HISTORIA DE LA ARQUITECTURA

El Tajín, ciudad precolombina

El Tajín fue la principal ciudad clásica y postclásica de la costa del Golfo de México, cercana a la actual ciudad de Veracruz. Ocupaba una extensa superficie de terreno ondulado sobre la que fueron diseminados numerosos grupos de construcciones, sin un orden aparente. Los primeros habitantes de El Tajín eran antepasados de los totonacas, pueblo indígena mesoamericano, de hecho se cree que esta ciudad precolombina fue la capital del Imperio Totonaca, y que alcanzó su máximo esplendor entre los años 800 y 1150.

El Tajín, ciudad precolombinaEl Tajín, ciudad precolombina

Share This

  • linkedin
  • google+

El Tajín fue la principal ciudad clásica y postclásica de la costa del Golfo de México, cercana a la actual ciudad de Veracruz. Ocupaba una extensa superficie de terreno ondulado sobre la que fueron diseminados numerosos grupos de construcciones, sin un orden aparente. Los primeros habitantes de El Tajín eran antepasados de los totonacas, pueblo indígena mesoamericano, de hecho se cree que esta ciudad precolombina fue la capital del Imperio Totonaca, y que alcanzó su máximo esplendor entre los años 800 y 1150.

Las ruinas de El Tajín no han sido muy exploradas, la mayoría de los montículos no se han investigado. El grupo conocido como Tajín Chico y la famosa pirámide de los Nichos han concentrado las reconstrucciones.

El centro ceremonial y cívico de El Tajín se construyó sobre tres niveles aprovechando una superficie llana de terreno y una colina, por el este y el sureste queda rodeada por dos arroyos. En el nivel inferior, situado más al sur y en el llano, se disponen las construcciones más antiguas. La pirámide de los Nichos se emplaza en este nivel. Se trata de uno de los ejemplos más notables de edificación religiosa de las culturas indígenas Mesoamericanas. De planta cuadrada, está formada por seis cuerpos escalonados, cuenta con una única escalinata. Estaba rematada por una plataforma superior sobre la que se construyó un templo, desaparecido actualmente, que constituiría su séptimo cuerpo. En su composición emplea simples elementos repetidos que logran una interesante serie de ritmos horizontales y verticales que se acentúa con la caída del sol.

La ciudad fue creciendo en sentido sur-norte, cuando se colmató la edificación en este primer nivel se aterrazó la colina vecina formando sucesivamente los dos siguientes niveles.

Tajín Chico es como se conoce al grupo central, que fue construido en el nivel intermedio sobre una colina nivelada artificialmente. Los edificios que lo componen tuvieron carácter civil, y se construyeron con posterioridad a la pirámide de los Nichos.

En el nivel superior, el situado más al norte, se edificó el edificio de las Columnas.  Era una pirámide de tres cuerpos rematada por un templo rectangular, se asentaba sobre una gran platea que continuaba hacia el oeste formando una plataforma semicerrada por varios montículos sin explorar. Este tercer nivel queda a 25 metros sobre la pirámide de los Nichos, es por ello que goza de unas excelentes vistas de este sorprendente conjunto.

El juego de pelota era un ritual sumamente relevante en la ciudad, así lo reflejan las diecisiete canchas registradas en el sitio y el enorme esfuerzo tanto en su construcción como en su decoración, a base de esculturas en bajorrelieve. Este rito era regido en Mesoamérica por la deidad Quetzalcóalt, requería de habilidades corporales especiales que se lograban mediante un exigente entrenamiento, es por ello que debían existir jugadores profesionales. La parafernalia de estos jugadores incluía aditamentos tales como las hachas, las palmas y los yugos.

Los habitantes de El Tajín llegaron a desarrollar una arquitectura con elementos propios y únicos, y una original escultura en piedra en la que sobresalen curiosas “palmas”, “hachas” y “yugos” en basalto o andesita.

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.