construcciones más espectaculares del paseo. Es original por su arquitectura con reminiscencias renacentistas y medievales y por la arriesgada disposición de sus volúmenes. El elemento más característico es sin duda, el torreón, decorado con almenas y tejas vidriadas que aunque no formaba parte de su estructura original, se ha convertido en su seña de identidad. En su parte posterior conserva adosada la Ermita del Pilar.





Hotel Voramar.



Su terraza es el símbolo de toda una época de glamour y estilo. La longeva trayectoria del establecimiento se debe al empresario Juan Pallarés que en 1929 se lanzó a la construcción de una casa de baños y café-restaurante. Tres años más tarde se ampliaría el edificio con la construcción de una terraza orientada al mar y un hotel. Durante la Guerra Civil fue hospital militar.





© Fotografías sjll.es



 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.